Objeto de una jornada de CEO, Inega e Instalectro

Ayudas para la transición hacia energías más limpias y sostenibles

Los proyectos de energía fotovoltaica podrán solicitar ayudas del Inega de la Xunta de Galicia, que ha reservado una partida de 4,5 millones de euros para repartir en los años 2021 y 2022.

Ayudas para la transición hacia energías más limpias y sostenibles
Marisol Nóvoa, presidenta de la CEO, participó en la jornada sobre las ayudas a las energías fotovoltaicas del Inega.
Marisol Nóvoa, presidenta de la CEO, participó en la jornada sobre las ayudas a las energías fotovoltaicas del Inega.

Los beneficiarios de estas subvenciones del Inega para incorporar alternativas energéticas basadas en el aprovechamiento fotovoltaico son ayuntamientos, entidades sin ánimo de lucro, empresas y autónomos. Esta selección incluye también las empresas de servicios energéticos que gestionan total o parcialmente instalaciones con consumidoras de energía cuyos servicios estén destinados a conseguir ahorro económico a través de un menor consumo de energía.

El interés generado en el colectivo empresarial por estas ayudas llevó a la Confederación Empresarial de Ourense (CEO) a organizar una jornada a tres bandas en la que participaron Juan Ignacio Rodríguez Fernández-Arroyo, director del departamento de Energía del Instituto Enerxético de Galicia (Inega), y Francisco Meije Fernández, presidente de la asociación Instalectro, que agrupa a los instaladores eléctricos y de telecomunicaciones de la provincia. Una treintena de personas conectó con la jornada telemáticamente para atender a los pormenores de esta línea de ayudas y plantear las cuestiones que generan más dudas entre los beneficiarios.

Marisol Nóvoa, presidenta de la CEO, destacó en su presentación las ventajas para realizar la transición a estas energías renovables, y conseguir ‘consumos responsables y cuidado del medio ambiente, pero no sólo eso, sino también un importante ahorro económico, sobre todo ahora que sufrimos un incremento en el precio de la energía eléctrica, lo que está dificultando la recuperación de muchas pymes’. Por su parte, Francisco Meije, representante de los instaladores eléctricos, señaló que son estos los profesionales autorizados para ayudar al beneficiario en la tramitación pues ‘es necesario incorporar una memoria técnica solar fotovoltaica y un balance energético que tiene que estar obligatoriamente avalado y firmado por un instalador autorizado’.

Proyectos subvencionables por el Inega

Juan Ignacio Rodríguez destacó que se trata de ayudas para instalaciones de generación de electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos por lo que se subvencionan dichos paneles, el acondicionamiento de la energía eléctrica (inversores, convertidores, reguladores, cuadros eléctricos, elementos de interconexión, protecciones, cableado, equipos de medida, etc) la monitorización (sensores, adquisición de datos, comunicación remota, etc) el sistema de acumulación de baterías, así como el resto de accesorios para el correcto funcionamiento del sistema y el coste de montaje y conexión. La potencia máxima del proyecto será de 100 kwp (medida usada para comparar el rendimiento de los distintos sistemas de energía solar fotovoltaica).

Rodríguez indicó también que serán subvencionables los proyectos realizados a partir de la fecha de solicitud, cuyo plazo termina el 1 de diciembre de 2021, y sólo será posible presentarla mediante tramitación electrónica.

Cuantía de las ayudas para energías fotovoltaicas

Esta línea de ayudas cuenta con un presupuesto total de 4,5 millones de euros para la convocatoria 2021-2022 y establece un porcentaje máximo de ayudas de un 80% para entidades locales y sin ánimo de lucro, del 30% para pequeñas empresas y el 25% en el caso de las medianas. En cuanto a las cuantías máximas concedidas será de 40.000 euros para empresas y entidades locales, y de 25.000 para entidades sin ánimo de lucro.

El avance del cambio climático con consecuencias irreversibles como el deterioro del medio ambiente, o el ahorro económico mediante consumos responsables y sostenibles, son motivos para realizar la transición hacia estas energías renovables. Contribuir a la descarbonización del sistema eléctrico y favorecer la reducción de emisiones de CO2, el autoabastecimiento y la seguridad del suministro eléctrico son objetivos que se marca el Inega con la concesión de estas ayudas.

Comentarios
Ayudas para la transición hacia energías más limpias y sostenibles