REUNIÓN CON EL DELEGADO DE ZONA FRANCA DE VIGO

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil se compromete a agilizar los trámites para desarrollar la PLISAN

El delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, David Regades, ha mantenido este miércoles un encuentro con el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, José Antonio Quiroga para impulsar las obras de urbanización de la PLISAN.

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil se compromete a agilizar los trámites para desarrollar la PLISAN
En el centro, el delegado de Zona Franca, David Regades, y el presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga.
En el centro, el delegado de Zona Franca, David Regades, y el presidente de la CHMS, José Antonio Quiroga.

El máximo responsable de la Zona Franca de Vigo ha tratado con la Confederación Hidrográfica la necesidad de acometer la urbanización de esta área, que asume el Consorcio, para lo que previamente se tiene que resolver tanto la acometida de los sistemas generales como el expediente de aprovechamiento para el abastecimiento de agua. El delegado, David Regades, manifestó su empeño personal en la resolución de todos cuantos problemas se presenten, o se hayan presentado, ya que “no podemos seguir demorando plazos en esta actuación esencial para proveer de suelo para la industria” dijo.

Durante la reunión, Regades recibió del presidente de la Confederación su compromiso para agilizar todos los trámites para que la PLISAN (Plataforma Logística Salvaterra-As Neves) se pueda desarrollar lo antes posible. “Hoy la PLISAN está más cerca de ser una realidad ya que estamos salvando obstáculos presentados durante los últimos meses por los que hubo que suspender temporalmente el contrato de urbanización” afirmó el delegado, quien agradeció a Quiroga su receptividad para la resolver los problemas planteados en esta compleja obra. El delegado también se interesó por el estado de las obras de la EDAR y las autorizaciones de vertido de sus colectores.

Más de ocho millones de inversión

La urbanización que llevará a cabo la Zona Franca supone una inversión de más de 8,8 millones de euros y permitirá poner a disposición de las empresas interesadas los primeros 536.548 metros cuadrados situados al norte de la actuación. Una vez realizadas las obras de viales y demás servicios, ofrecerán una superficie neta de parcelas de unos 206.000 metros cuadrados. El Consorcio también quiere llevar acabo la urbanización de la segunda fase de este suelo empresarial, en la que se han diseñado un tamaño de parcelas mayor.

Como incentivo a la industrialización de la zona, la comercialización de suelo sale a la venta con un precio de 50 euros por metro cuadrado para los primeros 100.000 metros que se vendan.

Comentarios
La Confederación Hidrográfica Miño-Sil se compromete a agilizar los trámites para desarrollar la PLISAN