POR EL MOVIMIENTO COMERCIAL QUE GENERA EL DÍA DEL PADRE

Los comerciantes ourensanos piden que el 19 de marzo vuelva a ser festivo

Los comerciantes de Ourense, liderados por la Asociación de Comerciantes e Industriales de la Plaza de Abastos número 1 de Ourense y Centro Comercial Aberto Ourense Centro, han puesto en marcha una campaña para reclamar la declaración del día 19 de marzo como festivo fijo en el calendario

Los comerciantes ourensanos piden que el 19 de marzo vuelva a ser festivo
Representantes de diferentes asociaciones empresariales y de comerciantes de Ourense.
Representantes de diferentes asociaciones empresariales y de comerciantes de Ourense.

Los comerciantes entienden que esa fecha, en la que se celebran el San José y el Día del Padre, genera un movimiento comercial “casi equiparable a la Navidad”, en palabras de Emilio González, presidente de los comerciantes de la Plaza de Abastos de Ourense.

La presentación y apertura oficial de la campaña tuvo lugar en un acto celebrado en la sede de la CEO, en el que estuvieron presentes las entidades convocantes, acompañadas de directivos de la Confederación Empresarial de Ourense, encabezada por José Manuel Díaz Barreiros y Alejandro Cruz, vicepresidentes, junto con Jaime Pereira, secretario general de la entidad. Asistieron también presidentes y directivos de la Asociación de Mujeres Empresarias, Jóvenes Empresarios, polígonos de San Cibrao y Barreiros, Federación de Comercio, así como el resto de las asociaciones de comerciantes de la provincia.

Tanto el presidente de los comerciantes de la Plaza de Abastos como del Centro Comercial Aberto Ourense Centro, Emilio González y Luis Rivera, respectivamente, señalaron la importancia de que el 19 de marzo sea festivo para la actividad comercial en la provincia de Ourense. Por ello, enviarán una carta a todos los comerciantes explicándoles la iniciativa e iniciarán una recogida de firmas en la calle para respaldar su petición ante la Administración autonómica, que es la que tiene competencias en la materia.

En el acto se dio lectura a un manifiesto colectivo en el que afirman que “el pequeño comercio es negocio y servicio”, ya que busca rentabilidad, pero también atiende demandas sociales, proporciona el sustento a muchas familias, ilumina las calles y locales evitando la proliferación y abandono de zonas marginales e incrementando la percepción de seguridad para ciudadanos y turistas. Destacó que el sector “colabora con la economía de nuestros ayuntamientos y ciudades con el pago de tasas e impuestos”.

Por ello, “exigimos de la Administración Autonómica la inmediata puesta en marcha de medidas concretas que favorezcan la sostenibilidad de nuestros negocios, como es la instauración del Dïa del Padre, 19 de marzo, como festividad autonómica y como motivo de celebración por ser, primero, un revulsivo económico indudable para todos los sectores y,s egundo, una tradición social y familiar en nuestra cultura. Este motivo de celebración será un motor económico, cada vez más necesario para sostener nuestro sistema y lo que ello conlleva”.

Comentarios
Los comerciantes ourensanos piden que el 19 de marzo vuelva a ser festivo