Son actuaciones subvencionadas por el plan PEBA

R extiende su red de fibra óptica en Baiona, y Adamo hace lo propio en Alfoz

Más municipios gallegos siguen incorporando redes avanzadas de fibra óptica gracias a los trabajos de operadores como R y Adamo, que están siendo subvencionados por el Programa de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA) - Avanza del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.
R extiende su red de fibra óptica en Baiona, y Adamo hace lo propio en Alfoz
Trabajos de instalación de fibra óptica de Adamo en Lugo.
Trabajos de instalación de fibra óptica de Adamo en Lugo.

El municipio pontevedrés de Baiona cuenta con 143 nuevos hogares y negocios del núcleo de Ribeira conectados a las redes avanzadas de R. Gracias al operador gallego, todos ellos ya pueden disfrutar de accesos ultrarrápidos a Internet de hasta 500 megas simétricos y de otros servicios de telecomunicaciones de última generación.

R  prosigue así con las actuaciones incluidas el Plan PEBA- Avanza que permitirá a  269 hogares y negocios de Baiona tener conexión a la infraestructura de nueva generación del operador gallego, repartidos en los núcleos de O Burgo, Río, Ribeira y Ladeira en lo referido a este plan estatal. Asimismo, al margen del programa del Ministerio, R ha ido incorporando a su infraestructura más de 3.700 viviendas y empresas a lo largo de dos décadas, con lo que Baiona comenzará 2022 con alrededor de 4.540 hogares y negocios preparados para recibir todos los servicios avanzados de telecomunicaciones de R (841 del Avanza + 3.700 de otros despliegues del operador gallego)

Esta y otras actuaciones de extensión de redes en la provincia de Pontevedra forman parte de uno de los tres proyectos del Plan PEBA-Avanza del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de los que R resultó adjudicataria en 2018 para desplegar la tecnología FTTH en 512 núcleos de Galicia que no disponían de alta velocidad hasta el momento (“zonas blancas”).  En el desarrollo de los tres planes se invertirá un total de 10 millones de euros, de los cuales casi 8 millones están siendo subvencionados por los fondos FEDER de la Unión Europea.

Alrededor de 32.000 nuevos hogares y negocios de Galicia quedarán conectados a las redes de nueva generación de R cuando terminen las actuaciones adjudicadas en 2018 al operador gallego por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Inversiones de Adamo en Lugo

Por otra parte, la fibra óptica de Adamo, la más rápida en el mercado (1.000 Mbps) ya está activa en Alfoz (Lugo). Por ahora, son sólo un puñado de viviendas las que cuentan con señal. Sin embargo, la compañía extenderá próximamente su red por el conjunto de parroquias de este concello lucense. En su filosofía de no dejar a nadie atrás, Adamo instalará la infraestructura tanto en los núcleos más poblados de Alfoz como los que tienen únicamente un puñado de vecinos: Castro de Ouro (19), Reirado (44) y Oirás (67). A ellos se unen Pereiro (116), Bacoi (174), Adelán (229), Carballido (256), Lagoa (278) y Mor (467). En total, 1.650 pobladores en las nueve parroquias.

Adamo cuenta para este despliegue con la colaboración de las autoridades locales. Ello quedó de manifiesto en la presentación del servicio que proporciona la compañía, efectuada recientemente ante el regidor, Jorge Val, por David Llano, responsable de Adamo en Galicia. En esa reunión participaron igualmente representantes de las diferentes parroquias del municipio.

De esta manera, el operador prosigue con su desarrollo en Lugo, provincia en la que ya suministra señal a 50.000 hogares, haciendo especial hincapié en la zona de A Mariña. Entre otros concellos, en Begonte, Cervo, A Fonsagrada, Xove, Barreiros, Lourenzá o Foz, así como en la parroquia de Celeiro. Este paso en Alfoz se enmarca en la firme apuesta de la empresa por esta región gallega, en la que instalará Internet de alta velocidad en 26.530 inmuebles a lo largo de 2021 y 2022. Sumados a las 50.000 actuales, Adamo alcanzará un total que rebasa las 76.500 viviendas en su red lucense a finales de 2022.

Este crecimiento se apoya, por un lado, en las subvenciones del Programa de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que está cofinanciado por la Unión Europea. En conjunto, Adamo resultó adjudicatario de 80 millones de euros para dotar de fibra óptica a cerca de 500.000 viviendas ubicadas en 20 provincias. De ese presupuesto, más de 5,8 millones se destinarán a la instalación de esta infraestructura en Lugo para facilitar, así, la comunicación de los ya citados 26.530 hogares. Esta expansión es posible gracias también a las inversiones de Adamo, que agregará capital propio para el despliegue de Internet de alta velocidad.

Comentarios
R extiende su red de fibra óptica en Baiona, y Adamo hace lo propio en Alfoz