Los tres grupos aprueban una proposición no de ley del Grupo Popular

Unanimidad en el Parlamento para que la Xunta dé prioridad a la fábrica de fibras textiles

El Parlamento de Galicia ha aprobado este miércoles por unanimidad de los tres grupos del PPdeG, BNG y PSdeG, una iniciativa para que la Xunta dé prioridad al proyecto de fábrica de fibras textiles que promueve la empresa lusa Altri.
Unanimidad en el Parlamento para que la Xunta dé prioridad a la fábrica de fibras textiles
Pleno del Parlamento de Galicia.
Pleno del Parlamento de Galicia.

En la proposición no de ley aprobada por los tres grupos del Parlamento se solicita al Gobierno gallego que se propicie el emplazamiento de la que sería la primera fábrica de fibras textiles de España " preferentemente en la Comarca de A Mariña", y si por criterios técnicos no fuese posible, "en todo caso en la provincia de Lugo". La proposición fue presentada por el Grupo Popular, aunque la referencia a A Mariña fue propuesta en una enmienda del PSdeG.

En la iniciativa se considera esta fábrica "una gran apuesta, tanto desde el punto de vista económico y laboral, como desde el punto de vista estratégico, ya que permitiría cerrar el ciclo de producción de madera en Galicia".

En el segundo punto de la iniactiva se solicita al Gobierno central "la necesidad de establecer líneas de apoyo en el marco de los fondos europeos Next Generation para el desarrollo de este proyecto con la mayor celeridad posible”.

Interpelación al vicepresidente económico de la Xunta

Sobre este tema también se interpeló al vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, en el Pleno del Parlamento gallego.  Conde explicó que el proyecto de fábrica de fibras textiles que promueve Altri es un proyecto sostenible y solvente que forma parte del Polo para la Transformación de Galicia, impulsado por la Xunta con la ayuda de la Sociedad Impulsa. Con una inversión de 800 millones de euros, la nueva factoría tendría capacidad para generar 1.500 empleos directos y abastecer de materia prima el sector textil, clave para Galicia, con la producción de 200.000 toneladas al año de lyocell, a partir del reciclaje de ropa y utilizando madera de los bosques gallegos.

Según precisó el conselleiro, la compañía lusa está evaluando de manera minuciosa los posibles emplazamientos. La decisión de Altri, dijo Conde, dependerá de criterios medioambientales y de la disponibilidad de aquellos recursos que condicionen la viabilidad del proyecto, como es la necesidad de agua dulce.

Por último, el vicepresidente económico de la Xunta manifestó su deseo de que el Gobierno se pronuncie sobre el proyecto para construir en Galicia una fábrica de fibras textiles y le dé su apoyo en el marco de los fondos europeos Next Generation. Conde recordó que este proyecto ya fue presentado al Ejecutivo central en el marco de la candidatura gallega a los fondos europeos de recuperación, sin recibir ninguna respuesta por el momento.

Comentarios
Unanimidad en el Parlamento para que la Xunta dé prioridad a la fábrica de fibras textiles