EL CONSTRUCTOR CORUÑÉS RECIBIÓ 100 VOTOS A FAVOR Y 64 EN CONTRA

Antón Arias, nuevo presidente de la CEG

El constructor coruñés Antón Arias, hasta ahora vicepresidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC), será el próximo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG).

Antón Arias, nuevo presidente de la CEG

Con 100 votos a favor, 64 en contra, uno en blanco y 14 abstenciones, los resultados de los comicios muestran una patronal gallega dividida entre norte y sur, con una fuerte oposición de las confederaciones de Pontevedra y Ourense.  

Unos enfrentamientos que vienen de lejos pero que se evidenciaron en las últimas semanas, al presentar los empresarios coruñeses un candidato a presidir la CEG a última hora de que se cerrase el plazo y sin aviso. Previamente, la comisión gestora, formada por los presidentes de las cuatro organizaciones provinciales, había valorado la opción de aplazar las elecciones para buscar un candidato de consenso.

Arias tendrá por delante una difícil tarea: resolver las dificultades económicas y tratar de pacificar la organización empresarial, objetivo que ya intentó –sin éxito- su predecesor, el ourensano Antonio Dieter Moure, que dimitía el pasado mes de octubre.

Valoraciones

Al nuevo presidente de la CEG los resultados no le pillaron por sorpresa, y considera que dan "un  respaldo importante al proyecto de mi candidatura". Con todo, su mensaje es claro: "el tiempo de discusiones y de enfrentamientos ha llegado a su fin, debemos remar todos en la misma dirección", declaraba a este medio. De hecho, su prioridad para el mandato que comienza será superar la división existente en este momento entre las confederaciones provinciales. Pretende hacerlo mediante una modificación estatutaria "que permita que esto no se repita y con la que se favorezca la participación y la transparencia", afirmaba Arias.

No son tan optimistas con respecto a que las disensiones se acaben los presidentes de la CEP y de la CEO. Jorge Cebreiros, presidente de los empresarios pontevedreses, le augura un mandato "complicado, para hacer modificación de estatutos, aprobar las cuentas, vender el edificio... es bastante ingobernable". Y es que, subrayaba Cebreiros, "hay un 40% de la asamblea que no está de acuerdo con el procedimiento, al no le ha gustado como se hicieron las cosas", por lo que aconseja a Arias que escuche el mensaje que se desprende de esta votación. El presidente de la CEP lamenta "la mala imagen" que ha dado la patronal gallega y desea suerte al nuevo presidente; "va a tener que trabajar mucho, trabajar por el consenso y hacerlo rápido", declaraba a Economía en Galicia.

Por su parte, José Manuel Pérez Canal, presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense, también criticó el procedimiento seguido: "se hizo un pacto entre las cuatro provinciales de no presentar candidato y se rompe al día siguiente", pero también al presidente entrante: "el que se presenta así no es buen presidente". Pérez Canal coincidía con Cebreiros en lo complicado que se prevé esta nueva etapa para Antón Arias y lamentaba que en su intervención tras ser proclamado presidente no haya dicho "nada de en que va a consistir su presidencia, no ha dicho ninguna acción, solo vaguedades pidiendo unidad".

Trayectoria

Antón Arias Díaz-Eimil, licenciado en Sociología, es vicepresidente primero de la CEC y ha sido presidente de los constructores coruñeses, de la Federación Gallega de la Construcción y vocal de la Confederación Nacional de la Construcción. Su trayectoria profesional ha estado vinculada al mundo de la obra civil a través de la empresa Hermanos Arias.

Comentarios
Antón Arias, nuevo presidente de la CEG