Se estima que intervendrán a diario medio millar de trabajadores, propios y de 23 auxiliares distintas

Repsol invierte 20 millones en una parada técnica en la refinería de A Coruña

La refinería de Repsol en A Coruña inicia una parada programada de siete semanas para llevar a cabo actuaciones de mejora de la eficiencia energética y trabajos de mantenimiento en cuatro unidades de su área de combustibles.
Repsol invierte 20 millones en una parada técnica en la refinería de A Coruña
Complejo industrial de Repsol en A Coruña.
Complejo industrial de Repsol en A Coruña.

La parada en el complejo industrial de Repsol en A Coruñsa se llevará a cabo de forma escalonada, teniendo una duración aproximada de siete semanas. Las unidades protagonistas serán Crudo 1 (planta donde el crudo se fracciona, por destilación, en distintos productos); HDS 2 (desulfuradora para gasóleos comerciales); Aminas 3 (recupera el azufre retirado en la desulfuradora) y PRA 3 (Planta de Recuperación de Azufre, donde se convierte en un producto comercial). El resto de las unidades de la refinería funcionarán con normalidad.

La finalidad de esta parada programada es mejorar la eficiencia energética y, como consecuencia, la reducción de las emisiones de CO2 de los procesos de la refinería coruñesa, que se encuentra en plena transformación para convertirse en un centro industrial con instalaciones cero emisiones netas para 2050. Para cumplir este objetivo, Repsol destina a esta parada 20 millones de euros, de los cuales 9 millones se emplearán en 25 nuevas inversiones y 11 millones, en mantenimiento de las unidades.

Dos nuevos intercambiadores

El proyecto más relevante de la parada es el de mejora de la eficiencia energética de la planta de Crudo 1, que se traducirá en una reducción de 7.600 toneladas de CO2 al año de una de las principales unidades de la refinería. Para ello, se realizarán cambios en su configuración que consisten en instalar dos nuevos intercambiadores de calor con tecnología de placas. Además, se llevarán a cabo mejoras en el circuito de diésel y en la torre de destilación. Este proyecto está presupuestado en más de 3,3 millones de euros, y será cofinanciado por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional FEDER.

En el resto de unidades se realizarán las inspecciones y reparaciones de cerca de 900 tuberías, así como la ejecución de trabajos de mantenimiento, que no pueden llevarse a cabo con las unidades en servicio como son los cambios de precalentadores y catalizadores, reentubados o reparaciones de cámaras y calderas.

En esta parada, además del personal propio de Repsol, se estima que intervendrán 500 personas de media diaria, con puntas de trabajo de hasta 650 profesionales. Para llevar a cabo el importante número de trabajos, participarán 23 empresas auxiliares, en su mayor parte de ámbito local.

Apuesta por el futuro del complejo industrial

Desde la compañía se destaca que la parada programada en el área de combustibles "es un ejemplo del compromiso de Repsol con el futuro de la refinería".  La empresa ha invertido en los dos últimos años más de 130 millones de euros en mejoras en las instalaciones e iniciativas para la innovación.

Por otro lado, Repsol sigue en su proceso de traslado de los tráficos de crudo al Puerto Exterior de Langosteira, que concluirá en agosto de 2022. Se trata de una de las principales inversiones comprometidas en la actualidad por una empresa industrial en Galicia, con un valor de 126 millones de euros.

Comentarios
Repsol invierte 20 millones en una parada técnica en la refinería de A Coruña