La residencia pasiva andorrana: una oportunidad única para todos

En la actualidad la residencia no lucrativa o conocida también como residencia pasiva, es un recurso importante para los inversores que deseen establecerse en Andorra.
La residencia pasiva andorrana: una oportunidad única para todos
La residencia pasiva andorra es la mejor opción para establecerse de forma legal en el Principado./joannaaustin en Pixabay
La residencia pasiva andorra es la mejor opción para establecerse de forma legal en el Principado./joannaaustin en Pixabay

Y es que vivir en Andorra se hace más fácil cada día, gracias a la obtención de esta residencia pasiva andorrana, la cual va dirigida a las personas que no trabajen para alguien más. Esta forma de residencia es la mejor opción para establecerse de forma legal en el Principado, sin contar con un contrato laboral en dicho país. Por tanto, esta residencia va dirigida aquellas personas que tienen un mayor poder adquisitivo y que puedan vivir alquilando una propiedad o, por medio de fondos de inversiones bancarias, pensiones o cualquier otro medio de ingreso.

Esta es la opción ideal para los inversores o turistas que no tengan planeado mantenerse mucho tiempo en el país, ya que, para obtenerla solo es necesario permanecer 90 días en el Principado. En cambio, son 183 días de permanencia en Andorra para tener una residencia por cuenta propia; de esa forma los grandes inversores tienen la libertad de viajar casi todo el año sin mayor preocupación.

Este modo de vida va dirigido principalmente a los siguientes profesionales:

  • Científicos o personas cuyo mercado laboral esté relacionado con eventos de índole cultural o deportivo.
  • Empresarios o profesionales que tienen proyectos a nivel internacional.
  • Para inversores en Andorra.

Para poder optar por la residencia pasiva, los que invierten en Andorra debe seguir los siguientes pasos:

  • Tener un contrato de alquiler en el país o ser dueño de alguna propiedad.
  • Hacer una inversión de alrededor de 400.000 euros o depositar dicha cantidad a una entidad bancaria andorrana.
  • Tener un mínimo de 90 días de hospedaje en el país.
  • Un certificado de buena conducta.
  • Un certificado médico emitido por los servicios médicos de Andorra.
  • Contar con un seguro medico.
  • Y realizar un depósito de alrededor de unos 50.000 euros, mientras se resuelve el trámite de la residencia pasiva.
  • Un salario mínimo o una cantidad de ingresos que ronde los 190.000 euros si se cuenta con empleados deberá abonar el 100% por trabajador o persona a cargo

Por otro lado, para optar por la residencia pasiva a nivel cultural, científico o deportivo debe tener los siguientes requisitos.

  • Pasaporte.
  • Certificado de estado civil.
  • Tener una justificación de sus habilidades culturales, deportivas o científicas.
  • Certificación de buena conducta.
  • Seguro de pensión o poseer alguna pensión.
  • Un depósito de alrededor de 50.000 hasta que no se resuelva los tramites de la residencia pasiva en la AFA (Autoridad Financiera de Andorra).

En este caso los artistas, científicos o deportistas que poseen un reconocimiento importante a nivel mundial por su talento, son muy bien recibidos en el Principado de Andorra, ya que estos aumentaran de una manera importante la entrada de ingresos al país.

Ahora bien, si lo que se busca en obtener una residencia pasiva en Andorra, como base para proyectos internacionales, los inversores deben:

  • Tener a Andorra como sede principal o base de dicho proyecto.
  • Requerir los servicios de al menos una persona andorrana que trabaje en dicho proyecto.
  • Un 85% de los recursos o servicios prestados por el personal profesional, debe tener un activo o más fuera del Principado.
  • Certificar el movimiento monetario o económico de la actividad que se quiera llevar cabo.
  • Generar los suficientes ingresos económicos para sustentar la estadía de las personas que estén a cargo de dicho proyecto o actividad en el país.

Residir en Andorra tiene una serie de ventajas importantes, ya que este Principado cuenta con una serie de comodidades que ofrecen una muy apetecible calidad de vida, que permite que grandes inversores, científicos, deportistas o artistas, centren sus ojos en él. Y es que, por lo menos a nivel cultural, es un país rico en todo sentido. Y, también cuenta con una gran cantidad de visitantes extranjeros, dado que es vecino de dos grandes potencias culturales, como lo son España y Francia, y eso permite un mayor encuentro cultural y, además, es una manera de llevar cabo grandes eventos privados.

Las principales autoridades del Principado siempre buscan lo mejor para el país y se encargan de que los eventos que se realicen, dejen una gran cantidad de ingresos en el país, sin que los artistas, deportistas o profesionales que buscan una inversión en Andorra tengan que dejar gran parte de sus ganancias en impuestos.


 


 

Comentarios
La residencia pasiva andorrana: una oportunidad única para todos