ANÁLISIS

Las mejores commodities para invertir en 2020

Las commodities, el nombre técnico con el que nos referimos en el mundo de las finanzas a las materias primas, pueden ser una opción de inversión interesante ante un escenario bursátil complicado y marcado por el sobreprecio de las acciones. 
Las mejores commodities para invertir en 2020
Apostar por la caída del petróleo puede ser una operación financiera rentable de cara al nuevo año./PIXABAY.
Apostar por la caída del petróleo puede ser una operación financiera rentable de cara al nuevo año./PIXABAY.

Además, los brókeres ofrecen generalmente la posibilidad de ganar dinero si apostamos por la caída de una commodity. De esta forma, la libertad que tendremos para obtener ganancias no se ve limitada por la dirección alcista o bajista del mercado. Sin más dilación, pasamos a hacer un breve análisis del panorama de inversión en commodities en 2020.

Metales preciosos

Durante la última década, el oro no ha recibido mucho afecto de parte de los inversores, pero los recientes movimientos alcistas en su cotización han hecho que el interés por el oro se renueve, especialmente como valor seguro con el que afrontar la próxima crisis que se avecina. Algo similar sucede con la plata, tras años prácticamente olvidada en la cartera del inversor medio. Parece, por lo tanto, que los metales preciosos podrían dar muchas alegrías a los inversores en 2020.

Petróleo

Las importaciones y exportaciones de petróleo en la última década han marcado el ritmo de la economía mundial. Este es siempre un mercado con movimientos bruscos, no apto para los más cardíacos, pero con un gran potencial de ganancia. El precio del petróleo cedió recientemente la barrera de los 60 dólares a pesar del reciente ataque sobre una importante instalación petrolera en Arabia Saudí. Este movimiento sugiere una fragilidad en la demanda que en otras ocasiones se ha traducido en el inicio de una recesión. Además, gracias a la revolución del fracking en Estados Unidos, el mercado mundial de petróleo está más abastecido que nunca, lo que ejerce una presión bajista sobre el precio. Parece que apostar por la caída del petróleo puede ser una operación financiera rentable de cara al nuevo año.

Gas

Al igual que sucede en el sector del petróleo, la industria del gas está explotando con mucho éxito nuevas técnicas de extracción como el fracking, que resultan en un aumento considerable de la oferta disponible. En Estados Unidos, por ejemplo, los productores han tenido que hacer frente a una demanda más débil que la oferta, lo que ha desatado una brutal caída este año en el precio del gas. Si nos centramos en el caso del gas natural, la cotización ha llegado a bajar de los 4,6 dólares hasta rozar los 2 dólares este 2019, una caída muy acusada que al menos ha dado alegrías al consumidor, ya que ese es el principal motivo por el que nuestras facturas de energía se han visto reducidas este año. Si 2020 continúa con este mercado a la baja, apostar por la caída del precio podría darnos muchas alegrías.

En resumen, salvo en el caso de los metales preciosos, cuyos mercados están actualmente marcados por el optimismo, apostar por un mercado bajista de materias primas podría darnos más de una alegría en nuestra operativa financiera en el nuevo año.

Comentarios
Las mejores commodities para invertir en 2020