Buscar
02:20h. Martes, 16 de Octubre de 2018

Para final de año producirá 1.825 vehículos diarios

PSA Vigo estima alcanzar un nuevo récord de producción para 2021

Coincidiendo con el lanzamiento del proyecto K9 y la conmemoración del 60º aniversario de su implantación en Vigo, Grupo PSA ha invitado a los medios de comunicación a conocer la transformación de la planta de Balaídos.

Frédérich Puech, director del Centro PSA Vigo.
Frédérich Puech, director del Centro PSA Vigo.

435.000 vehículos producidos en 2017, más de 5.000 empleados y 64 millones de euros de inversión en el último año son las grandes cifras del Centro de Vigo, la que es en la actualidad la planta más importante del Polo Ibérico del Grupo PSA y una de las tres mejores de toda la multinacional en términos de eficiencia.

El lanzamiento del proyecto K9 (las nuevas furgonetas Peugeot Rifter, Opel Combo y Citroën Berlingo), y la conmemoración del 60º aniversario de su implantación en Vigo han sido los motivos que han llevado a Grupo PSA a invitar a la prensa a conocer la transformación de la planta de Balaídos. El director del Polo Industrial Ibérico y del Centro de Vigo de Grupo PSA, Frédérich Puech, ha sido el encargado de detallar los planes y previsiones de la compañía automovilística para su planta viguesa.  

Desde el pasado mes de junio, ha explicado Puech, se ha aumentado la cadencia de producción del K9, que alcanzará la cifra de 44 coches cada hora para final de año. Para esa fecha, tanto las furgonetas comerciales como las particulares estarán ya a la venta en toda Europa. “Estoy convencido de que con la K9 y la V20 (el otro proyecto, de un vehículo todocaminos para Peugeot, que está previsto fabricar en Vigo) en 2021 tendremos capacidad de hacer un nuevo récord de producción”, ha señalado el director del Centro de Vigo. La anterior marca se produjo en 2007, con una producción total de 2.300 vehículos diarios.

En esa línea de crecimiento, para el mes se implantará el cuarto turno en el sistema 2 (el que está produciendo las furgonetas K9), lo cual supondrá un incremento del empleo en la planta de Balaídos, aunque Puech no supo precisar la cifra exacta de nuevos puestos de trabajo.

Automatización de la planta

Puech ha señalado que “toda esta actividad es posible gracias a la transformación del sitio de Vigo a través de la industria 4.0; una automatización que nos permite mejorar la competitividad y la ergonomía de los puestos de trabajo”. Una automatización que alcanza al 99,7% del proceso de fabricación de los vehículos y que ha podido verse en la visita a los talleres de logística, ferraje y montaje que han realizado los medios de comunicación. Ejemplos son la presencia de cobots (robots colaborativos) y de máquinas automatizadas sin conductor, o el sistema de logística full kitting implantado en la línea 2 y que para final de año se extenderá también a la línea de montaje  1.

Toda esta transformación ha necesitado de un volumen de formación importante, ha destacado el director del Polo Industrial Ibérico, un total de 114.000 horas formativas durante el año pasado.