Buscar
00:15h. Jueves, 20 de Septiembre de 2018

El conselleiro de Facenda inauguró la jornada organizada por Idega y Fedea

La Xunta aboga por un modelo de financiación autonómica que tenga en cuenta el coste real de los servicios

La Universidad de Santiago de Compostela, a través del Idega, y la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) organizaron este viernes en Compostela la jornada Propuestas para un nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, que contó con la participación del conselleiro de Facenda en funciones.

Jornada Propuestas para un nuevvo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, celebrada en el Consello Económico e Social, en Santiago./X.CRESPO.
Jornada Propuestas para un nuevvo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas, celebrada en el Consello Económico e Social, en Santiago./X.CRESPO.

Valeriano Martínez defendió en la inauguración de la jornada que en el momento en que se revise el actual sistema de financiación autonómica, Galicia pedirá que este recoja criterios objetivos sobre el coste real de la prestación de los servicios públicos, advirtiendo que se trata de un asunto esencial y que no se puede caer “en errores pasados”. El conselleiro de Facenda en funciones señaló que el Gobierno gallego “siempre defendió” que el actual modelo de financiación autonómico “no resulta adecuado para Galicia” y citó dos razones.

En primer lugar, explicó que el sistema vigente carece de un mapa de servicios que cuantifique con claridad los costes efectivos de prestación de los mismos en cada territorio. De hecho, y para dar un dato de la magnitud del déficit que tiene Galicia, sólo para la prestación sanitaria la autonomía necesita “más de 500 millones de euros adicionales” cada año, afirmó.

Como segunda razón, señaló que el actual modelo tampoco recoge debidamente ponderadas circunstancias excepcionales que tiene la Comunidad gallega, como la gran dispersión y el elevado envejecimiento de su población.

Ejemplos

Uno de los ejemplos más claros de la situación es el coste del transporte escolar en la autonomía, cuatro veces más elevado que la media estatal, con hasta 4.277 euros por alumno. Y también es significativo que un facultativo de atención primaria en Galicia atienda a una media de 14 entidades singulares, cifra que en España se reduce a dos.

Respecto al envejecimiento de la población, Valeriano Martínez recordó que en Galicia los mayores de 65 años superan ya el 24% del total, cinco puntos más que la media actual, mientras que la previsión en el conjunto de España es llegar al 22% en el año 2023.

Puesto que existe esa insuficiente valoración de la variable dispersión y un escaso peso de la población protegida por el factor envejecimiento, manifestó el conselleiro que el Gobierno gallego pide introducir más tramos de edad a partir de los 65 años. En este sentido, dijo que no es lo mismo el coste en servicios sociales y sanidad de una persona de 65 años, de 85 o de 95 años, para añadir que en Galicia hay casi 110.000 personas de 85 o más años de edad”.

Martínez afirmó que “no pretendemos que sea del Gobierno” la posición defendida, sino de toda Galicia, ya que en temas como este, y tal como se hizo en legislaturas anteriores, “buscaremos el consenso con el resto de los grupos parlamentarios para tener una única voz”, afirmó.

Además, en la propuesta de un sistema de financiación basado en los criterios objetivos descritos, explicó que la Xunta pretende ir de la mano de otras comunidades autónomas, que también se ven ya afectadas, por la circunstancia de tener cada vez más población en edades avanzadas.