RESULTADOS 2018

Abanca cierra 2018 con un beneficio neto de 430 millones de euros

Abanca registró en 2018 el mejor ejercicio de su trayectoria en términos económicos al cerrar el año con un beneficio neto de 430 millones de euros, un 17,3% más que en 2017.

Abanca cierra 2018 con un beneficio neto de 430 millones de euros
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca, Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente, y Alberto de Francisco, director general de Finanzas, durante la presentación de los resultados anuales de 2018 en Santiago.
Francisco Botas, consejero delegado de Abanca, Juan Carlos Escotet Rodríguez, presidente, y Alberto de Francisco, director general de Finanzas, durante la presentación de los resultados anuales de 2018 en Santiago.

El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, su presidente, Juan Carlos Escotet Rodríguez, y su director general de Finanzas, Alberto de Francisco, director general de Finanzas, han presentado este martes en Santiago de Compostela los resultados anuales de 2018 de la entidad financiera.

El resultado obtenido por el banco en 2018 se traduce en un ratio de rentabilidad ROTE del 11,4%. Los ingresos recurrentes (margen básico) reforzaron su peso creciente en la cuenta de resultados, al aumentar un 9,5% en el ejercicio y alcanzar los 720,9 millones de euros.

El margen de intereses se incrementó en un 11,5%. Tres cuartas partes de este incremento corresponden a la actividad minorista, cuya aportación crece de manera sostenida por la buena gestión de precios y el dinamismo comercial. Los ingresos por servicios mostraron la misma tendencia positiva, con un crecimiento del 3,8% hasta los 176,2 millones de euros. Dentro de esta línea destaca la aportación del negocio de productos de valor añadido (los seguros, planes de pensiones y fondos de inversión), que creció un 9,7%.

Crecimiento del volumen de negocio

El volumen de negocio con clientes registró en 2018 un incremento del 5,6% y quedó situado en 69.213 millones de euros, con aumentos equilibrados tanto del crédito como de los depósitos. La próxima incorporación de Deutsche Bank Portugal y Banco Caixa Geral España incrementará la cifra de negocio hasta el entorno de los 82.700 millones de euros.

El crédito a la clientela aumentó un 6,2%, hasta un nivel de 29.286 millones de euros. Especialmente intensa fue la actividad con el colectivo de pymes y autónomos, que recibieron en 2018 un total de 2.076 millones de euros en nuevas formalizaciones de crédito, 950 millones de euros más que en 2017. También cabe destacar el crecimiento de las formalizaciones de hipotecas de primera vivienda, cifrado en un 11,3% mientras que las operaciones de crédito al consumo aumentaron un 15,2%.

El negocio de seguros en su conjunto se consolida como un segmento de alta rentabilidad aportando un ROE del 20%. El mayor dinamismo comercial, sumado a la apuesta por la innovación, con productos diferenciales y nuevas soluciones, permitió que el banco captase 81.300 nuevos clientes de seguros.

Optimización de la calidad de la cartera

En paralelo a la ampliación de su volumen de negocio, Abanca sigue avanzando en el proceso de optimización de la calidad de su cartera. La entidad registró en 2018 un descenso del 29% de los saldos dudosos y acumula ya 20 trimestres consecutivos de reducción. La tasa de morosidad ha quedado situada en el 3,6%, ampliamente por debajo de la media española y en línea con la europea.

El banco con sede en Galicia se encuentra entre las mejores entidades del sector financiero español por calidad de activos. Su cartera de dudosos de crédito es la menor del sector y el peso de los adjudicados en el balance se mantiene muy por debajo de la media (0,7% frente a 1,1%). Con ello la entidad se sitúa como la segunda con menor peso de los dudosos y adjudicados en su balance (1,6%). Es, además, la primera entidad por cobertura de activos improductivos, con una tasa de cobertura total del 58,5%. La reducción de activos improductivos unida a los elevados niveles de cobertura y capital sitúan a Abanca como la entidad con mejor ratio Texas del sistema (36,2%).

Liquidez y capitalización

La entidad cuenta con un nivel de capitalización muy robusto. Recientemente realizó dos emisiones de instrumentos computables como capital, que le permiten incrementar su ratio de capital al 17,0% (14,8% CET1 a diciembre). El mercado acogió muy favorablemente a la entidad gallega. Ambas emisiones se colocaron en pocas horas con una base de inversores muy diversificada y con niveles de demanda en torno a dos veces el objetivo de colocación.

Respecto a la liquidez, Abanca mantiene una estructura de financiación muy sana basada en depósitos minoristas. Su ratio de créditos sobre depósitos es del 92% frente a una media del sector del 104%.

La entidad dispone de una liquidez de 11.364 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, permitiendo estos últimos cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones. Por otra parte, el ratio de financiación neta estable NSFR se situó en el 127% y el ratio de cobertura de liquidez LCR en el 191%, cumpliendo con los requisitos regulatorios.

Operaciones corporativas

Como complemento a su crecimiento orgánico, Abanca desarrolló en 2018 diferentes acciones dirigidas a entrar en nuevos mercados o potenciar su presencia en aquellos en los que ya opera. En marzo adquirió la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank’s Private & Commercial Client Portugal, y en noviembre Banco Caixa Geral, Por otro lado, en diciembre puso en funcionamiento su nueva oficina en Miami, con la que entra en el mercado financiero de Estados Unidos y eleva hasta 11 el número de países de Europa y América en los que opera.

Comentarios
Abanca cierra 2018 con un beneficio neto de 430 millones de euros