Reivindica la liberalización entre Pontevedra y Curro

La Cámara advierte de que la competitividad de la provincia podría verse afectada ante la subida de los pejaes de la AP-9

El presidente de la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía, José García Costas, se ha mostrado “muy preocupado” sobre las consecuencias económicas y en términos de competitividad que tendrá la subida en los peajes de la AP-9, tras el anuncio de la gratuidad del tramo Redondela- Vigo. 

La Cámara advierte de que la competitividad de la provincia podría verse afectada ante la subida de los pejaes de la AP-9
Puente de Rande.
Puente de Rande.

Para García Costas la liberalización de este peaje, así como la ampliación del Puente de Rande “resulta tremendamente positivo para los ciudadanos, y suponía una demanda histórica”, si bien no parece justo que esta decisión “repercuta en el resto de los peajes”. Para el presidente cameral, “estaríamos solucionando una vieja y justa demanda pero creando nuevos problemas”.

García Costas se suma a la opinión de los presidentes de AEMPE y AJE Pontevedra, José María Corujo y Pablo Fernández, quienes también han reivindicado liberalización entre Pontevedra y Curro. “Como medida compensatoria se debería liberar el tramo de la autopista que une Pontevedra con el Salnés, a través de la AG-41, con la finalidad de dotar de una conexión directa y gratuita a toda a comarca, favoreciendo no solo la movilidad ciudadana, sino también empresarial”. Con esta propuesta, además, los tres presidentes consideran que se mejoraría la competitividad del polígono de Barro-Meis.

La Cámara, AEMPE y AJE Pontevedra entienden que la comarca de Pontevedra no puede ser la gran perjudicada en la mejora de la conectividad del sur de la provincia. Por este motivo, hacen un llamamiento a las diferentes administraciones a que tomen las medidas compensatorias necesarias para evitar el “aislamiento” de la zona. 

Comentarios
La Cámara advierte de que la competitividad de la provincia podría verse afectada ante la subida de los pejaes de la AP-9