Se difundieron las ventajas de la implantación de un programa de cumplimiento normativo

Una veintena de empresas lucenses se informan sobre compliance

La Escuela de Empresarios y Centro de Formación de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL) acogió la jornada informativa "Compliance: mejora competitiva y exoneración penal de la empresa. Trascendencia jurídica", organizada por Grupo Isonor, la Asociación de Empresarios de O Ceao – Gándaras y la propia CEL.
Una veintena de empresas lucenses se informan sobre compliance
El secretario de la CEL, Jaime López (2º por la izq.) junto a responsables de la empresa Isonor.
El secretario de la CEL, Jaime López (2º por la izq.) junto a responsables de la empresa Isonor.

Una veintena de empresarios lucenses se acercaron a este encuentro, en el que se analizó el concepto del compliance desde la óptica penal, pero también en un sentido más amplio, como programa de cumplimiento normativo. Desde una perspectiva eminentemente práctica se analizaron los elementos esenciales de un compliance: evaluación (matriz de riesgos), conductas prohibidas, código ético, régimen disciplinario, comité de cumplimiento, canal de denuncias y compliance officer.

Jaime López, secretario de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), destacó en la presentación de la jornada que “este tipo de programas implican para las empresas un amplio abanico de ventajas como una mejora actualización de las empresas respecto a las diferentes normativas que le son de obligado cumplimiento; la reducción de riesgos de incumplimiento de normas y, por tanto, de multas o sanciones; la mejora de la reputación empresarial o un funcionamiento más ético y responsable”.

Por otra parte, durante la exposición, en la que participaron diferentes técnicos del Grupo Isonor, especialista en cumplimiento normativo y digitalización, se hizo especial hincapié en la importancia de crear e integrar en la empresa un programa de compliance a medida y eficaz; un desarrollo personalizado para cada organización, evaluando los riesgos reales en función de cada actividad, identificando las conductas prohibidas e integrando cada sistema a través de un régimen disciplinario que pueda llevarse a efecto.

Al mismo tiempo, se trató de concienciar a los asistentes de que un compliance, para ser eficaz, debe ser diseñado con detalle, revisado con frecuencia y comprendido y respetado por todas las personas integrantes de las empresas. En esta línea, se resaltó la figura del compliance officer (vigilante de cumplimiento) que es quien ha de velar en el seno de las organizaciones porque el programa se cumpla y se corrija según las circunstancias de cada persona jurídica.

Comentarios
Una veintena de empresas lucenses se informan sobre compliance