Buscar
17:24h. Martes, 25 de Septiembre de 2018

Informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM)

Desciende la actividad emprendedora en Galicia

El nivel de la actividad emprendedora se redujo en Galicia en 2016, según los datos del informe ejecutivo Global Entrepreneurship Monitor (GEM) que coordina en nuestra comunidad un equipo de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Marcos Balboa, José M. Cotos Yáñez, Norberto Penedo e Isabel Neira, en la presentación del informe./USC.
Marcos Balboa, José M. Cotos Yáñez, Norberto Penedo e Isabel Neira, en la presentación del informe./USC.

El estudio fue presentado este lunes en el Centro de Estudios Avanzados de la USC por la profesora Isabel Neira, directora técnica del equipo GEM Galicia, quien estuvo acompañada por el adjunto al rector para Transferencia, Innovación y Emprendemento, José M. Cotos Yáñez; el director del Área de Competitivdad del Igape, Norberto Penedo, y el presidente de AJE Galicia, Marcos Balboa. 

El indicador TEA (Total Early-stage Entrepreneurial Activity o actividad emprendedora total en las primeras etapas) recoge el nivel de actividad emprendedora de iniciativas nacientes (de menos de tres meses) y nuevas (con una antigüedad de entre 3 meses y 3 años y medio de actividad) medido en relación con la población de 18 a 64 años. Este nivel TEA se situó para Galicia en 2016 en 3,99 puntos porcentuales, frente a los 5,51 de 2015. En este contexto, la ratio TEA femenina superó a la masculina por vez primera en diez años contribuyendo a amortiguar a caída de la tasa de emprendimiento.

La profesora Isabel Neira, esponsable de este estudio, explicó que el descenso estuvo motivado "fundamentalmente por la caída de la actividad emprendedora por necesidad, más acusada en el caso de los varones". Por contra, la actividad emprendedora que se inicia por oportunidad continúa siendo la principal motivación para la apertura de un negocio en Galicia durante 2016 y "de hecho incrementa su importancia, siendo la voluntad de autonomía laboral su principal causa", explica la profesora Neira. Por el contrario, los proyectos iniciados por necesidad "continúan a ser cada vez menos relevantes como motor del emprendemento gallego", añade el estudio. Asimismo, durante 2016 descendió la tasa de abandono, siendo el principal motivo del cerrar la rentabilidad insuficiente del negocio.

Desciende la percepción de oportunidad para emprender

La caída de la tasa de actividad emprendedora lleva consigo un ligero descenso en la percepción de oportunidad para emprender: si en 2015 el 21,02% percibían las oportunidad para emprender, un año después bajaban al 20,81%. El temor al fracaso se mantiene coómo la barrera más relevante entre la población general a la hora de iniciar una actividad emprendedora, alcanzando en 2016 su máximo (53,67%). En este contexto, Isabel Neira destacó también el "importante descenso" en la identificación de oportunidades para emprender entre personas emprendedoras potenciales, del 37,45% en 2015 a 27,74% el pasado año.

En término generales "empeora la valoración global del entorno para emprender en Galicia por parte de las personas expertas con respecto a 2015 y en relación con España". El informe del equipo de la USC estima que el apoyo financiero (38,89) y las políticas del gobierno (11,11%) "se mantienen como los dos principales obstáculos a la actividad emprendedora". Según los expertos entrevistados, la mejora de las características de la fuerza laboral (22,86%) constituiría el principal estímulo a la actividad emprendedora en Galicia. Además, la mejora del apoyo financiero (28,57%) sigue siendo la principal recomendación para mejorar el ecosistema emprendedor gallego.

Perfil del emprendedor

En el caso de quien se encuentra en una fase incipiente, quienes emprenden son personas de aproximadamente 44 años, empleadas a tiempo completo, con un nivel de estudios obligatorios sin formación específica para emprender en la mayoría de los casos, y con un nivel de ingresos de entre 30.000 y 40.000 euros. En el caso del emprendimiento potencial, el informe identifica a una persona de aproximadamente 39 años con un nivel de renta media inferior a 10.000 euros. Finalmente, el emprendimiento en fase de consolidación se asocia con varones con un promedio de edad de 48 años y un nivel de renta entre 10.000 y 20.000 euros.

Aunque por vez primera en diez años el TEA femenino superó al masculino, se mantiene por debajo del promedio español (4,04% en Galicia frente al 4,66 de España). Con todo, el porcentaje de mujeres emprendedoras con estudios universitarios continúa a ser superior al de los varones (un 26,75% frente a un 20,44%). El informe también identifica "una cierta consolidación de las iniciativas emprendedoras lideradas por mujeres, que suelen emprender cuándo tienen entre 25 y 44 años, estudios superiores y formación específica para hacerlo, perciben rentas anuales por encima de los 30.000 euros y mantienen un hogar de entre 3 y 4 miembros".

Proyecto GEM

El proyecto GEM es el más importante observatorio sobre la actividad emprendedora a nivel mundial, que emplea una metodología de investigación propia y única para todos los países y regiones participantes.  Desde 2005 existe un equipo GEM Galicia liderazgo por un equipo de investigación perteneciente a la USC, que recibe apoyo económico del Igape.