Dará servicio a 15 concellos

Sogama adjudica la planta de biorresiduos de Cervo por cerca de 6,4 millones

Sogama ha adjudicado a la UTE Espina Obras Hidráulicas -Geoxa, General de Construcciones, la obra de ejecución y puesta en marcha de una planta de biorresiduos en el Ayuntamiento de Cervo (Lugo), por un importe de 6.383.949 euros (IVA incluido).

Sogama adjudica la planta de biorresiduos de Cervo por cerca de 6,4 millones
La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, en la presentación de las obras de la planta de biorresiduos de Cervo.
La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, en la presentación de las obras de la planta de biorresiduos de Cervo.
La planta de biorresiduos de Cervo formará parte de la red de infraestructuras diseñada por la Xunta a fin de que la mayor parte de los ayuntamientos adheridos a Sogama tengan acceso a la valorización de la materia orgánica y dispongan de una planta de biorresiduos, o de transferencia, a menos de 50 km de distancia.

La instalación, que se levantará en el polígono industrial de Cuíña, ocupará una parcela de casi 8.000 metros cuadrados y dará servicio a 15 concellos (la práctica totalidad de los pertenecientes a la comarca de la Mariña lucense, además de Mañón), aglutinando una población de más de 69.300 habitantes. Es el caso de Cervo, Alfoz, Barreiros, Burela, Foz, Lourenzá, Mañón, Mondoñedo, Muras, Ourol, Ribadeo, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro y Xove.

La planta acogerá todo el proceso de compostaje, dispondrá de capacidad para tratar 3.000 toneladas de materia orgánica cada año, a las que habría que sumar 1.600 toneladas de material estructurante (podas y restos madera) y producirá alrededor de 1.500 toneladas de compost que se destinará, como fertilizante natural, al sector de la agricultura y ganadería.

Asimismo, estará alimentada por energías renovables y equipada también con novedosos e innovadores sistemas de depuración de aguas y de aire, así como de reducción del nivel de ruido, garantizando con ello una operativa respetuosa con el entorno más inmediato.

17 instalaciones

Conforme a la legislación europea, los ayuntamientos disponen de plazo hasta el 31 de diciembre de 2023 para instaurar la recogida diferenciada de la materia orgánica a través del contenedor marrón. Si bien se trata de una competencia municipal, contarán con el respaldo de la Xunta, que ha diseñado y articulado una red de infraestructuras conformada por 17 instalaciones: 4 plantas de biorresiduos (una por provincia, habiendo entrado ya en funcionamiento la de Cerceda, que actualmente da servicio a cuatro concellos) apoyadas por 13 plantas de transferencia que dispondrán de una tolva específca para el trasvase de la fracción orgánica.

La previsión es que las instalaciones integradas en esta red, a las  que se destina una inversión de 38.600.000 euros, entren en funcionamiento a finales de 2022, propiciando que, junto con otras plantas públicas y privadas de compostaje, la recogida selectiva de los residuos orgánicos sea una realidad en Galicia, dando un salto importante de cara al cumplimiento de los objetivos europeos de reciclaje para el año 2025. Esta actuación cuenta con una cofinanciación de fondos FEDER.

Comentarios
Sogama adjudica la planta de biorresiduos de Cervo por cerca de 6,4 millones