Felipe VI presidente el viaje inaugural de la LAV Madrid-Galicia

El viaje en AVE a Madrid se acorta a 2 horas 15 minutos

El Rey ha presidido este lunes el viaje inaugural de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Galicia,una infraestructura en la que se han invertido más de 10.000 millones de euros y permitirá conectar Ourense con la capital española en 2 horas y 15 minutos.
El viaje en AVE a Madrid se acorta a 2 horas 15 minutos
Las autoridades descubrieron una placa conmemorativa en la estación de A Gudiña - Porta de Galicia./D. CABEZÓN.
Las autoridades descubrieron una placa conmemorativa en la estación de A Gudiña - Porta de Galicia./D. CABEZÓN.

Junto a Su Majestad, Felipe VI, han asistido a la puesta en servicio del tramo entre Pedralba de la Pradería (Zamora) y Ourense de la LAV Madrid-Galicia, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz,  el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera; el secretaria general de Infraestructuras, Sergio Vázquez; la presidenta de ADIF, María Luisa Domínguez y el presidente de la Entidad Pública Empresarial RENFE-Operadora, Isaías Táboas, entre otras autoridades.

"Desde el Gobierno de España siempre hemos tenido claro que la llegada del AVE a Galicia era una prioridad absoluta", ha subrayado el jefe del Ejecutivo a su llegada a la estación de Ourense.

La llegada de la alta velocidad a Galicia culmina un proceso iniciado en 2007 con la puesta en servicio del túnel ferroviario de Guadarrama, que junto a la apertura del tramo entre Zamora y Pedralba de la Pradería en 2020 y la llegada definitiva del AVE a Ourense, reducen a dos horas y cuarto la conexión por tren entre Madrid y Galicia.

Ourense, centro clave de distribución de alta velocidad

El AVE a Galicia no solo recorta los tiempos de conexión con Ourense, sino que convierte a la provincia gallega en un centro clave de distribución de alta velocidad y reduce, proporcionalmente, los trayectos entre Madrid y el resto de grandes ciudades gallegas, recortando en aproximadamente una hora los tiempos de llegada a A Coruña, Santiago de Compostela, Vigo, Lugo y Pontevedra; y en casi una hora y media la llegada a Ferrol.

"Hoy damos un verdadero vuelco a la conectividad de Galicia con el centro peninsular, que, por supuesto, no termina aquí", ha señalado el presidente en referencia al compromiso del Gobierno con la puesta en marcha de las actuaciones que completarán esta línea de alta velocidad, ampliándola hasta Santiago de Compostela, donde enlazará con el Eje Atlántico gallego que va de Ferrol a Vigo y hasta la frontera con Portugal.

Esta infraestructura ferroviaria cuenta con una inversión por parte del Estado de 10.950 millones de euros, de los que se han ejecutado ya 10.060 millones, un 92% del total previsto. "Hoy celebramos la consecución de un hito histórico, no solo por culminar un largo camino sino, sobre todo, por la forma en que nos proyecta al futuro", ha afirmado Sánchez.

Un "proyecto de país" y un "éxito colectivo"

En su intervención, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez, ha recalcado que la llegada de la alta velocidad a Galicia corona un proyecto de país, que cohesiona y acerca tanto a ciudadanos como a territorios y que supone un avance clave en la transición de nuestro país hacia un modelo de desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

La ministra también ha hecho hincapié en que esta infraestructura mejora la movilidad colectiva y permite conectar de manera ultrarrápida a casi el 30% del PIB de España y a más del 25% de su población, lo que permitirá crear riqueza y generar múltiples oportunidades de desarrollo personal y colectivo.

Raquel Sánchez, en este sentido, ha destacado la importancia que desde el Gobierno de España se da al ferrocarril con una apuesta decidida por este medio y ha añadido que la modernización en Galicia no se acaba con la llegada de la alta velocidad, dado que para el próximo año ya hay presupuestadas actuaciones valoradas en más de 400 millones de euros.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que la llegada del AVE a Ourense es un nuevo éxito colectivo y animó a concluirlo para aprovechar al máximo este activo de valor incalculable. “Para los gallegos es un antes y un después. Supone competir en términos de igualdad con el Mediterráneo, el Sur y, en definitiva, con la mayor parte de España”, expresó.

Feijóo hizo un llamamiento a sacar el mayor rendimiento a las estaciones de Ourense y a la de A Gudiña, pues el AVE abre un nuevo e interesante camino que muestra a Ourense como escaparate. “El ferrocarril es capaz de constituir una alternativa sólida al avión y un recurso de gran eficacia para la atracción turística”, observó.

Con todo, el presidente de la Xunta insistió en que el AVE deberá detenerse en la estación ourensana mientras no se pongan a disposición los trenes de rodadura desplazable, por lo que aseguró que es irrenunciable que el resto de ciudades gallegas puedan sumarse “lo antes posible” al mapa de la alta velocidad ferroviaria.

En la misma línea afirmó que es imprescindible que se cumplan los tiempos de conexión de poco más de tres horas entre Madrid y todas las ciudades gallegas, atendiendo a la propia planificación ferroviaria aprobada y comprometida por los distintos Gobiernos de España para poner en valor la multimillonaria inversión del AVE del Noroeste.

Ambos dirigentes reconocieron en sus discursos la tarea realizada durante muchos años por distintas Administraciones y Gobiernos para llegar al hito histórico de este lunes, así como el trabajo de empresas, ingenieros y trabajadores públicos para sacar adelante un “colosal desafío” técnico -en palabras de Feijóo- por la complejidad de la orografía. "Se trata de un recorrido de casi 120 kilómetros por un paisaje espectacular, con 31 túneles y 32 viaductos que dan buena idea de la enorme complejidad que ha entrañado su construcción", destacaba el presidente del Gobierno.

Viaje inaugural

El viaje inaugural del AVE entre Galicia y Madrid partía este lunes a las 10 menos cuarto de la mañana de la capital española. Tras sendas paradas en Zamora y A Gudiña, en donde se incorporó al viaje el presidente de la Xunta y se descubrió una placa conmemorativa de la inauguración de la estación Porta de Galicia, el tren llegaba a las 12:16 del mediodía a Ourense, tras cubrir los 418 km entre ambos puntos en 2 horas y cuarto de viaje.

La apertura del último tramo de la LAV Madrid-Galicia supone una reducción del tiempo de viaje de 1 hora y 28 minutos. También se reducen los tiempos para conectar Madrid con otras ciudades gallegas como Vigo, A Coruña o Pontevedra. Las frecuencias de este trayecto también se ven incrementadas. Los servicios diarios por sentido pasarán de 6 a 10 en el caso de Ourense y A Coruña; de 4 a 8 en el caso de Vigo; de 5 a 7 para Pontevedra y de 3 a 4 en Lugo. Este martes 21 de diciembre tendrá lugar los primeros viajes comerciales.

En principio, estos trenes, que tienen ancho variable, estarán operativos en esta línea a principios del año que viene, lo que evitará a los viajeros realizar trasbordos para llegar a otras ciudades de la región.

Comentarios
El viaje en AVE a Madrid se acorta a 2 horas 15 minutos