EL CONSELLEIRO PUSO EN VALOR LOS COMPROMISOS ASUMIDOS POR INDRA Y INAER PARA PONER A GALICIA A LA VANGUARDIA DEL SECTOR

Conde destaca en el Parlamento que el proyecto de Rozas fortalecerá el tejido industrial gallego

En una intervención en el Parlamento gallego, Francisco Conde, conselleiro de Industria, destacó que el proyecto del polo tecnológico e industrial de aviones no tripulados de uso civil, que tiene como centro neurálgico el aeródromo de Rozas, en Lugo, “fortalecerá el tejido industrial gallego y generará nuevas oportunidades de empleo para los jóvenes gallegos”.

Conde destaca en el Parlamento que el proyecto de Rozas fortalecerá el tejido industrial gallego
Francisco Conde compareció en el pleno del Parlamento gallego./X.C.
Francisco Conde compareció en el pleno del Parlamento gallego./X.C.

Francisco Conde subrayó el compromiso de permanencia de Indra y Inaer, elegidas como socios de la Xunta en este proyecto, y sus inversiones, como mínimo hasta el año 2026, contribuyendo a convertir a Galicia en un referente del sector y a fijar, modernizar y diversificar el tejido productivo.

Conde recordó que ambas compañías invierten 75 millones en el proyecto, que se suman a los 40 aportados por la Xunta para contabilizar un total de 115 millones en apoyos, que permitirán poner en marcha iniciativas que supondrán la creación de 600 puestos de trabajo directos e indirectos, y generarán un “efecto multiplicador entre las empresas, universidades y centros tecnológicos gallegos, que participarán no sólo en las actividades de I+D+i sino también en la fabricación y comercialización de la tecnología”, mediante contratos que sumarán 42 millones.

El conselleiro puso en valor los compromisos asumidos por Indra y Inaer para poner a Galicia a la vanguardia del sector, resaltando que ambas compañías situarán en Galicia toda la cadena de valor al comprometerse a trasladar toda su actividad de aviones no tripulados a nuestra Comunidad; implantar 6 nuevas empresas en la comunidad; desarrollar un catálogo de productos que se fabricarán íntegramente en Galicia y se comercializarán a nivel mundial; impulsar tecnologías transversales de alto impacto en otros sectores como el naval y la automoción; y construir el parque tecnológico-industrial de Desbroces, que complete las actuales capacidades del aeródromo.

Para esto, recordó el conselleiro, el aeródromo lucense incorporará la fábrica de helicópteros no tripulados de Inaer, la fábrica de aviones no tripulados de Indra, un centro tecnológico, una oficina de diseño y certificación, una unidad de instrucción y formación de pilotos, otra unidad de instrucción y formación de sensores, un centro de control de tráfico aéreo, un nuevo hangar y una incubadora de empresas.

Todos estos productos que se desarrollarán en Galicia contarán con las certificaciones necesarias a través del Centro de Investigación Aerotransportada (CIAR), puesto en marcha por el INTA y la Xunta con una inversión de 10 millones en Rozas, y que, subrayó, es la ventaja competitiva de Galicia frente a sus competidores, con capacidades clave como la certificación de nuevos vehículos. Conde resaltó que este centro mixto se dedica en exclusiva a la I+D+i y certificación para uso civil, un deber recogido tanto en el convenio de su creación, publicado en el BOE, como en los requisitos de los fondos europeos con los que se financia. En el que respeta a las infraestructuras del CIAR, Conde apuntó que ya se están concluyendo la construcción de las nuevas oficinas, el hangar y la torre de control.

Esa misma transparencia, dijo el conselleiro, se mantuvo durante todo el proceso de selección de los socios tecnológicos del polo de aviones no tripulados. Un proceso caracterizado por la rigurosidad “y transparencia” del procedimiento, con una licitación pública y con la publicación de todos los criterios de valoración y ponderación en los diarios oficiales y una web específica. La candidatura conjunta de Inaer e Indra, defendió el conselleiro, fue “la oferta que tuvo más puntuación por parte de la Comisión de Valoración, y por ser la más ventajosa para los intereses de Galicia”.

Críticas de la oposición

Tras esta comparecencia del titular de Industria, la diputada del BNG, Carme Adán, calificó de "propaganda preelectoral" el anuncio del polo tecnológico de aviones no tripulados y recalcó que "non existe unha planificación industrial e programa que vertebre un centro aeroespacial do sur da provincia de Pontevedra, un grao na universidade de Ourense e o centro de Rozas". La parlamentaria nacionalista demandó a Conde su compromiso con el "uso civil" de toda la investigación que se desarrolle en Rozas y la "coordinación" con los centros aeroespaciales que existen en Galicia.

 

 

 

Comentarios
Conde destaca en el Parlamento que el proyecto de Rozas fortalecerá el tejido industrial gallego