Informe de UGT Galicia

Más de la mitad de las pensiones gallegas, por debajo del salario mínimo

Más de la mitad de las pensiones gallegas se sitúan por debajo del Salario Mínimo Interprofesional de 655 euros al mes, una situación que en el resto de España no llega al 40%.

Más de la mitad de las pensiones gallegas, por debajo del salario mínimo

UGT-Galicia ha hecho público estos datos para instar a los partidos políticos a recuperar el consenso del Pacto de Toledo para reforzar y garantizar el Sistema Público de Pensiones, elemento esencial para el crecimiento de nuestra economía y de un modelo social justo y eficaz.

En Galicia 256.082 pensiones de jubilación tienen una cuantía mensual de menos de 655,19 euros. Estas pensiones representan el 54,7% del total, es decir de manera mayoritaria las pensiones en la comunidad son inferiores a 655 euros. En el conjunto del Estado el peso de este tramo de pensiones supone el 39,3%.

La peor cobertura de las cuantías de las pensiones en Galicia respeto al conjunto de España sigue reflejándose si analizamos un tramo más amplio. Así, el número de pensiones de jubilación por debajo de 1.000 euros al mes, incluyendo el tramo anterior, consigue el 73,1% en Galicia y en el Estado el 60,6%.

Entre 1.000 y 2.000 euros al mes se encuentran el 19,6% de las pensiones. Y por último, tan sólo el 7,3% de las pensiones superan los 2.000 euros al mes.

Una situación preocupante, señalan desde el sindicato, cuando la pérdida de empleo convierte a los mayores como el principal sustentador de los hogares. De hecho, según datos del IGE 303.666 hogares gallegos tienen como sustentador principal a personas de más de 65 años (es decir, casi un tercio del total de hogares, que asciende a 1.060.976)

UGT considera urgente buscar alternativas de ingresos para la Seguridad Social, como incrementar empleos estables y salarios o establecer cotizaciones que contribuyan a las arcas de la Seguridad Social para los equipos tecnológicos que sustituyen a trabajadores de carne y hueso.

Comentarios
Más de la mitad de las pensiones gallegas, por debajo del salario mínimo