Buscar
22:38h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

EL GOBIERNO GALLEGO QUIERE APROBAR LA NORMA EN OCTUBRE

Una reunión con la CEG abre la ronda de contactos de la Xunta para consensuar la Ley de implantación empresarial en Galicia

Con una reunión con el presidente de la patronal gallega y representantes de las confederaciones provinciales, el conselleiro de Economía, Emprego e Industria ha iniciado una ronda de contactos para consensuar la futura Ley de implantación empresarial, que la Xunta prevé aprobar en el mes de octubre.

El objetivo de esta ronda de encuentros es que el texto recoja el mejor escenario normativo posible, incorporando las aportaciones de los diferentes agentes económicos y sociales. Tal y como subrayó Francisco Conde, la norma busca convertir a Galicia en la Comunidad Autónoma que dé “más facilidades para poder invertir, con menos trabas burocráticas, más incentivos y menor fiscalidad”.

El conselleiro hizo hincapié en que la Xunta trabaja para que la creación de empleo vaya vinculada a una política que fije tejido industrial en Galicia, para lo cual es imprescindible el compromiso del empresariado. La reunión celebrada este lunes en San Caetano abordó con los representantes de la patronal gallega los ejes que vertebran la proposición de Ley: la simplificación administrativa, el acceso al suelo industrial, las ayudas para reducir la fiscalidad empresarial, junto con la respuesta a las necesidades de sectores productivos concretos. 

Así, entre otras medidas, se busca reducir a la mitad los plazos de tramitación de los proyectos empresariales para agilizar su puesta en marcha. En lo tocante al acceso al suelo, se incluye la posibilidad de desarrollar la urbanización parcial de áreas industriales; y también la creación del censo de suelo empresarial de Galicia para conocer las necesidades reales existentes. Además, se incorpora una medida para facilitar el pago aplazado y sin intereses en la compra de suelo público, al tiempo que se recogen iniciativas que ya se están en marcha como las bonificaciones en la venta de suelo público en los parques empresariales.

En el ámbito de la reducción de la fiscalidad empresarial, se activarán incentivos a las propias empresas para asumir tributos autonómico, así como incentivos a los ayuntamientos a través de su adhesión al convenio propuesto por la Xunta a la Fegamp. Así, para ser Concellos Doing Business, las administraciones locales ofrecerán bonificaciones de hasta el 95% en sus impuestos, así como la eliminación de tasas vinculadas con la industria, mientras que la Xunta establecerá medidas específicas que incluyan ayudas para el desarrollo empresarial en estos ayuntamientos.

A la reunión asistieron, entre otros, los presidentes de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antón Arias, la Confederación de Empresarios de A Coruña, Antonio Fontenla, y la Confederación Empresarial de Ourense, José Manuel Pérez Canal, el secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo, Jaime López, además del director del Igape, Juan Cividanes.