Más de 400 personas trabajarán a diario para ejecutar las inversiones

La refinería de Repsol para cinco semanas por mantenimiento

La refinería de Repsol en A Coruña inicia una parada programada en cuatro unidades de su área de Conversión para la que destinará 9,7 millones de euros, de los cuales 6,1 millones se invertirán en el mantenimiento de las unidades y 3,6 millones se emplearán en el aumento de la producción de biocombustibles.
La refinería de Repsol para cinco semanas por mantenimiento
Refinería de Repsol en A Coruña.
Refinería de Repsol en A Coruña.

La parada tendrá una duración aproximada de cinco semanas y el resto de las unidades funcionarán con normalidad, sin afectar a la actividad del complejo industrial coruñés.

En esta parada, además del personal propio de Repsol, trabajarán 400 personas cada día y se prevé que lleguen a alcanzarse puntas de 550 profesionales, pertenecientes a 18 empresas auxiliares, en su mayoría radicadas en Galicia, lo que refuerza el compromiso de la refinería como motor económico y de empleo en su entorno.

Los trabajos a realizar de mantenimiento e inversiones en las cuatro unidades, que son las encargadas de la eliminación del azufre en el proceso de producción de los combustibles, tienen como objeto mejorar la fiabilidad y la eficiencia en el tratamiento de los combustibles, permitiendo continuar con la reducción de emisiones en la producción de la refinería y aumentar su procesamiento de biocombustibles. Son un reflejo más de la transformación industrial que está llevando a cabo la refinería coruñesa para convertirse en un complejo industrial eficiente con un modelo energético descarbonizado y que contribuya al objetivo de Repsol de ser una compañía cero emisiones netas en 2050. Inversiones sostenibles y tecnológicas

Una de las inversiones más relevantes que se va a llevar a cabo en esta parada va a tener como protagonista a la planta de Hidrotratamiento (HDT), dentro del área de Conversión, para que pueda procesar aceite vegetal de origen sostenible (VO) y otras materias primas circulares, como el aceite de cocina usado (UCO). Esta apuesta por la eficiencia, la sostenibilidad y la competitividad va a permitir a la refinería de A Coruña incrementar la producción de biocombustibles con baja huella de carbono

Para lograrlo, se va a construir un nuevo circuito de conexión que comprende tuberías traceadas eléctricamente y la instrumentación necesaria para comunicar esta planta con dos tanques de almacenamiento de las materiales primas de origen sostenible. El objetivo de esta inversión logística valorada en más de 1,2 millones de euros, es comenzar a procesar este año más de 5.500 toneladas de biocombustible en la unidad de hidrotratamiento; cifra que irá en aumento los próximos años llegando a superar incluso las 10.500 toneladas a partir de 2024. También prevé alcanzar un ahorro energético anual de 2.500 toneladas de vapor de agua y la reducción de 440 toneladas de CO2 al año.

Los trabajos de esta parada también incluyen una importante inversión tecnológica dentro de las instalaciones, que no solo mejorará la competitividad de las unidades, sino que también reforzará aún más la seguridad y control de la refinería. Consistirán en la adaptación a los más altos estándares de fiabilidad de los sistemas de actuación automática de seguridad de las plantas de proceso.

En este contexto de nuevas inversiones, se puede señalar que el proyecto de transformación industrial de la refinería coruñesa gira en torno al incremento de la producción de biocombustibles y otros productos de menor huella de carbono para los que son necesarias modificaciones en unidades e implementación de nuevas tecnologías que permitirán reducir las emisiones CO2.

 

 

 

 

 

Comentarios
La refinería de Repsol para cinco semanas por mantenimiento