Este sábado habrá una asamblea de trabajadores

Rotas las conversaciones para pactar nuevos convenios colectivos en Pescanova

Representantes de la CIG, CUT, UGT y USO denunciaron en rueda de prensa que el grupo de empresas Nueva Pescanova pretende imponer unos convenios colectivos que suponen una "precarización brutal" de las condiciones laborales al contemplar reducciones de salario, incremento de jornada y aumento de la flexibilidad. Por su parte, el sindicato mayoritario en el grupo, Comisiones Obreras, emitió un comunicado en el que rechaza los intentos de "precarizar las condiciones laborales" en la compañía.

Rotas las conversaciones para pactar nuevos convenios colectivos en Pescanova
Rueda de prensa de los representantes sindicales de CIG, CUT, USO y en Nueva Pescanova./CIG.
Rueda de prensa de los representantes sindicales de CIG, CUT, UGT y USO en Nueva Pescanova./CIG.

Según explicaron los responsables sindicales, las conversaciones para pactar los convenios están rotas ya que la dirección de Pescanova pretende "partir de cero" y negociar nuevos acuerdos laborales bajo el argumento de que se trata de una empresa distinta. De este modo, la compañía de alimentación únicamente se muestra dispuesta a negociar en base la unas propuestas que contemplan una rebaja salarial, un aumento de la jornada y un incremento de la flexibilidad.

En concreto, Pescanova pretende que los convenios que se firmen tengan una duración de cinco años (2016-2020) y establezcan nuevas categorías laborales que los sindicatos califican de "tercermundistas". Así, los trabajadores que se incorporen a la empresa tras la entrada en vigor de los convenios tendrían un salario bruto anual de 12.260 euros (alrededor de 875 euros brutos al mes), que se incrementaría 1.500 euros a los tres años y otros 1500 a los cinco. "Esto supondría una pérdida de poder adquisitivo de entre 3.000 y 3.500 euros anuales", señalan desde las centrales.

La empresa quiere aumentar la jornada laboral, que pasaría a ser de lunes a domingo (en la actualidad es de lunes a viernes). El incremento propuesto supondría 16 horas anuales más en el centro de trabajo de Porriño y 12 horas más al año del de Chapela. En cuanto a la propuesta salarial, los sindicatos consideran insuficiente la intención de la compañía de fijar una subida de un 2,46% en total en los cinco años que duraría el convenio (un 0,48% cada uno de los dus primeros años y un 0,5% los tres restantes, pero siempre ligado al incremento de un 50% de la jornada laboral), cuando la propuesta de los sindicatos es de un 1,5% en cada uno de los dos primeros años.

Ante esto, las centrales anuncian la celebración de una asamblea de trabajadores este sábado en el Multiusos de A Xunqueira, en Redondela, a las 10.00 horas para abordar el bloqueo en las negociaciones y la adopción de medidas de presión ante la que consideran "actitud intransigente" de la empresa, que amenaza con aplicar el convenio estatal de Elaborados en caso de que no se firmen los que propone.

Comunicado de CCOO

Por su parte, los delegados de CCOO en los comités de empresa de Insuíña, Bajamar VII, Frinova, Frivipesca, Frigodis, Nueva Pescanova y Pescanova España informaron a la opinión pública de las conclusiones de la reunión que mantuvieron esta semana para analizar la situación actual. Anuncian que, "en caso de que la dirección persista en su plan precarizador, habrá contactos con otros sindicatos para iniciar un calendario conjunto de movilizaciones".

Según CCOO, el principal factor precarizador que pretende utilizar la dirección de Pescanova es el no reconocimiento de la validez de los diferentes convenios colectivos que rigen en las empresas del grupo. Esto, a pesar de que existe «amplia jurisprudencia» que ratifica su validez mientras no se firmen otros. «Para Comisiones, los convenios están plenamente vigentes», insisten desde el sindicato.

En este contexto, la representación sindical de CCOO considera «impresentable» que en el debate del plan de futuro de la empresa se había hablado durante más de tres horas sobre la necesidad de mejorar la imagen de la empresa y de la marca «sin que, sin embargo, se dedicara un solo minuto a hablar del papel del personal y de sus perspectivas».

CCOO recuerda que el personal de las diferentes empresas del grupo son motores de la economía y del empleo en las localidades donde están instaladas sus plantas. Destaca, asimismo, el «esfuerzo» de los trabajadores y trabajadoras en estos años de difícil situación para la compañía.

Por todo esto, Comisiones insta la dirección de Pescanova a abandonar estas pretensiones y a sentarse para negociar «de buena fe».

Comentarios
Rotas las conversaciones para pactar nuevos convenios colectivos en Pescanova