MANUEL MORENO ES CEO DE PINTAR SIN PARAR

Un empresario vigués participa con su empresa de venta online de pintura en la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig

El empresario vigués Manuel Moreno participa con su empresa Pintar Sin Parar en el programa Lanzadera que lidera Juan Roig, presidente de Mercadona.

Un empresario vigués participa con su empresa de venta online de pintura en la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig
Manuel Moreno, CEO de Pintar Sin Parar.
Manuel Moreno, CEO de Pintar Sin Parar.

Descendiente de una familia de larga tradición empresarial asentada en la zona sur de las provincias de Pontevedra y Ourense, Manuel Moreno (Vigo, 1975) siempre tuvo claro que su vocación era emprender y que el sector al que se dedicaría sería el de la pintura, el mismo que conoció en casa cuando su padre y su tío gestionaban Morfisa. 

Hace tres años, junto a Belén Sanz, su socia y pareja, fundaron Pintar Sin Parar, un portal de Internet especializado en la venta de pintura cuya idea venían gestando desde mucho antes. El objetivo era llevar al mundo online lo que su padre llevaba haciendo de manera exitosa durante tantos años en el mundo offline. El proyecto fue seleccionado en la cuarta edición del programa Lanzadera. “Estamos encantados del respaldo que recibimos aquí. No sólo por el apoyo financiero sino por el aprendizaje diario. Nunca creímos que estar en Lanzadera nos iba a aportar tanto”.

Su día a día pasa por intentar vender pintura “de una manera disruptiva y bastante innovadora y poco a poco vamos creciendo”, explica Manuel antes de matizar por qué tenía claro que su idea de negocio saldría adelante. Asegura que basta comparar el presente con el pasado para comprobar que las tiendas de pintura han evolucionado muy poco. “Son prácticamente iguales que hace sesenta años”. Esgrime un símil para esclarecer aún más su teoría. “Es como si las zapaterías tuvieran los zapatos dentro de las cajas y tuvieras que acercarte al dependiente para explicarle lo que quieres, que él interprete lo que buscas y que te muestre el par que él considere. Eso es muy distinto a tenerlos expuestos, exponerle al vendedor tu casuística y que él te aconseje. Nosotros estamos tratando de llegar a eso mismo en el mundo online”.

Pintar Sin Parar pretende ser el espejo de todo ello. Además de vender pintura, en esta web hay un mostrador online que va más allá de preguntas y respuestas cerradas. El cliente encuentra un chat donde puede interactuar con las cinco personas que ya emplea el proyecto de Manuel Moreno e incluso tiene acceso al whatsapp de un experto para responder dudas al momento. “Buscamos que quien entre en nuestra web encuentre una visita guiada, que el cliente esté acompañado en todo momento. Hasta ahora los clientes no tenían ayuda tras el proceso de compra. Nosotros hemos cambiado eso. Estamos trabajando en sacar los zapatos de las cajas, queremos que la experiencia de visitarnos vaya más allá de ver una carta de color, que puedan observar el resultado aplicado sobre una determinada superficie”.

Mandan hasta tres muestras a domicilio por el importe de un euro, una cantidad que reembolsan si finalmente el usuario ejecuta la compra. “La idea es destruir miedos y barreras y que la gente vea que se puede comprar pintura a través de Internet, porque no sólo encuentran más asesoramiento, sino porque también se evitan cargar el producto. Nosotros se lo mandamos a casa”.

De momento, Pintar Sin Parar es distribuidora de pintura. Su proveedor principal está en Sagunto y cuando les demandan algún artículo que no tienen recurren a Pintalak, una empresa independiente del padre y el hermano de Manuel que tiene sede en Moaña. El siguiente paso será crear la propia gama de productos bajo la marca Pintar Sin Parar.  Despachan una media de 350 pedidos mensuales y su previsión es superar los 500 antes de que acabe el año. “Poco a poco la gente va tomando conciencia de que hoy en día se puede pintar todo. El mercado ofrece productos para todo tipo de superficies: desde las llantas de un coche hasta los muebles de cocina”.

Los últimos datos que maneja la Asociación de Distribuidores de Ferretería y Bricolaje (ADFB) rubrican la visión de Manuel. El mercado del bricolaje ha pasado de facturar en España 2.418 millones de euros en 2013 a 2.880 millones en 2015, una tendencia al alza que se mantendrá en los próximos años. Esta curva creciente del sector unida a la trayectoria de Pintar Sin Parar hace que sean muy optimistas de cara al Investors Day de Lanzadera que se celebrará el próximo jueves 18 de mayo. Desde su creación en 2013, esta aceleradora que lidera el dueño de Mercadona en Valencia ha impulsado 55 empresas que emplean a 170 trabajadores.

Comentarios
Un empresario vigués participa con su empresa de venta online de pintura en la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig