Buscar
21:36h. Lunes, 23 de Abril de 2018

DA EMPLEO A MÁS DE 1.200 PERSONAS

La aeronáutica gallega, un sector con expectativas de crecimiento

Los principales actores del sector aeronáutico gallego se han reunido este jueves en Vigo en el II Congreso Internacional Aeronáutico y Espacial de Galicia.

Clausura del II Congreso Internacional Aeronáutico y Espacial de Galicia.
Clausura del II Congreso Internacional Aeronáutico y Espacial de Galicia.

Industria, universidad y administración han debatido sobre el futuro del sector aeronáutico y espacial de Galicia, un sector que durante los últimos años movió en nuestra Comunidad alrededor de 100 millones de euros en inversiones y cuyas expectativas de crecimiento para los próximos años son muy positivas.

La apertura de la jornada estuvo presidida por Enrique Mallón, presidente del Consorcio Aeronáutico Gallego, y en ella participaron también el rector de la Universidad de Vigo y presidente de Cinae (Centro Gallego de Innovación Aeroespacial), Salustiano Mato; el alcalde de Vigo, Abel Caballero; la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; la directora de la Axencia Galega de Innovación, Patricia Argerey y la directora de Promoción Económica del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, Rosa Eguizábal.

Los principales expertos del negocio analizaron las posibilidades de desarrollo por las que está apostando fuertemente Galicia como son los drones. La primera en intervenir fue Patricia Argerey, que centró su intervención en el polo de Rozas (Civil UAVs Initiative) y, tras ella, se contó con la participación de  representantes de las principales empresas del sector. Intervinieron, entre otros, Francisco Barcala, de Indra, que centró su intervención en el autopiloto para sistemas aéreos tripulados remotamente; José Luis Díaz, director de I+D de Babcock, que abordó los escenarios específicos para operaciones comerciales complejas con drones; José Antonio Veroz, de Alestis Aerospace, para hablar de la gestión de la cadena de subministros y su evolución en el mundo digital; Santiago Benito, presidente de Space en España, que se refirió el desarrollo y transformación en la cadena de suministro aeronáutico; el director general de AED Portugal, Joâo Romana, que afondó en la situación del sector su país; y, por último, Eduardo Carrillo, de la empresa Boeing, que habló de tecnología y transporte aéreo.

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, fue el encargado de clausurar el encuentro, avanzando que la Xunta trabaja en una nueva licitación para la atención cardiovascular de peregrinos a través de aviones no tripulados. Conde recordó que la futura aceleradora vinculada al sector aeronáutico, que se pondrá en marcha en Lugo, servirá también para dar respuestas tecnológicas a la industria y aportar “un nuevo pilar al sector, el del emprendimiento”.

Asimismo, la Conde se refirió al plan estratégico aprobado por el Estado que vaticina que el impacto económico de esta actividad podrá alcanzar los 1.220 millones de euros en 2035, superando los 1500 millones en 2050. Se estima, además, que se pasaría de 4.200 aviones no tripulados, que vuelan en la actualidad, a más de 50.000 en este horizonte de tiempo. El Decreto, además, consolida todos los usos que se están desarrollando en Galicia en los diferentes proyectos de Rozas, que emplean a 196 personas con la idea de superar las 440 en 2020.

Más de 1.200 empleados en Galicia

Este II Congreso Internacional sirvió también para poner sobre la mesa la relevancia económica que el sector aeronaútico está adquiriendo en Galicia. Entre otros datos, desde el Consorcio Aeronáutico Gallego, compuesto por más de 30 organizaciones vinculadas al sector aeronáutico, destacaron que en 2017 trabajaron en este ámbito 1.200 empleados, lo que supuso un incremento del 9%, o que la industria relacionada con este negocio facturó 127 millones de euros, un 6% más que en 2016. Todo este movimiento está, segundo explicaron, en manos de una treintena de empresas gallegas que trabajan directamente para grandes fabricantes o proveedores de primer nivel.