ESTUDIO "CUATRO AñOS DE REFORMA LABORAL: DESIGUALDAD Y POBREZA"

Un informe de UGT-Galicia concluye que la reforma laboral no sirvió para atajar el paro

El secretario de Política sindical, Relaciones laborales y Formación de UGT-Galicia, José Domingo Barros, presentó en Santiago el estudio “Cuatro años de reforma laboral: desigualdad y pobreza”, elaborado por el sindicato, que pone en evidencia el “fracaso absoluto” de la reforma laboral de 2012.

Un informe de UGT-Galicia concluye que la reforma laboral no sirvió para atajar el paro
José Domínguez Barros, secretario de UGT-Galicia.
José Domingo Barros, secretario de Política sindical,Relaciones laborales y Formación de UGT-Galicia.

“Nin rematou coa dualidade na contratación, nin xerou emprego, nin axudou a mellorar os índices de desemprego nin achegou nada á competitividade e á produtividade das empresas deste país, como prometían aqueles que a defenderon, e aínda a defenden a pesar do seu demostrado fracaso”, señalan desde UGT-Galicia su opinión sobre la reforma laboral que el Gobierno central aprobó en 2012.

Así, y según datos de la EPA, entre el cuarto trimestre de 2011 y el último de 2015 el empleo descendió en 47.900 personas, una caída de un 4,4%. En medias anuales, la destrucción supera los 72.000 empleos, más del 6,6% de contracción.

La temporalidad tampoco se redujo, sigue por encima del 25%. El porcentaje de empleo a tiempo parcial creció en casi dos puntos hasta el 13,7% y la parcialidad involuntaria subió en cinco puntos, quedando en el 63,8%.

El informe de UGT-Galicia también constata que cuatro años de reforma laboral no sirvieron para atajar el desempleo. El número de personas desempleadas consiguió un máximo de 297.000 en el primer trimestre de 2014 y la tasa de paro superaba en aquel momento el 23,2 %.

El sindicato constata que hay dos grupos de edad más vulnerables a los efectos de la reforma laboral, los menores de 25 años, con una tasa de paro al finalizar 2015 del 42,5% (era del 38,3% antes de la reforma) y los mayores de 55 años (del 13,6% frente al 11,1% antes de la reforma).

Además, el porcentaje de personas desempleadas que lleva más de dos años en esta situación es ya del 45,3% (finales de 2015), 19,4 puntos más que hace cuatro años (finales de 2011). Y el 60% de los parados lleva más de un año en esta situación, una cifra superior en más de nueve puntos a la registrada justo antes de la aplicación de la reforma laboral.

Por otra parte, en el período 2011/2015 la contratación temporal siguió una tendencia en ascenso, creciendo en un 31,6% esta modalidad de contratación. En el 2015, el 92,6% de los contratos registrados eran temporales, seis décimas más que en el 2011. La temporalidad también se instaló en la Administración gallega. Así, antes de que se iniciaran los descensos más acusados en el empleo público del Ejecutivo gallego, coincidiendo con la reforma laboral, los temporales suponían un 12%. Actualmente representan un 18,1%.

El auge de los contratos a jornada parcial fue uno de los grandes objetivos cumplidos por la reforma laboral, indica UGT-Galicia. El número de contratos a tiempo parcial creció un 54,2% desde la reforma, 34 puntos más que la contratación a tiempo completo.

Cobertura por desempleo

En cuanto a la cobertura por desempleo, el informe de UGT-Galicia señala que el 68,8 % de los despedidos registrados en el 2011 tenía acceso a una prestación, mientras que en el 2015 la cobertura descendió al 53,5%. También se redujo el número de beneficiarios de prestaciones en un 28,2%. La causa, atribuye el sindicato, “o endurecemento das condicións de acceso ao sistema de prestacións, en especial polo Real Decreto Lei 20/2012 que, de xeito drástico, reduciu a contía da prestación por desemprego, suprimiu a redución que se aplicaba na cotización a cargo do traballador desempregado e endureceu o requisito de carencia de rendas, entre outras modificacións”.

Salarios

El informe también analiza el efecto de la reforma en materia salarial. El peso de la remuneración de los asalariados en el total de la renta en Galicia era en 2011 del 46,7%, mientras que 2014 (último dato disponible) se situaba en el 44,6%. En ese mismo año, un 31,1% de las personas asalariadas cobraba menos o igual que el Salario Mínimo Interprofesional, tres puntos más que en 2011. Asimismo, el salario medio descendió de 18.271 euros en el 2011 a 17.729  en el 2014, según los datos de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

UGT-Galicia también subraya los efectos en la negociación colectiva: el incremento salarial medio pactado en los convenios firmados en el 2011 fue del 2,82%, siendo aun el más bajo de los once años precedentes, pero en los convenios firmados y revisados en el 2015 bajó hasta el 0,76%.

Derogación de la reforma

En este contexto, UGT-Galicia demanda la “inmediata derrogación” de la reforma laboral “que tanto dano está a facer ao mercado laboral deste país”.

Comentarios
Un informe de UGT-Galicia concluye que la reforma laboral no sirvió para atajar el paro