Netun Solutions participa en la tercera edición de Galicia Open Future.

Una startup gallega desarrolla una baliza luminosa de señalización de emergencias

Señalizar las emergencias en carretera reduciendo el tiempo de la maniobra y evitando el peligro de bajarse del vehículo en condiciones adversas de visibilidad es el objetivo de Help-Flash, una baliza luminosa de señalización que está desarollando la startup gallega Netun Solutions, uno de los 50 proyectos que participan en la tercera edición de Galicia Open Future.

Una startup gallega desarrolla una baliza luminosa de señalización de emergencias
20161011_netunsolutions
Tres de los fundadores de Netun Solutions: Jorge Torre, Roberto Pérez Marijúan y Juan José Romero.

La idea,  cuya puesta en marcha ha llevado cuatro años e integra siete patentes tecnológicas, surgió de Jorge Torre, guardia civil en excedencia y uno de los cinco socios que forman parte de Netun Solutions. Él asume la Dirección de I+D+i de la empresa, mientras que Jorge Costas es CEO, Juan José Romero, director estratégico, Javier Romano, encargado de la Asesoría Jurídica y Patentes, y Roberto Pérez Marijuán, responsable de Marketing y Comunicación.

Pérez Marijúan detalla que Help-flash tiene dos variantes; la analógica, que consiste “en un dispositivo luminoso que se activa de modo automático en contacto con la chapa del coche y emite un potente destello color ámbar de advertencia de peligro o una luz blanca 360º por si lo que necesitamos es iluminación”, y una tecnológica, “que incorpora conectividad con dispositivos móviles y agrega funcionalidades digitales hasta ahora desconocidas en este tipo de balizas”.

La principal ventaja de Help-Flash es que reduce el tiempo de la maniobra de advertencia, que pasa de desarrollarse en ocho minutos aproximadamente a 30 segundos. El dispositivo se adhiere al techo del coche -sin necesidad de salir de él- y se activa de forma automática, de forma que la primera señalización se produce en apenas unos segundos, a partir de los cuales la colocación de los triángulos y el resto de procesos de advertencia ya pueden realizarse con más calma y seguridad.. También, en su versión tecnológica, se conecta directamente con una app móvil que permite pedir ayuda y geolocalizar el vehículo.

Previo al desarrollo de Help-Flash, sus promotores revisaron las regulaciones de tráfico y circulación para asegurarse de no contravenir ninguna norma que pudiera bloquear la venta del producto. “En este sentido, el producto es perfectamente legal para señalizar una parada en carretera y no existe ninguna causa por la que su uso pueda ser impedido”, explica Roberto Marijuán.

En la actualidad Netun Solutions trata de lograr recomendaciones  para su baliza, e incluso, conseguir su obligatoriedad como elemento de seguridad vial, para lo cual han mantenido reuniones con la DGT  y con comisiones de seguridad vial dentro del Parlamento europeo. Cuentan ya con el apoyo de asociaciones de víctimas de accidentes como AVATA, quienes han comprado 1.500 de las 5.000 primeras unidades del dispositivo analógico, y de colectivos de personas con discapacidad y motoristas.  “Muchos de nuestros primeros clientes estén siendo personas relacionadas con la seguridad y salvamento en carretera, Protección Civil, etc., quienes ya nos han manifestado su apoyo de cara a una futura recomendación del accesorio”, añade el director de Marketing.

La versión analógica está comenzando a ser comercializada en España, Francia, Portugal y Corea, y la startup gallega busca ya partners con los que desarrollar una red de distribución global en todo el mundo. La versión tecnológica, demoninada smart-flash, es todavía un prototipo. La intención de sus promotores es disponer a principios de 2017 de las primeras muestras para “comenzar a realizar los test de mercado que nos permitan definir los números del plan de negocio”. ​

El apoyo de un centro de emprendimiento

El director de Marketing y Comunicación de Netun Solutions ratifica la importancia de estar integrados en Galicia Open Future para que smart-flash pasase de ser “una mera posibilidad de futuro que ni siquiera estaba desarrollada conceptualmente”. “Con ayuda de los mentores conseguimos definirla y dar el impulso definitivo a todo lo relacionado con la conectividad. Sin ningún lugar a dudas, estar en contacto con personas vinculadas a una gran multinacional como Telefónica nos ha abierto posibilidades que no contemplábamos y nos ha generado contactos valiosos con los que pudimos definir la estrategia a seguir para smart-flash”, apunta Pérez Marijúan. Es por ello que su recomendación es clara: “nosotros recomendamos este tipo de aceleradoras, ya consolidadas y que aportan un gran valor a cualquier equipo emprendedor que sueñe con hacer realidad sus ilusiones, sean del sector que sean e independientemente del nivel tecnológico de su iniciativa. Compartir tiempo con mentores y colegas es muy enriquecedor y permite encontrar caminos en donde antes solo se veían obstáculos”.

Esos obstáculos al emprendimiento son principalmente para Roberto Pérez Marijúan “el miedo al fracaso que nos inculcaron​ desde niños”. “Para vencer este miedo hay que introducirse en entornos de emprendimiento colectivo, en donde personas expertas nos aportan valiosas directrices que permiten ver las cosas con más optimismo, y en donde compañeros ‘de fatigas’ te sacan para arriba con su apoyo emocional en esos momentos de bajón y dudas que afloran de vez en cuando”, detalla. Apoyos con los que no se cuenta cuando uno emprende “en soledad”, puntualiza.

El responsable de Marketing de esta startup gallega también apunta a la falta de financiación y a los trámites administrativos, pero los ve más como “limitaciones” que como “impedimentos”. “Con la fuerza de voluntad y el apoyo de terceras personas se pueden vencer ambas amenazas”, señala optimista. 

Selección de los tres mejores proyectos

Galicia Open Future es un centro de emprendimiento impulsado por Telefónica en colaboración con la Xunta de Galicia, a traves de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) y de la Consellería de Economía, Emprego e Industria.  Una alianza que nació con el objetivo de dar apoyo al talento emprendedor de nuestra Comunidad, apostando por ideas y proyectos innovadores y modelos de negocio con soluciones tecnológicas.

Durante la fase de aceleración, los emprendedores reciben formación y entrenamiento especializado, siempre adaptado a las diferentes fases de maduración de sus y a su modelo de negocios, además de una ayuda de 2.000 euros a través del Programa de Incentivos de la Xunta. Una vez finalizada esta etapa, un jurado de expertos seleccionará las tres mejores startups en función de su aportación a los sectores estratégicos de Galicia, y su innovación, el potencial de mercado, el grado de maduración y su viabilidad, además de la composición multidisciplinaria del equipo, su motivación y el uso de tecnología diferencial. Estas tres startups recibirán una ayuda de 25.000 euros de la Axencia Galega de Innovación, que deberá destinarse al desarrollo del propio proyecto, pudiendo acceder también a un préstamo reembolsable por valor de otros 25.000 euros, concedidos por XesGalicia.

Comentarios
Una startup gallega desarrolla una baliza luminosa de señalización de emergencias