Buscar
00:23h. Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Reflexión sobre los principales sectores de la economía gallega

17 asociaciones empresariales asisten al I Foro Sectorial e Industrial de Galicia

Buscar sinergias entre los diferentes sectores e industrias gallegas ha sido el objetivo del I Foro Sectorial e Industrial de Galicia, celebrado este martes en Santiago de Compostela con la participación de 17 agrupaciones empresariales. 

Representantes de las agrupaciones empresariales que asistieron al I Foro Sectorial e Industrial de Galicia.
Representantes de las agrupaciones empresariales que asistieron al I Foro Sectorial e Industrial de Galicia.

Al evento acudieron representantes de Ageinco, AJE Galicia, Anfaco-Cecopesca, Arigal, Asime, Cecap, Cece, Cegasal, Cointega, la Federación Galega de Comercio, Fegam, Fegape, Fegat, Fefga, Fegatramer, Ineo y Transgacar.

La jornada comenzó con una ponencia de Jaime Cabeza, catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Vigo, que realizó una presentación sobre la actualidad laboral de Galicia, así como del nuevo preacuerdo para el empleo y la negociación colectiva, que “prosigue una senda que se inició en el 2010, aunque tiene unas variantes circunstanciales importantes como el cambio de escenario político y de perspectiva en ambas partes”. Finalizó su ponencia afirmando que “este preacuerdo respeta la autonomía de la voluntad de las unidades de negociación, posibilitando su continuidad”. Además, “promueve la revisión e innovación de los contenidos de los convenios”.

En el primero de los paneles de este Foro, el Panel de Alimentación y Servicios, Juan Vieites, secretario general de Anfaco, destacó la necesidad de “actuar en dos ejes principales, la internacionalización, abasteciéndose fuera de la materia prima necesaria, y la innovación, para hacer más eficiente el proceso y poder ser competitivos”. Por su parte, José Luis Rodríguez Dacal, de Fefga (Federación de Farmacias de Galicia), destacó la conveniencia de que desde la administración pública “haya más diálogo con la empresa a la hora de confeccionar las bases de los concursos de farmacias”.

En el Panel de Construcción, Infraestructuras y Habilitaciones, Javier Alonso, presidente de Ageinco (Asociación Gallega de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos), destacó el papel de la organización, en la cual “vendemos ideas, incluso antes de materializarlas”. Destacó también “la importancia de la colaboración multidisciplinar de todas las familias de la ingeniería”. David Sobral, secretario general de Fegape (Federación Galega de Parques Empresariais), destacó que “los parques empresariales deben caminar hacia una ciudad de prestación de servicios y hacia la especialización. La dependencia actual de las decisiones municipales impide en ocasiones que este ideal se convierta en una realidad”. En último lugar intervino Carlos Martínez, de Arigal, que afirmó “la imposibilidad de que el árido viaje más de 50 kilómetros, ya que pasa a valer el doble”, y aseguró que gracias a la formación han logrado “para una mejor producción y menor siniestralidad”.

Industria metalúrgica, pesada y servicios logísticos

Después le siguió el Panel de Industria Metalúrgica, Industria Pesada y Servicios Logísticos. Enrique Mallón, secretario general de Asime, que manifestó que “gracias a la apuesta de Asime por la innovación y la internacionalización de las empresas del sector metalúrgico gallego, muchas de ellas han logrado sobreponerse a la crisis económica”. También destacó “el peso del sector en el PIB gallego, que llega hasta el 21% del mismo, con más de 65.000 trabajadores”. El presidente de Fegam (Federación Gallega de Empresarios de Ambulancias), Enrique Blanco, afirmó que “hay un total de 20 empresas en Galicia que son las responsables de hacer la totalidad del servicio, aunque el transporte sanitario es privado, no es de por vida y funciona a través de concursos públicos. El sector se ha profesionalizado y los certificados, que antes eran cursos de dos horas, son ahora certificados de profesionalidad de 560 horas”.

Jose Carlos García, representante de Fegatramer, Transgacar y Fegat, puso el foco en los principales problemas del sector. En el transporte de mercancías, destacó “la atomización y el exceso de empresas como elementos limitadores de la flexibilidad”. A su vez, “el transporte de viajeros es muy dependiente de la contratación pública, y esta sigue dejando fuera servicios necesarios como el transporte público a polígonos empresariales y tecnológicos”. Romina Fernández, gerente de la empresa de logística Suardíaz, aludió a los principales retos a los que se enfrentan en la actualidad, como “la internacionalización, la apuesta por la sostenibilidad a través, entre otras, de la Autopista del Mar e incorporar la logística colaborativa. Esto pasa por reducir la brecha tecnológica, profesionales formados y ser capaces de retener el talento”.

Fernando Loureiro de Pérez Torres Marítima cerró este Panel destacando la importancia de este foro interdisciplinar, ya que “sabemos por experiencia que la colaboración sectorial y la especialización son claves para mantener una economía competitiva”.

En el Panel Textil y Comercio participaron Alberto Rocha, gerente de Cointega, y Luis S. Fernández, secretario general técnico de la Federación Galega de Comercio. El primero destacó “la importancia de simplificar los procesos desde la administración. Debemos pedirles que sean ágiles con los cambios, sin que ello implique un constante cambio normativo para evitar la inseguridad jurídica que esto conlleva”. Por su parte, Luis S. Fernández afirmó “que al pequeño comerciante le está costando adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo, ya que, aunque el número de consumidores es el mismo, no están consiguiendo reaccionar a tiempo a los cambios introducidos por la economía digital”.

En el Panel de Emprendimiento e Industrias Emergentes, José Antonio Redondo, presidente de AJE Galicia, manifestó la importancia de “fomentar la transferencia de conocimiento para avanzar de una sociedad industrial hacia una sociedad de la información”. Esto pasa por “una mayor colaboración entre empresas y universidad, así como una mayor flexibilidad laboral”. El presidente de Ineo, Carlos Abal, destacó la importancia del sector TIC en Galicia, un sector transversal que “aporta valor al resto de actividades”, suma 2.000 empresas y representa el 2,5% del PIB total de la Comunidad.

Por su parte, Rosa Gutiérrez de Cegasal, que dio contenido al Panel de Responsabilidad Social y Empresarial, puso sobre la mesa “la importancia de las empresas inclusivas, tarea en la que trabajamos como activo generador de valor”. Se muestran optimistas con la nueva Ley de Contratos del Sector Público, que sustituye el criterio de la oferta más ventajosa por el criterio de la mejor relación calidad-precio, donde se tienen en cuenta elementos como la Responsabilidad Social de la empresa.

El último panel correspondió a Formación, Cualificación Personal y Talento, que abrió Antonio Diéter, secretario general de Cece, que puso de relieve que “la formación reglada es un sector intervenido, frecuentemente alejado de la realidad laboral, donde la brecha tecnológica es un problema que lastra el crecimiento futuro”. En esa misma línea intervino Manuel Pérez, presidente de Cecap Galicia, quien manifestó que la formación es clave para el empleo y apuesta por “la recuperación de la denostada Formación Profesional, sobre todo de la FP Dual”. Afirmó, además, que “la formación no es un gasto. Es una inversión que mejora la productividad de forma demostrada”. Este último panel lo clausuró Rebeca Acebrón, directora financiera de Grupo Acebrón y miembra de la Junta Directiva de Asime. Acebrón coincide en que “la FP Dual se presenta como la promesa que permitirá unir fuerzas a centros educativos y empresas, es necesario que la formación curricular se adapte a las necesidades de las empresas y goce de mayor flexibilidad en los contenidos”.

Retos de la economía gallega

Finalmente, Miguel Ángel Vázquez Taín, profesor Titular de Economía Pública y Sistemas de la Universidad de Santiago de Compostela, puso de relieve la situación y los retos actuales de la economía, entre ellos la adaptación a la economía digital, la reforma del sector público o los problemas demográficos. Para enfrentar estos retos “se necesita tonificar el crecimiento económico. La economía gallega se tiene que ganar su futuro, y esto pasa porque la administración pública cree el entorno y el ambiente propicio para ello”.