Se estima que la offshore wind puede generar en Galicia hasta 5.000 empleos directos hasta 2030

A Mariña, Punta Langosteira y Valmiñor tendrían potencial para parques de eólica marina

El Galician Offshore Energy Group (GOE-Asime) ha presentado un estudio sobre las potencialidades y el desarrollo de la eólica marina en Galicia del que se desprende que tres zonas en la costa gallega tendrían potencial de instalación a corto plazo: las de A Mariña- Xove; Punta Langosteira - Sabón; y Valmiñor - Atios.
A Mariña, Punta Langosteira y Valmiñor tendrían potencial para parques de eólica marina
20210513_estudioGOE__1620921007_77403
Presentación del estudio sobre las potencialidades y el desarrollo de la eólica marina en Galicia, en la sede de Asime.

En la presentación del informe han intervenido Justo Sierra, presidente de Asime; Pedro Pérez, asesor técnico de GOE-Asime; y Francisco Conde, vicepresidente y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación de la Xunta de Galicia.

Según ha explicado Justo Sierra, "la eólica marina supone una oportunidad sin precedentes para Galicia. Estamos ante una industria que puede ser clave para afrontar los retos que se nos presentan: reducir la dependencia energética de otros países, dar respuesta al incremento en el consumo eléctrico (que se prevé de un 30% para 2040), y contribuir a la descarbonización.

“Desde el GOE-Asime llevamos años insistiendo en la relevancia de la eólica marina, no podemos dejar pasar esta oportunidad. Tenemos el recurso natural y la capacidad de nuestra cadena de valor. La pregunta no es si debemos implantarla, sino dónde y cómo. Por eso hemos preparado este estudio pormenorizado, que rebela que la offshore wind puede generar en Galicia hasta 5.000 empleos directos de aquí a 2030, y llegar a producir 17.000 GW, una cifra sin precedentes para Galicia”.

También Francisco Conde, vicepresidente Económico de la Xunta, destacó el potencial y la capacidad con la que cuenta Galicia en eólica marina y subrayó la voluntad de la Xunta para impulsarla: “Tenemos una responsabilidad común de todos para ver las capacidades de esta energía a nivel energético e industrial, dos vectores de competitividad para el futuro de Galicia. Es nuestra voluntad hacerlo desde el consenso, garantizando su desarrollo desde el respeto a las actividades pesqueras y la preservación del ecosistema marino”.

En este sentido, Conde informó de la predisposición de la Xunta a constituir un observatorio que identifique las oportunidades y analice el impacto de estos parques, y recodó que entre los objetivos recogidos en la propuesta de Pacto de Estado por Ferrol está el estudio del desarrollo de la eólica marina a través de un Hub: “Galicia espera que el Gobierno central aproveche esta oportunidad de colaborar, firmando este pacto, cooperando en la publicación de los Proyectos de Ordenación del Espacio Marino (POEM) y también en lo referente a la asignación de fondos europeos”.

Restricciones y zonas con potencial

El documento técnico preparado por el GOE-Asime ha analizado en detalle el potencial de instalación de energía eólica offshore en diversos enclaves de las costas gallegas, teniendo en cuenta las diferentes restricciones y precauciones para el correcto desarrollo de distintas actividades relacionadas y la conservación medioambiental. Tal y como explicó Pedro Pérez, asesor técnico del GOE-Asime, “hemos tenido en cuenta todos los condicionantes. Por un lado, las zonas de acuicultura, que por su proximidad a la costa ya no coincidirían con el desarrollo de la eólica marina. Por otro lado, zonas de pesca, donde a mayores de respetar los caladeros existentes, y a expensas de que la Unión Europea, el POEM (proyecto de ordenación del espacio marino) u estudios particulares esgriman otros detalles, se dejan en este estudio canales marítimos como superficie libre de instalaciones para comunicar estos caladeros y distancia entre los aerogeneradores y las posibles zonas de pesca".

Así mismo, el estudio respeta espacios protegidos y otras áreas clave como infraestructuras para el petróleo, gas y otros recursos, rutas de transporte marítimo, zonas de vertido, zonas de instalaciones de defensa y ejercicios de las Fuerzas Armadas, extracción de materias primas, investigación científica, tendidos de cables y tuberías submarinos, actividades turísticas, recreativas, culturales y deportivas, patrimonio, servidumbres aeronáuticas, etc.

Este estudio pormenorizado de condicionantes, a mayores, tiene en cuenta los aspectos técnicos para la eólica marina: como son la batimetría (profundidad del lecho marino a 15, 60 o 100 metros, marcando el tipo de tecnología a implantar), la existencia de red con capacidad suficiente para la evacuación de la energía generada, disponibilidad de suficiente recurso eólico, y cercanía a grandes polos consumidores / industria electro-intensiva.

“El resultado de todos estos análisis detallados muestra tres zonas concretas de Galicia con potencial de instalación a corto plazo, entre 5 y 8 años: Mariña – Xove; Punta Langosteira – Sabón; y Valmiñor – Atios”, explicó Pedro Pérez. “En todas ellas, es viable la instalación de eólica marina hasta los 38 km de la costa, siendo siempre prioritaria la instalación a partir de 8km para evitar la visibilidad desde tierra”, añadió.

El potencial bruto de instalación llegaría hasta los 9,6GW, pero el estudio contempla escenarios más realistas de densidad eólica baja o media. Esto implicaría instalar entre 1,5 y 4GW, que generarían hasta 17.000 GW h/año y crearían entre 1.000 y 5.000 empleos directos dependiendo de la densidad instalada, produciendo así mismo un efecto tractor en más de 200 empresas.

Comentarios
A Mariña, Punta Langosteira y Valmiñor tendrían potencial para parques de eólica marina