ABANCA RADIOGRAFÍA LA ACTIVIDAD COMERCIAL Y LOS HÁBITOS DE CONSUMO DE LOS GALLEGOS DURANTE LA PANDEMIA

Más tarjeta, menos efectivo, la realidad de los pagos en Galicia durante el confinamiento

El uso de tarjeta en supermercados y farmacias de Galicia se incrementó en un 40% durante las semanas de confinamiento, según se desprende del primer informe del Observatorio Abanca by IESIDE presentado este jueves.
Más tarjeta, menos efectivo, la realidad de los pagos en Galicia durante el confinamiento
Juan Carlos Escotet, en un momento de la presentación del primer informe del Observatorio Abanca by IESIDE.
Juan Carlos Escotet, en un momento de la presentación del primer informe del Observatorio Abanca by IESIDE.

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, el consejero delegado, Francisco Botas, y el presidente de Afundación e IESIDE, Miguel Ángel Escotet, detallaron por videoconferencia los datos del primer informe del Observatorio Abanca by IESIDE, que radiografía la actividad comercial y los hábitos de consumo observados en Galicia desde el inicio de la emergencia sanitaria hasta los últimos días de la fase 1 de desescalada.

El estudio ha sido elaborado a partir de los datos generados por los TPVs que Abanca tiene instalados en el 45% de los comercios gallegos, y que pertenecen a 121 sectores de actividad, y por los más de 875.000 gallegos que disponen de una tarjeta de la entidad. De él se desprende que el uso de la tarjeta como medio de pago aumentó un 40% durante el confinamiento en establecimientos de alimentación y farmacias, mientras que el uso del efectivo se reducía en más de 9 puntos en esta etapa. Además, las compras online crecieron del 15 al 52% durante el confinamiento.

Para el presidente de Abanca estos datos corroboran el auge del uso de medios de pago digitales frente al dinero en efectivo. “Es una tendencia que ya estaba escrita en todas las estimaciones que se estaban haciendo pero creemos  que este proceso va a desacelerar el uso del dinero físico”, valoró Juan Carlos Escotet.

El análisis realizado en este informe también recoge que la actividad comercial se redujo hasta el 59% en la tercera semana de marzo, repuntando hasta el 77% en la fase 0 y subiendo ya al 90% en la fase 1 (actualmente Galicia se encuentra ya en fase 2). Una tendencia de recuperación de la actividad de la que desde Abanca no se atreven todavía a estimar si continuará o se estancará. “No lo sabemos, lo relevante es que está creciendo la actividad mucho, nos está sorprendiendo en positivo”, reconocía Francisco Botas, consejero delegado del banco. “Esta primera reacción es un buen síntoma”, añadía Escotet.

La distribución de la cesta de la compra de los gallegos

De datos de uso de la tarjeta en compras que ha recopilado Abanca también se constata que el peso de la alimentación en la cesta de la compra pasó de un 31,5% antes de la pandemia, a un 70% durante el confinamiento, y en la actualidad se ha reducido al 51,8%. Por el contrario, el comercio minorista, que antes representaba el 33% del consumo  se redujo hasta un 12% durante la fase de confinamiento, para repuntar hasta el 2,69% en la fase 1. El peor dato lo arroja el ocio, que antes del covid-19 tenía un peso del 8,5% en el gasto de los gallegos: durante el confinamiento este gasto cayó hasta el 1% y apenas se recuperó en la fase 1 (subió al 2%).

Un comportamiento que ha sido similar en las cuatro provincias gallegas, “aunque tanto en A Coruña como en Pontevedra la evolución tiene un peldaño inferior que leemos que está correlacionado con el mayor peso del ocio y del turismo en estas dos provincias”, explicó Francisco Botas.

Juan Carlos Escotet afirmó que la entidad financiera pone a disposición de la sociedad gallega este informe “para la toma de sus decisiones” y Miguel Ángel Escotet añadió la ventaja que supone de disponer de datos en tiempo real porque “ayuda a tomar decisiones en tiempo real”. IESIDE ya está pensando en ampliar los datos que analiza para ofrecer un auténtico observatorio socioeconómico de la realidad gallega.

Comentarios
Más tarjeta, menos efectivo, la realidad de los pagos en Galicia durante el confinamiento