Resultados tercer trimestre

Abanca ganó hasta septiembre 398 millones de euros

Abanca ha hecho públicos los resultados de los primeros nueve meses del año, período en el que obtuvo un resultado neto de 398 millones de euros. 

Abanca ganó hasta septiembre 398 millones de euros
Oficina de Abanca en la plaza de Lugo (A Coruña).
Oficina de Abanca en la plaza de Lugo (A Coruña).

Entre enero y septiembre, la entidad bancaria registró un crecimiento del 10% en los ingresos recurrentes (margen básico), que siguen incrementando su aportación a la cuenta de resultados. La rentabilidad ROE se situó en el 12,6%, uno de los niveles más elevados del sector.

Destaca la buena evolución comercial de la entidad, cuyo volumen de negocio con clientes se ha incrementado un 5,1% para situarse en 69.147 millones de euros. Todos los grupos de clientes contribuyen a este crecimiento, si bien destacó la concesión de crédito a pymes y autónomos, que aumentó más de 800 millones con respecto al año anterior.

Tras aumentar en términos interanuales un 4,5%, el crédito a la clientela se situó en los 28.975 millones de euros. La estructura de la cartera tiene como principales protagonistas a los particulares, destinatarios del 49% del total del crédito, aunque las empresas continúan aumentando su peso y ya reciben el 39%. Dentro del sector empresas, la entidad presta especial atención a las pymes y los autónomos. El importe del crédito concedido a este segmento fue más de 800 millones de euros superior al concedido en el mismo periodo de 2017. Por su parte, las familias registraron significativos crecimientos en las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda (+17,2% interanual) y de operaciones de crédito al consumo (+8,3% interanual).

Por otra parte, la captación de recursos de clientes compartió esta tendencia al alza, registrando un crecimiento interanual del 6,4% para situarse en los 39.210 millones de euros. La entidad presta una especial atención a los depósitos como medio de vinculación del cliente y base principal de financiación. Así, los depósitos estables de la clientela crecieron un 5,2%, observándose importantes avances en las principales métricas de vinculación de clientes: el incremento de las nóminas domiciliadas ha alcanzado el 4,8%, el del número de tarjetas el 16,8% y el del parque de TPVs el 12,3%.

Por su parte, la comercialización de productos fuera de balance (planes, fondos, seguros ahorro) experimentó un incremento del 12,3%, contribuyendo claramente a la mejora de los ingresos por servicios. Destaca también el buen comportamiento en la venta de seguros generales, uno de los ejes estratégicos del banco. El volumen de primas de la nueva producción avanzó un 4,3% y el número total de pólizas formalizadas creció un 14%.

Reducción de la tasa de mora

Abanca encadena 19 trimestres consecutivos de descenso de los saldos dudosos, que se redujeron un 23,5% entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018, hasta situar la tasa de morosidad en el 4,5%, por debajo de la del conjunto del sistema.

Estos bajos niveles de activos improductivos se complementan con una elevada tasa de cobertura (57,2%), lo que, junto con unos elevados niveles de capital, sitúa al banco como la entidad con mejor ratio Texas del sistema (40,6%), refrendando así el sólido perfil financiero de la entidad.

La entidad presenta un amplio cumplimiento de los requisitos de liquidez establecidos por el regulador. El ratio de financiación neta estable NSFR está situado en el 127%, mientras que el ratio de cobertura de liquidez LCR es del 216%, niveles que acreditan el cumplimiento de las exigencias de Basilea III para 2018.

Abanca cuenta con un perfil de liquidez muy saneado, tal y como muestra el LTD del 91,7%. La posición de liquidez está cifrada en 10.646 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, permitiendo estos últimos cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones.

La entidad dispone de uno de los niveles de capitalización más altos del sector, con un ratio CET1 Phase In del 14,9% y un exceso de capital sobre los requerimientos del BCE de 1.882 millones de euros.

Hitos del periodo

Abanca inauguró en septiembre su participación en los mercados europeos de capitales, con la emisión de 250 millones de euros en bonos. El éxito de la operación, cerrada con un amplio nivel de sobredemanda, permite a la entidad optimizar y reforzar su estructura de capital.

Además, Standard and Poor´s anunció en octubre una mejora del rating emisor a largo plazo de la entidad, que pasó de BB a BB+ con perspectiva estable. En octubre también se recibió la preceptiva licencia de la FED para que Abanca comience a operar en Estados Unidos a través de una oficina operativa en Miami. Esta nueva oficina y la integración del negocio de Deutsche Bank´s Private & Commercial Client Portugal son los principales proyectos que en estos momentos desarrolla el banco para potenciar su negocio internacional, ampliando así sus fuentes de generación de ingresos.

Comentarios
Abanca ganó hasta septiembre 398 millones de euros