Sus colegas se congratulan con Antón Costas

La Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Pontevedra se alegra y le ofrece todo su apoyo al nuevo desafío que asume Antón Costas como nuevo presidente del Consejo Económico-Social.
 

 
El gallego Antón Costas, nuevo presidente del Consejo Económico-Social.
El gallego Antón Costas, nuevo presidente del Consejo Económico-Social.

La noticia del nombramiento del economista, Antón Costas Comesaña, como presidente del Consejo Económico-Social (CES) estatal ha sido muy bien acogida en general y, en particular, por sus colegas de profesión de toda España, que hace pocos meses le habían distinguido con la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Economía Española en Barcelona, de Galicia y, en concreto, de los colegas del Colegio de Economistas de Pontevedra. En noviembre de 2014, Antón Costas, había recibido la distinción de Economista de Honor de dicho Colegio profesional.

Por ello, la Junta de Gobierno del Colegio provincial de Economistas de Pontevedra se alegra y le ofrece todo su apoyo al nuevo desafío que asume Antón Costas en un órgano cuya misión principal es encontrar el común denominador de las relaciones económicas y sociolaborales en el ámbito estatal. Su trayectoria académica y, en concreto, en el Círculo de Economía de Cataluña y después en la Fundación del Círculo son los mejores avales que auspician también una buena labor previsible en el CES.

El propio Antón Costas reflexionaba, hace poco, en sus colaboraciones de prensa sobre las premisas de la necesaria recuperación económica, previa superación de la pandemia todavía prevaleciente. La recuperación y resilencia pasan para él por el reencuentro con la naturaleza en la transición ecológica, por la transformación digital sin la que no se pueden agilizar la tramitación del escudo social, en los ERTES y en el Salario Mínimo Vital; pero además en lo que pone el énfasis es en la necesidad de un nuevo contrato social que reestablezca la cohesión social tan deteriorada desde la crisis de origen financiero de 2008, agravada por el coronavirus cuando la sociedad empezaba a recuperarse de la crisis económica anterior.

La reactivación se consigue, desde su consideración, aumentando la capacidad de consumo y el incremento necesario de los salarios mediante la productividad que debe propiciar la innovación y las nuevas tecnologías. En lo social, la mejor forma de ascenso social es la igualdad de oportunidades para que el esfuerzo que se concreta en el mérito y capacidad tenga debida compensación. En lo económico, tal igualdad de oportunidades se concreta en el modelo de economía mixta de mercado con intervenciones mínimas y sólo regulatorias de las disfunciones que puedan llevar al mercado a situaciones alejadas de la libre concurrencia y competencia. Sin duda, el propio Antón Costas, que está en permanente retorno, cuando puede, a su parroquia viguesa de Matamá, es un ejemplo de tantos gallegos y españoles que han progresado en su propia realización personal en las décadas de mayores transformaciones y crecimiento de la economía española de los 60, 70 y 80 del siglo pasado.

Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Pontevedra

Comentarios