Las instalaciones de la Asociación de Empresarios acogen dos cursos dirigidos a desempleados

El polígono de San Cibrao forma en soldadura y fontanería para cubrir la demanda de sus empresas

Las instalaciones de la Asociación de Empresarios del Polígono de San Cibrao das Viñas acogen, con la subvención de la Consellería de Emprego e Igualdade, dos cursos destinados a personas desempleadas de soldadura y operaciones de fontanería, con el objetivo de cubrir la demanda actual de estos especialistas en las empresas del propio polígono.
El polígono de San Cibrao forma en soldadura y fontanería para cubrir la demanda de sus empresas
En el curso de soldadura, se ejecutan procesos de soldeo enfocados a sectores como la automoción, el naval o la industria alimentaria.
En el curso de soldadura, se ejecutan procesos de soldeo enfocados a la automoción, el naval o la industria alimentaria.
14 alumnos participan en cada uno de los dos cursos: Soldadura con electrodo revestido y TIG y Operaciones de fontanería y calefacción-climatización doméstica, que ofrecen un total de 1.316 horas de aprendizaje. Ambos se enmarcan dentro de las Acciones Formativas a Desempleados y al finalizar, los participantes obtendrán el certificado de profesionalidad correspondiente.

Los conocimientos que adquieren los participantes han sido totalmente orientados y adaptados a las necesidades del mundo laboral. Así, en el curso de soldadura, se ejecutan procesos de soldeo enfocados a sectores como la automoción, el naval o la industria alimentaria, tanto en fabricación como en reparación. También se realiza el diseño de planos para la ejecución de proyectos. Esta iniciativa, que comenzó en noviembre y terminará en junio, tiene una duración de 758 horas en las que se compagina la parte teórica y práctica, incluyendo formación en empresas. Se obtiene un certificado de profesionalidad nivel 2.

En el caso del curso de operaciones de fontanería y calefacción-climatización doméstica-, tiene una duración de 558 horas en las que los alumnos aprenden a realizar desde pequeñas reparaciones hasta instalaciones completas. Igualmente, se compagina la teoría con la práctica en el taller y se incluye la formación en empresas. Las clases comenzaron en enero y finalizarán en julio, ofreciendo un certificado de profesionalidad nivel 1.

Los estudiantes de ambos certificados reciben también formación en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, sensibilización ambiental e igualdad.

Comentarios
El polígono de San Cibrao forma en soldadura y fontanería para cubrir la demanda de sus empresas