Reivindicaciones de los autónomos en relación al covid-19

El motivo de este escrito informar y denunciar que, como en todas las situaciones de crisis, y de no crisis, en ésta también se han olvidado de nosotros. En España hay más de tres millones de autónomos, que desde siempre hemos sido el colectivo que más trabajo ha generado en nuestro país, y a quién siempre se recurre para que hagamos un sobreesfuerzo para salir de las situaciones delicadas, con nuestro trabajo, emprendimiento y sacrificio, unas cargas fiscales y sociales desproporcionadas, teniendo que asumir todas las protecciones del mundo para nuestros trabajadores, y sin ningún derecho para nosotros, que somos los que lo arriesgamos todo.
Reivindicaciones de los autónomos en relación al covid-19

Sabemos que una vez termine esto, nos toca hacer un nuevo sobreesfuerzo comercial y productivo para recuperarnos, nosotros, nuestros trabajadores, y la economía del país.

Si bien es cierto que en las noticias se ha publicado que todos los autónomos que cerremos por la crisis o que se nos veamos afectados en una reducción de la facturación en un 75% vamos a cobrar una ayuda del 70% de nuestra base (apenas 660 euros) y que no pagaremos la cuota de autónomos, la realidad es que, a día de hoy, sólo aquellos que están en la lista cerrada que se ha publicado por el Gobierno en el R.D 463/2020 tienen asegurada la percepción de la ayuda, y siguen con la incertidumbre de si van a tener que pagar o no la cuota de autónomos dentro de 4 días.

El resto de autónomos, tendrán que esperar a abril para poder pedir una ayuda, que no saben si recibirán, y tienen que demostrar que su facturación ha caído un 75%, entre el uno y el 31 de marzo, respecto al semestre anterior. Pero el estado de crisis empezó el 14 de marzo, a esa fecha, ya han facturado prácticamente la mitad del mes, con lo que la ayuda no existe para ellos. Con esto el Estado ha publicado en letras grandes que ningún autónomo iba a quedar desamparado, y en la letra pequeña se ha ahorrado un mes de ayudas.

Con respecto al importe de las ayudas: si a un trabajador del régimen general le dan una ayuda, este va a disponer de ese dinero íntegro en su casa para sus gatos. El autónomo que consiga recibir la ayuda dispondrá de 660 euros y con ellos tendrá pagar, como mínimo, el alquiler del negocio, la luz y el agua. Con lo que se queda sin un euro que llevar a su casa. En este caso, el gobierno propone como ayuda apelar a la buena voluntad de los proveedores (que clase de ayuda para el autónomo es apelar a la buena voluntad de los proveedores. Ridículo).

El límite: Un 75% de descenso de sus ingresos, con eso nos quieren decir que alguien que ingresa durante la crisis la mitad que un mes normal, o un 30%, puede seguir trabajando sin ayuda. El límite ya es ofensivo.

La incompatibilidad con otras ayudas de la Seguridad Social: un minusválido que perciba una ayuda de 200 euros, que trabaje como autónomo porque ha montado una cafetería, o un gimnasio, es decir, un emprendedor ejemplar, le obligan a cerrar y le deniegan la ayuda porque ya percibe otra. Esto es discriminación a discapacitados: si no estuviera discapacitado cobraría 660 euros. Lo mismo le sucede a los que perciban otros tipos de ayuda (viudos, huérfanos, …). Los trabajadores por cuenta ajena no tienen esta incompatibilidad lo que supone una discriminación directa a los autónomos.

A todo esto hay que añadir la desinformación y la incoherencia de las medidas adoptadas, que primero se sacan en las noticias, luego se regulan en unos articulados básicos e interpretables, que se corrigen diariamente según se van detectando errores e incoherencias, hasta tal punto que 12 días después de haber comenzado el estado de alarma, todavía están las mutuas sacando los formularios y los procesos para la solicitud de las ayudas, aún sin saber ellos mismos a quién se las pueden conceder.

Por eso solicitamos:

-No pagar la cuota de autónomos mientras duren las medidas de crisis, es lo mínimo: NO PODEMOS TRABAJAR, NO PODEMOS COTIZAR.

-Que se reconozca la ayuda a todos los autónomos que se vean perjudicados por el estado de alerta, con la mera presentación de la misma. Un 75% de descenso de facturación es una limitación excesiva, es un hecho objetivo que esta situación perjudica a todos los autónomos.

-Que no se paguen los impuestos por módulos durante los meses no productivos.

-Que no se paguen los suministros durante los meses de crisis, ni luz, ni agua, ni telefonía. Estas empresas pueden asumir el coste de la crisis, los autónomos no.

-Condonación, a cargo del Gobierno, o compartido con el arrendador, de los meses en los que no se va a poder utilizar, por una causa de fuerza mayor, el bien arrendado.

-Suspensión de las cuotas de todas las financiaciones durante este período, con la mera solicitud. Los bancos están solicitando una serie de documentación para su estudio que, encerrados en nuestras casas no podemos obtener. No es un regalo, es un aplazamiento, se pagará al final de la financiación.

Con estas medidas garantizaríamos poder disponer de la ayuda (660 euros) para poder subsistir estos meses. Pedimos LO MÍNIMO.

Autónomos de Galicia Unidos por Covid19 (colectivo que cuenta con un grupo en Facebook)

Comentarios