Vieites se reúne con la CEL y el presidente de la Diputación de Lugo

La patronal reclama una mayor armonización fiscal para garantizar la competitividad de las pymes

El comité ejecutivo de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) celebró este martes su reunión en la sede de la Confederación de Empresarios de Lugo, en la que defendió una mayor armonización fiscal a nivel nacional y europeo para garantizar una mayor competitividad de pequeñas y medianas empresas.
La patronal reclama una mayor armonización fiscal para garantizar la competitividad de las pymes
Los directivos de la patronal gallega fueron recibidos por el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé.
Los directivos de la patronal gallega fueron recibidos por el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé.

La reunión del comité ejecutivo de la patronal gallega estuvo encabezada por su presidente Juan Vieites, quien estuvo acompañado en Lugo por Eduardo Valín y Jaime López, consejero delegado y secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), respectivamente; así como por Ramón Alonso, miembro del consejo de administración de la CEL y del comité ejecutivo de la CEG.

Aprovechando la visita institucional a Lugo, Vieites también mantuvo un encuentro con el presidente de la Diputación Provincial de Lugo, José Tomé, al que trasladó un documento que resume y refuerza las principales demandas económicas y empresariales que durante años se han demandado desde la CEL para impulsar el tejido productivo lucense, y que pasan por reforzar sectores clave como el agroalimentario, pesquero y forestal o finalizar infraestructuras imprescindibles como la autovía Lugo – Santiago, la Autovía Lugo-Ourense, o la apuesta por el eje de mercancías Monforte-Lugo-A Coruña, entre otras. También se abordó la necesidad de un plan de reconversión industrial para A Mariña dada la situación de Alcoa. A esta reunión asistieron también los diputados provinciales Pilar García Porto y Pablo Rivera.

Fiscalidad y agilidad en la transferencia de ayudas

En la reunión del comité ejecutivo, de carácter ordinario, se puso de manifiesto una vez más la fuerte preocupación de las empresas gallegas por la fiscalidad. En este sentido, desde la patronal gallega se apuesta por un modelo fiscal simplificado, tanto en número de tributos como en presión, tanto a ciudadanos como para empresas, lo que permitirá un mayor margen para la inversión y el consumo, que a medio plazo generará mayor riqueza. “Teniendo en cuenta el grado de vulnerabilidad y exposición ante la crisis de las pymes y autónomos, es necesario bajar la presión, lo que daría lugar a una mejora de la competitividad y un incremento en la creación de empleo”, expuso el presidente de la patronal gallega.

“Además, y pensando en el futuro -añadió Vieites-, deberíamos apostar por la eliminación de aquellas medidas fiscales que disuadan a particulares y empresas de realizar inversiones productivas en Galicia”. “En la misma línea, se debe optar definitivamente por una fiscalidad armonizada que salvaguarde la libre competencia y la unidad de mercado”, insistió.

Destacan desde la CEG, en este sentido, el perjuicio que las diferencias de tributación entre comunidades autónomas en España, y entre países en el marco de la Unión europea, ocasionan a la actividad empresarial y a la libre competencia.

Igualmente, en la reunión se subrayó la necesidad de “agilizar lo máximo posible la tramitación y entrega de las ayudas estales para ayudar a autónomos y empresas a sobrevivir frente al impacto de la COVID-19”.

Comentarios
La patronal reclama una mayor armonización fiscal para garantizar la competitividad de las pymes