El proyecto traduce datos en información cartográfica visual

Un proyecto de Sherpa Journeys, BIMA, aspira a convertirse en el Google Maps del mar

Confeccionar un catastro digital marino, una especie de Google Maps del mar, es lo que se proponen Iván García y Hugo Regalado, los dos promotores del proyecto BIMA, que actualmente se acelera en el programa de acompañamiento a emprendedores de Sherpa Journeys, del proyecto Sherpa do Mar.
Un proyecto de Sherpa Journeys, BIMA, aspira a convertirse en el Google Maps del mar
Iván García y Hugo Regalado son los promotores de BIMA.
Iván García y Hugo Regalado son los promotores de BIMA.

BIMA trabaja en cruzar bases de datos relacionadas con el sector marino y convertirlas en información cartográfica gracias a los Sistemas de Información Geográfica (GIS). A través de diversos filtros, esta novedosa herramienta permite dibujar un mapa marino para un uso específico. “Somos recaudadores de información, sobre todo pública, el Google Maps del mar”, resume Iván García (A Coruña, 1993), ingeniero náutico. Junto al biólogo marino Hugo Regalado (Badajoz, 1995) son los creadores de esta startup que ofrece soluciones tecnológicas personalizadas y facilita el análisis y la toma de decisiones.

BIMA nace de la “necesidad de digitalizar y explotar la información de una forma efectiva ayudando a la sostenibilidad medioambiental, social y económica” y está enfocada a la pesca, las operaciones portuarias, el transporte marítimo o la energía.

La gestión del patrimonio o la cartografía de zonas militares son otros de los usos que arrojan datos novedosos. “Hemos enganchado un momento en el que se empieza a plantear una mejor gestión” del territorio marino, y esto abarca desde los residuos a los límites geográficos. Una perspectiva que les ha proporcionado más de una sorpresa: “Hay cosas interesantes, como los residuos histórico-militares, se ven incluso bombas de la II Guerra Mundial; hay mucho patrimonio desconocido”, concluyen.

Este programa pionero, que condensa una ingente cantidad de datos en un solo panel, es un “central data” que permite desde encontrar la mejor posición para situar un eólico o una batea a dibujar un patrón histórico de rutas de pesca (una herramienta para la optimización de capturas y el ahorro de combustible). “Ponemos unos condicionantes y vas filtrando hasta llegar a la zona idónea, y todo de forma visual”, explican.

Nuevos mercados gracias a Sherpa do Mar

BIMA forma parte del programa de acompañamiento Sherpa Journeys, una experiencia que "nos ayuda a asentar un poco más las bases del proyecto y a abrir una perspectiva de nuevos mercados en los que podemos entrar”, como el norte de Portugal.

Sherpa Journeys es una de las iniciativas del proyecto transfronterizo Sherpa do Mar, liderado por la Universidad de Vigo y con participación de la Zona Franca de Vigo, la Axencia Galega de Innovación, y las universidades de Santiago y A Coruña, por parte gallega, y la Associacâo de Transferència de Tecnologia de Asprela, la U.Porto-Innovaçào, el Centro Interdisciplinar de Investigaçâo Marinha e Ambiental, y Fórum Oceano-Associaçâo da Economía do Mar, por parte portuguesa.

Comentarios
Un proyecto de Sherpa Journeys, BIMA, aspira a convertirse en el Google Maps del mar