El vicepresidente de la Xunta visita en Sober la Fundación

Caramés: "La Fundación Belarmino Fernández apuesta por la formación como principal herramienta para el futuro"

La sede de la Fundación Berlarmino Fernández Iglesias, en Sober (Lugo) recibió este miércoles la visita del vicepresidente segundo de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, quien conoció de primera mano las instalaciones en las que 63 estudiantes realizan ciclos formativos de vitivinicultura y hostelería.

Caramés: "La Fundación Belarmino Fernández apuesta por la formación como principal herramienta para el futuro"
El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, junto all presidente de la Fundación Berlarmino Fernández Iglesias, Luis Caramés, en una de las instalaciones de la Escuela de la Fundación.
El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, junto al presidente de la Fundación Berlarmino Fernández Iglesias, Luis Caramés, en una de las instalaciones de la Escuela de la Fundación.

El presidente de la Fundación Berlarmino Fernández Iglesias, Luis Caramés, junto al presidente de honor de la misma, Berlarmino Fernández Mazorra, fueron los encargados de guiar a Francisco Conde en su visita a las instalaciones de la Fundación y de la Escuela de Hostelería Belarmino Fernández Iglesias, visita en la que estuvieron acompañados por la directora de la Escuela, Rebeca Vázquez y el alcalde de Sober, Luis Fernández Guitián.

Un recorrido que transcurrió por el laboratorio y el aula de catas donde se forman los futuros profesionales de la vitivinicultura. Espacios en los que, en las últimas semanas, los responsables del Consejo Regulador de los Aguardientes y Licores Tradicionales de Galicia y de la bodega Estrella Galicia, han impartido clases online. Posteriormente visitaron la cocina y comedor, en donde las alumnas y alumnos de los ciclos medios y superiores de restauración y hostelería se preparan para el mundo laboral a través de simulaciones prácticas. Unas actividades impartidas por docentes de la Escuela así como colaboraciones de empresas como Galletas Mariñeiras y los quesos con Denominación de Origen Protegida con los que han realizado actividades prácticas como la elaboración de platos y el servicio a los clientes. En la actualidad en sus aulas 63 estudiantes realizan los cursos de técnico superior de vitivinicultura; y los ciclos medios en servicios de restauración y en cocina y gastronomía.

Durante su intervención Luis Caramés destacó la importancia de la Fundación "para la zona, como elemento dinamizador de la formación y la economía. Apostamos por la educación como principal herramienta para el futuro. En la Escuela se forman profesionales en hostelería y vitivinicultura, dando una alternativa en estos complicados momentos", a lo que añadió: "La Fundación ha evolucionado hasta consolidarse como una marca de calidad, tanto en la demanda de formación como en la oferta de puestos de trabajo para sus egresadas y egresados".

El economista resaltó la importancia de la Fundación como "nexo de unión de esta tierra con otros países a través de la transmisión de conocimientos, manteniendo de este modo la esencia de sus comienzos y desarrollando nuevas vías de consolidación económica". Caramés recalcó la importancia de la Fundación con una destacada proyección iberoamericana a través de actividades y eventos colaborativos que se recuperan en próximas fechas entre Galicia y América Latina.

Apuesta de futuro

Por su parte el vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, agradeció el trabajo de la Fundación y su contribución al desarrollo económico, social y cultural de Galicia. En este sentido destacó que la entidad es un ejemplo de la apuesta por la formación -con el objetivo de brindar un futuro a la juventud gallega y como factor de competitividad para el rural- y de impulso de la internacionalización de la economía gallega a través de la Marca Galicia.

El presidente de honor, Belarmino Fernández Mazorra, recordó que "la institución avanza con los tiempos, se adapta, pero mantenemos el espíritu de confraternización con el que mi padre inició esta andadura hace 25 años; con el ánimo de contribuir al desarrollo económico, social y cultural de Galicia".

La Fundación

La Fundación Belarmino Fernández Iglesias fue fundada en 1996 por el empresario de Sober del mismo nombre que, un año después, inauguró la Escuela de Hostelería en sus instalaciones. Un proyecto con el que el creador buscaba dar a los jóvenes de la comarca y de Galicia una oportunidad formativa. Habitualmente el centro realizaba actividades divulgativas sobre gastronomía o turismo, acciones que se reanudarán en cuanto las normas sanitarias lo permitan.

Comentarios
Caramés: "La Fundación Belarmino Fernández apuesta por la formación como principal herramienta para el futuro"