Más de 300 empresas cerraron sus puertas el año pasado

La facturación del sector metal gallego bajó un 12% en 2020, con el naval y la aeronáutica como subsectores más afectados

El secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha presentado este miércoles el informe anual sobre el sector metal en el que se constata una desigual afectación de la crisis del covid-19 al que es el principal sector industrial de Galicia.
La facturación del sector metal gallego bajó un 12% en 2020, con el naval y la aeronáutica como subsectores más afectados
Enrique Mallón, secretario general de Asime.
Enrique Mallón, secretario general de Asime.
Globalmente, el sector metal gallego, que representa el 20% del PIB gallego y el 43% del empleo industrial de la Comunidad, vio reducida su facturación un 12 %, hasta los 12.038 millones de euros, durante 2020. El empleo, por su parte, se redujo en un 2 %. Las 3.793 empresas que forman parte del sector metalúrgico emplearon durante el psado año a 57.345 personas. La crisis se llevó por delante a más de 300 empresas.

A diferencia de lo sucedido en el conjunto de España, donde exportaciones e importaciones cayeron durante 2020 (un 12,9 % las primeras y un 15,1 % las segundas), en Galicia el comercio exterior del sector metal mejoró sus cifras el pasado año: las exportaciones alcanzaron los 9.308 millones de euros, un 14,5 % más, y las importaciones solo bajaron un 8,7 % (hasta los 8.014 millones). El 44,6 % de todas las exportaciones gallegas pertenecen al sector metal, y dentro de ellas, el 72,3 % corresponden a la fabricación de vehículos y un 3,6 % al naval.

Análisis por sectores

Pero las cifras globales no representan con exactitud lo que ha sucedido en cada subsector durante 2020. Se puede hablar de sectores que han aguantado el tipo, como la automoción, metalmecánica y transporte, y las construcciones y estructuras metálicas, y otros que han recibido de lleno el golpe de la crisis, como el naval, marítima y energías marinas y el subsector de la aeronáutica y aeroespacial.

En la parte positiva, la automoción, que incrementó su facturación en 2020 en un 2 % , hasta los 8.823 millones de euros, y el empleo en un 1 %, hasta los 19.695 trabajadores. Pese al descenso de las matriculaciones de turismos en España (del 32,3 %), la fabricación de vehículos no se ha resentido en Galicia, como sí lo ha hecho en el conjunto del país. En la Comunidad gallega se fabricaron 496.515 unidades, un 22,1% frente a 2019. Un incremento que se justifica en la exportación, que creció un 32,6 % con respecto al año anterior.

Las empresas de construcciones y estructuras metálicas facturaron un 2 % menos que en 2019 (464 millones de euros) pero incrementaron el empleo un 3 % (hasta los 16.047 trabajadores). Asime destaca en su informe que la licitación pública en España se desplomó un 23 % en 2020, hasta los 14.114 millones de euros, aunque en Galicia creció un 96 % (559 millones de euros).

Naval y aeronáutica, los más afectados por la crisis

En la parte negativa del balance de 2020, la industria naval. La caída de la facturación alcanzó el 30 %, (826 millones en total) y el empleo se contrajo un 6 % (8.930 trabajadores en total). En el último año los astilleros gallegos sumaron solo tres nuevos pedidos, y tienen en cartera un total de 16 unidades, de las 44 que hay en construcción en astilleros españoles. La caída de nuevos pedidos alcanza el 75 %.

El aspecto positivo: el incremento de las exportaciones de la construcción naval gallega en un 33,6 %, llegando a 331,9 millones de euros.

Finalmente, la industria aeronáutica perdió un 40% de su facturación en 2020 (solo 79 millones de euros) y vio reducida su plantilla en Galicia en un 2 % (hay 1.225 personas trabajando en este sector). De nuevo el aspecto positivo viene por la parte de las exportaciones, que se incrementaron un 16 % el año pasado, llegando a los 9,95 millones de euros, en un contexto nacional de caída de exportaciones e importaciones. Hay que recordar que debido a la pandemia, el tráfico aéreo mundial perdió el 60 % de pasajeros y el sector tuvo pérdidas por 370.000 millones de dólares. Se estima que no será hasta 2024 cuando el sector regrese a los niveles de 2019.

Conclusiones

Tras informar de estos datos, el secretario general de Asime, Enrique Mallón, compartió las reflexiones que se hace la asociación que agrupa al sector metalúrgico gallego e industrias asociadas. Pone la alerta en la industria naval, que se encuentra en un momento crítico, y reclama para ella inversiones y apuesta por eólica marina. Para la aeronáutica solicita un plan fuerte de ayuda pública hasta que se recupere la aviación comercial, y para la automoción ve necesario atraer nuevas inversiones.

Finalmente, Asime urge a una reindustrialización de Galicia, que ha visto debilitado su tejido productivo con los múltiples cierres anunciados. Urgen alternativas y transición justa, señalan desde la asociación.


 

Comentarios
La facturación del sector metal gallego bajó un 12% en 2020, con el naval y la aeronáutica como subsectores más afectados