Conferencia de Ana Levin, promotora de Gembiosoft

Empresas biotecnológicas gallegas aprenden a sacar partido al fracaso

Una treintena de empresas biotecnológicas socias de Bioga (Clúster Tecnolóxico Empresarial das Ciencias da Vida de Galicia) aprendieron en una jornada celebrada en Santiago este jueves cómo gestionar el fracaso a la hora de desarrollar una iniciativa biotech.

Empresas biotecnológicas gallegas aprenden a sacar partido al fracaso
Asistentes a la jornada organizada por Bioga.
Asistentes a la jornada organizada por Bioga.

Lo hicieron de la mano de Ana Levin, promotora de Gembiosoft y general manager del Grupo Español de Investigación de Cáncer de Ovario (GEICO), que impartió una conferencia sobre "El fracaso, un paso hacia el éxito", en el marco del programa de Bioalmorzos organizado por Bioga y que en esta ocasión fue programado en colaboración con Nodo Galicia de Científicos Retornados a España-CRE.

“De un fracaso sales fastidiada, pero después de pasado un tiempo y ya cuando te recuperas para poder echar la vista atrás, yo creo que ese fracaso te aporta muchísimo y ya sabes qué errores no deberás cometer si decides iniciar otro proyecto y trabajar para que éste sea de éxito”. Ana Levin hoy no se siente una perdedora, pero reconoce que en algún momento de su vida sí lo fue. Hoy trabaja en GEICO, una organización sin ánimo de lucro, y admite: “Todas las capacidades que desarrollé durante la época de emprendimiento me han servido para llegar hasta donde estoy”.

¿En qué consistió el fracaso de Ana Levin? “Soy bióloga e investigadora y durante el periodo de mi investigación en el postdoc de informática obtuvimos unos resultados e hicimos una transferencia de tecnología”, explica Ana Levin, quien recuerda que “pusieron en marcha una spin-off, de la que fue su directora general”. “La empresa, que desarrolló un software de ayuda al diagnóstico genético, no encajó, algo falló, quizá la idea o el modelo de negocio; y hubo varios factores que fueron mal y que provocaron mi salida de la empresa”. La compañía no cerró y hoy Gembiososft es una firma dinámica y con amplia experiencia en la gestión de datos genómicos, diseñando y desarrollando sistemas de información, software y bases de datos para dominios biomédicos.

“Siempre hablamos de casos de éxito, pero muchas empresas fracasan; y nunca hablamos de ellas”, explica Ana Levin, quien apunta que le hubiese gustado acudir, cuando empezaba a empreder, a una conferencia como la que organizó Bioga en el Edificio Emprendia de Santiago de Compostela. “Hay que compartir las cosas que van mal”, aconsejó.

¿Qué errores no deben cometer las empresas que ahora comienzan su andadura? La fundadora de Gembiosoft lo tiene claro: “El equipo de emprendedores que decida debe estar formado por gente implicada en el día a día, evitando interferencias de catedráticos en la labor diaria de la compañía; la gente que trabaje y aporte a la compañía debe participar en su accionariado; o el producto que desarrolle la compañía debe ser vendible y comercializable para obtener recursos a corto y medio plazo…”. Pero la conclusión principal de Ana Levin para evitar el fracaso radica en “no desanimarse”, pese a que tarden en llegar los resultados.

Comentarios
Empresas biotecnológicas gallegas aprenden a sacar partido al fracaso