En el sector metal solo trabaja alrededor del 20% de las empresas, al igual que en polígonos empresariales concretos, como el de San Cibrao

La actividad industrial, en mínimos

Más del 80% del sector metalúrgico gallego ha parado ya su actividad, tras la entrada en vigor de la medida aprobada por el Gobierno este domingo de paro de toda actividad no considerada servicio esencial para combatir la expansión del coronavirus.
La actividad industrial, en mínimos
Uno de los viales principales del polígono de San Cibrao das Viñas, antes de la declaración del estado de alarma./P.L.
Uno de los viales principales del polígono de San Cibrao das Viñas, antes de la declaración del estado de alarma./P.L.

Según informan desde Asime, la patronal que agrupa al sector metal en nuestra Comunidad, desde este martes solo siguen en activo contadas industrias vinculadas estrechamente con la producción y generación de los servicios esenciales o básicos, como pueden ser servicios de mantenimiento, fabricación de maquinaria especial o suministros de materias clave, todos ligados a actividades como la energía, el agua o la alimentación en los que el sector metal tiene un rol clave.

A respecto de la orden de cese de las actividades no esenciales, Enrique Mallón, secretario general de Asime, declaró que "desde el sector metal siempre hemos manifestado que debíamos mantener un nivel mínimo de actividad si queríamos que la reactivación fuese más rápida y sobre todo más sólida, intentando sobre todo mantener el mayor número de puestos de trabajo con vistas a futuro”. En esta línea, desde Asime creen que “se podrían haber permitido algunas otras actividades que sí entendemos interesantes y estratégicas para el funcionamiento de un país, como pueden ser la defensa o la industria aeronáutica; así como otras en las que la paralización produce más perjuicios que beneficios”.

En relación al Real Decreto-Ley aprobado el domingo, desde Asime insisten en que “el sector metal está completamente comprometido con la lucha contra el coronavirus, pero se precisa más antelación en la adopción de medidas de este tipo y también más nitidez en las disposiciones, que llevan en muchos casos a ambigüedades y dificultades para las empresas”.

Desde Asime señalan que “esto va a ser sin duda un golpe tremendo para el sector metal gallego, que representa el 20% del PIB de Galicia y más de 67.000 trabajadores, pero esperamos y deseamos poder recuperar pronto este tiempo perdido y que el 2020 no sea un año de recesión, para lo cual serán necesarios grandes esfuerzos por parte de todos, ya que la reactivación económica que se prevé ahora más compleja que al inicio de esta crisis”.

Paralización de la actividad en el polígono de San Cibrao

Donde también se han notado las medidas del último Real-Decreto Ley es en el polígono ourensano de San Cibrao das Viñas, donde, según informa la Asociación de Empresarios, la actividad se ha reducido al 22%. Hay que recordar que en este parque empresarial hay instaladas unas 432 empresas, que dan trabajo a 8.500 trabajadores. La actividad empresarial ya había caído a la mitad desde la declaración del estado de alarma.

Comentarios
La actividad industrial, en mínimos