Solo restan tres parcelas disponibles

El polígono de SEA en Monforte roza la plena ocupación tras la venta de una parcela a Lincold Ibérica

La empresa Lincold Ibérica, de tratamiento de agua y de distribución de productos para desinfección, ha redoblado su apuesta por el polígono de Reboredo, Monforte de Lemos (Lugo), con la adquisición de otra parcela, de 3.000 metros cuadrados.

El polígono de SEA en Monforte roza la plena ocupación tras la venta de una parcela a Lincold Ibérica
La gerente de SEA, Beatriz Sestayo, y el responsable de Lincold Ibérica, Daniel Figueroa.
La gerente de SEA, Beatriz Sestayo, y el responsable de Lincold Ibérica, Daniel Figueroa.

Beatriz Sestayo, gerente de Suelo Empresarial del Atlántico (SEA), entidad promotora del polígono de Monforte, ha firmado con el responsable de Lincold Ibérica, Daniel Figueroa, la venta de la parcela, por un importe de 58.500 euros más IVA, que permitirá a la empresa ampliar las instalaciones con las que cuenta en el polígono. Actualmente, la empresa emplea a 16 personas.

Beatriz Sestayo ha recordado que, tras triplicar las ventas en solo dos años, el polígono de Reboredo roza la plena ocupación, con solo tres parcelas disponibles. En 2021, el mejor ejercicio de la historia de SEA, se llegaron a adjudicar hasta 51.073 metros cuadrados, distribuidos en 8 parcelas.

La gerente de SEA ha puesto en valor la previsión de creación a corto y medio plazo de empleo en el polígono de Monforte, con la implantación de nuevas empresas y la consolidación de otras, como Oviganic, que van a convertir esta área industrial en un polo económico fundamental en la provincia.

El polígono de Reboredo dispone de una superficie total de 365.675 metros cuadrados de superficie, de los que se comercializan 275.235 metros cuadrados. Entre otras empresas, cuenta con compañías instaladas como Oviganic, dedicada a la comercialización de productos lácteos infantiles, o Queserías Prado, además de Lincold Ibérica.

 

 

Comentarios
El polígono de SEA en Monforte roza la plena ocupación tras la venta de una parcela a Lincold Ibérica