Entrevista a Sara Fernández Serrano, fundadora de Nortecreando

"Los clientes quieren vender más gracias al marketing digital. Mi propia empresa es mi primer caso de éxito"

Emprender en tiempos de pandemia es posible. Lo demuestra la joven coruñesa Sara Fernández Serrano, creadora de Nortecreando, una empresa dedicada a las estrategias de venta online.
"Los clientes quieren vender más gracias al marketing digital. Mi propia empresa es mi primer caso de éxito"
Sara Fernández, fundadora de la agencia de marketing digital Nortecreando.
Sara Fernández, fundadora de la agencia de marketing digital Nortecreando.

Desde que estaba cursando la carrera de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de A Coruña, Sara Fernández Serrano tenía claro que su futuro estaba relacionado con el mundo del marketing. De hecho, hacia ese ámbito encaminó su especialización, primero hizo un posgrado en Estrategia Digital de la misma universidad y luego un máster online de Marketing Digital y Social Media.

En 2020, en pleno confinamiento, decidió dejar un trabajo fijo, darse de alta como autónoma y centrarse en el proyecto que llevaba madurando desde su posgrado. Ahora, a sus 25 años, dirige la agencia de Marketing Digital y Social Media Nortecreando.

¿Cómo surgió Nortecreando?

Sara Fernández: “Desde que empecé la carrera sabía que mi futuro estaba relacionado con el Marketing, siempre me ha encantado. Cree Nortecreando en Instagram como proyecto de posgrado. Me apasionaba el funcionamiento de esta red, por eso lo enfoqué a investigar y conocer el algoritmo desde dentro. A la vez, trabajaba en una empresa donde adquirí una enorme experiencia llegando a tener gran responsabilidad en la sección de Social Media.

Años de muchísimo esfuerzo y dedicación, compaginando mi proyecto con el empleo por cuenta ajena. Horas de inmersión en el mundo del marketing digital. ¿Y mi tiempo libre? Seguía formándome, leyendo y estudiando. Hoy en día, sigo haciéndolo. Tampoco lo abandonaré en el futuro. Es un mundo que se actualiza continuamente”.

 

¿Qué es Nortecreando?

S.F.: ““Nortecreando es una empresa que diseña estrategias de venta online para marcas que quieren construir negocios rentables y con valores. Te estarás preguntando, ¿con valores? Sí. Los valores de la empresa cada vez son más importantes en las decisiones de compra.

Cada vez nos fijamos más en las personas que están detrás de las empresas, en sus procesos de producción, en su personalidad, en la transparencia. Es necesario apostar por un marketing donde lo importante es la confianza y la relación que se establece entre la marca y el consumidor.

Nortecreando está especializada en la parte social media y publicidad online. No tenemos servicios de diseño web o posicionamiento seo. El Marketing Digital es súper amplio y yo apuesto por la especialización. Ser los mejores en unos temas en concreto.

Cada empresa tiene una manera de llevar a cabo sus procesos siguiendo una personalidad que la diferencia del resto. Mi objetivo es crear una empresa honesta, transparente y que el principal valor sea la confianza. “Quiero ser la persona a la que siempre recuerdes como parte del equipo que te hizo crecer”.

 

¿Cómo se logra hacer un hueco en un sector -el del marketing- muy competitivo, en el que existen cientos de agencias?

S.F.: “Uf, cada vez hay más empresas. Tanto autónomos como agencias consolidadas que llevan un montón de tiempo en el mercado. El objetivo de toda empresa es que los clientes lleguen a ti por quién eres y por cómo les puedes ayudar. La clave de Nortecreando está en que los clientes ya te conocen, y confían en ti antes de contratarte. ¿Cómo lo he conseguido? Principalmente por la estrategia de marca que he generado en Instagram @nortecreando. Hablar de tú a tú, ayudar sin nada a cambio, rechazar clientes porque no están en el punto de realizar una determinada acción de marketing… todo te ayuda a construir un posicionamiento de marca.

Al final, los clientes quieren vender más gracias al marketing digital. Y yo he creado una empresa con esas técnicas. Te conviertes en tu primer caso de éxito.

Después siempre están los clientes satisfechos, el boca a boca sigue funcionando. Y también dar formaciones, a la gente le gusta mi manera de explicar y les da mucha confianza que sea docente y ponente en varios lugares.

Como marcas, tenemos que lograr permanecer en la mente de las personas. No basta con vender productos o servicios, tienen que ir acompañadas de experiencias, sensaciones y emociones. Una buena experiencia y atención al cliente te va a ayudar a construir relaciones sólidas con tus clientes y, al mismo tiempo, atraer nuevos clientes. Es algo que tengo muy claro en mi día a día”.

 

¿Qué servicios demandan más tus clientes?

S.F.: “Depende del tipo de cliente. Normalmente mis clientes son pequeños autónomos, pymes e instituciones públicas.

Por ejemplo, el servicio estrella de los pequeños autónomos es la estrategia de marca en redes sociales. Una hoja de ruta detallada y personalizada que les levará paso a paso a conseguir sus objetivos de marketing en redes sociales. De esta manera, empiezan a tener una presencia en redes profesional alineada a su plan de ventas, y no subcontratan un servicio de gestión de redes o similar.

Otro de los servicios más demandados con diferencia es la publicidad en medios sociales y las consultorías estratégicas. Por otro lado, recibía grandes solicitudes de gestión de redes sociales, pero no tenía un equipo que pudiera gestionar la cuenta de los clientes. Ahora mismo estoy en el proceso de seleccionar varios freelance para tener el servicio activo. La parte estratégica la desarrollaría yo, y la gestión de las cuentas el equipo”.

 

¿Crees que las empresas gallegas saben sacarle partido al marketing digital?

S.F.: “Hay muchas que sí, pero también hay muchas otras que no. El mundo digital ha cambiado radicalmente la forma en la que nos relacionamos, compramos y validamos productos. Ha cambiado el modo en el que las marcas se relacionan con sus potenciales clientes. Y algunas empresas no lo acaban de entender del todo.

El marketing a día de hoy se centra en las personas. Los consumidores participan en las conversaciones donde son los protagonistas, y es la marca la genera experiencias memorables a través de los medios digitales. La comunicación es mucho más visual y cercana.

Desde la pandemia, he notado que las empresas quieren apostar por el marketing digital. Espero que siga así, se pueden conseguir muchas cosas”.

 

¿Qué es lo más difícil y lo más fácil de emprender? ¿Te resultó complicado darte de alta como autónoma? ¿Crees que en Galicia existen apoyos -públicos o privados- suficientes para los emprendedores?

S.F.: “Dejé mi trabajo por cuenta ajena, lo aposté todo. La primera semana como autónoma recibí dos ofertas de trabajo de empresas y agencias de marketing. Ya no sabía si estaba haciendo lo correcto, pero había tomado una decisión y quería apostar por ella. Tenía mucho miedo, pero no me arrepiento.

Emprender es muy difícil. Es un camino que requiere perseverancia, fortaleza, formación, y sobre todo, confianza y pasión hacia tu proyecto. No soy partidaria de las fórmulas mágicas ni de los golpes de suerte. Creo que todo en esta vida se consigue por las acciones y el trabajo que realiza cada uno. Creo realmente que sin pasión, muy pocos pueden crear y mantener un negocio.

O tienes una inversión previa para contratar a un equipo o empiezas tu solo -como fue mi caso-. Todo depende de ti. Por ahora tampoco tuve ninguna subvención económica.

Es cierto que ahora hay proyectos como IGATA (Instituto Galego do Talento) o programas de la Xunta que te ayudan a desarrollar como un plan de negocio. En mi caso, ya había realizado un plan de negocio y marketing, ya que me dedico a ello.

Hay momentos que te vienes abajo, pero estoy muy contenta de todo lo que he conseguido en este periodo de tiempo. Y voy a seguir a por todas”.

 

¿Cuál es tu consejo a quien tiene en mente un proyecto de emprendimiento?

S.F.: “No recomiendo dejar un trabajo por cuenta ajena, si no hay ahorros o una marca previa creada. Yo abrí mi negocio y desde el primer mes tuve buenos beneficios, pero porque había hecho un trabajo previo de creación de marca.

Si quieres empezar un negocio, no debes construir la casa por el tejado. Cimentar una marca sólida que no se tambalee cuando cambie el entorno. Por este motivo, se debe diseñar un buen modelo de negocio, analizar al cliente y definir la marca. Recomiendo que se hagan las siguientes preguntas: ¿A quién vendo? ¿Qué hago? ¿Qué vendo?

Y sobre todo, en el emprendimiento no se trata solo de ganar dinero, hay que saber sostenerlo. Mantener y hacer crecer la empresa”.

Comentarios
"Los clientes quieren vender más gracias al marketing digital. Mi propia empresa es mi primer caso de éxito"