Imprimir

Reconocimiento para dos ingenieros gallegos por su labor en el ámbito de la ingeniería forense

Paula Lodeiro | 08 de septiembre de 2020

Carlos Seaone y Javier Trapero, ingenieros de Altran Forensics reconocidos por
Carlos Seaone y Javier Trapero, ingenieros de Altran Forensics reconocidos por "Who is Who Legal".

Los ingenieros gallegos Javier Trapero  y Carlos Seoane, empleados de la consultora tecnológica Altran, han sido reconocidos por la publicación “Who is Who Legal” como “Future Leader” en el área de la construcción.

La selección de “Who is Who Legal” identifica a los líderes internacionales en un sector, industria o disciplina legal. Destaca esta publicación internacional que Javier Trapero Pérez tiene un "amplio conocimiento"  en cuestiones de cuantificación y retrasos y es ampliamente considerado como un experto verdaderamente "impresionante". Por su parte, a Carlos Seoane Dopazo lo consideran un experto "minucioso y trabajador" que "posee todos los conocimientos y habilidades técnicos necesarios" para sobresalir en el mercado. Esta no es la primera vez que ambos ingenieros de Altran aparecen en esta publicación, que ya había reconocido su trabajo en 2018. Hablamos con ambos sobre qué significa este nuevo reconocimiento.

 

¿Qué supone aparecer en la publicación “Who is Who Legal” ? ¿Qué es este listado y qué se valora para aparecer en él?

Javier Trapero y Carlos Seoane: "'Who is Who Legal' (WWL) es la publicación de carácter técnico y legal que identifica y establece rankings de los profesionales más reputados en el sector del negocio legal y de la consultoría asociado al mismo. En el ámbito de la consultoría asociada a la ingeniería forense y de soporte a procedimientos legales y litigiosos, la existencia de rankings y reconocimiento en el sector es muy habitual. WWL es una de las instituciones más reputadas a este respecto. WWL, en base a un procedimiento de research entre los profesionales del sector establece quiénes tienen un background y un reconocimiento suficiente para ser listado como alguien destacable en las tareas que desempeña, bien sea como abogado, como árbitro o como consultor experto en diferentes disciplinas.

En nuestro caso, el listado en el que aparecemos es en el de Futuros Líderes mundiales en el análisis de demoras y la cuantificación de los daños asociados a las mismas. En términos generales, este listado recoge a los profesionales menores de 45 años con mayor reconocimiento mundial en este campo de la consultoría, es decir, en el análisis de demoras y en la cuantificación de los daños asociados a las mismas.

La entrada en estos listados y rankings no se puede comprar y es fruto de las recomendaciones y reconocimientos de otros profesionales con los que se haya trabajado durante el último año. El modo de entrar supone, en primer lugar, el ser recomendado por alguien ajeno a tu organización y, posteriormente, WWL realiza un procedimiento de research entre los profesionales del sector para corroborar que cada uno de los profesionales incluidos en la publicación es merecedor y recoge los méritos suficientes para poder ser reconocido".

 

¿En qué consiste la profesión de ingeniero forense? ¿Es una salida profesional conocida por los ingenieros?

J.T. y C.S.: "Al contrario de lo que la palabra forense podría dejar entrever, el ingeniero forense no trabaja resolviendo crímenes, sino analizando el porqué de las cosas. La ingeniería forense se encarga de analizar los motivos y las causas de hecho concretos. Bien sea, estudiar cuáles son los motivos del colapso de una turbina, del desplome de una estructura o de los retrasos que ha sufrido un proyecto concreto, como es el caso que nos ocupa a nosotros y al equipo de análisis de demoras de Altran Forensic.

Creemos que realmente no es una salida laboral ni rama de la ingeniería conocida y estudiada de manera conveniente en Galicia ni en España. En nuestros años en la Escuela de Industriales de Vigo, esta salida laboral ni si quiera era planteada como una posibilidad y las herramientas necesarias para poder dedicarse a la misma no eran estudiadas ni planteadas en modo alguno. Sin embargo, es una salida labora real, con una ocupación plena y con posibilidades de desarrollo muy importantes, tanto a nivel nacional como internacional". 

 

¿Qué problemas son los más habituales que se dan en una gran obra que reclaman vuestra actuación?

J.T. y C.S.: "Lo cierto es que una obra casi podría definirse como el conjunto de problemas que hay que superar para llegar a construir algo, con lo que los problemas son muy variopintos. En todo caso, el reconocimiento que se nos ha hecho refiere a uno concreto que, como añadido, es uno de los más habituales en una obra, la existencia de retrasos en la fecha de terminación o en los hitos intermedios de la obra.

Creemos que es un tema que no le es ajeno a nadie, el hecho de que las obras y los proyectos de construcción se demoran con mucha frecuencia y un hecho que es de capital importancia es el poder dilucidar quién o quiénes son los causantes de dichas demoras, así como qué impacto económico tiene para cada una de las partes el hecho de que el proyecto se haya demorado. Sin duda, este es el problema más habitual y que más quebraderos de cabeza ocasiona en los proyectos de construcción, ingeniería e infraestructuras que son los que más habitualmente requieren de nuestros servicios.

En línea con lo anterior, los proyectos en los que más habitualmente solemos trabajar son proyectos internacionales de construcción e ingeniería, bien sea construcción industrial (refinerías, plantas de tratamiento y procesamiento, etc.), plantas de producción de energía o infraestructuras (tanto viarias, como ferroviarias). Como se puede apreciar, se trata de proyectos con presupuestos descomunales en los que, las consecuencias de los problemas antedichos, también lo son".

 

¿Para qué tipo de clientes trabajáis? ¿Solo constructoras o también os contratan desde la otra parte, las administraciones?

J.T. y C.S.: "Este tipo de trabajos están relacionados con el ámbito litigioso, por lo que habrá siempre, tres partes involucradas, el demandante, el demandado y el juez o árbitro que debe tomar una decisión. Conocido lo anterior, cualquiera de los tres puede requerir la actuación de un experto como nosotros, si bien lo más habitual es que lo hagan el demandante o el demandado.

Como es esperable, dada la naturaleza de proyectos en la que solemos trabajar, el tipo de cliente más habitual son grandes empresas de construcción con implantación internacional que son las que ejecutan este tipo de trabajos, pero también los promotores o dueños de las instalaciones que se están construyendo que pueden ser administraciones públicas de cualquier parte del mundo, grupos de inversión, promotores de infraestructura o plantas de generación, etc."

 

¿Cuando surge una controversia entre las partes, es más habitual resolverla en mediación o arbitraje o suele llegarse a procesos judiciales?

J.T. y C.S.: Como primer punto, es importante aclarar que los procedimientos arbitrales son suplementarios a los judiciales. Es decir, en el tipo de procedimientos en el que nosotros nos vemos involucrados, la resolución es bien por vía arbitral o bien por vía judicial. Quien decide si la resolución es por una vía u otra son las propias partes involucradas, en función de lo que hayan acordado previamente en los respectivos contratos. Todos los contratos internacionales tienen una cláusula de resolución de conflictos, en dicha cláusula se recoge cómo se resolverán los aspectos litigiosos que surjan en el marco de dicho contrato, siendo una de las opciones, la resolución por medio de arbitraje.

Por explicarlo de manera sencilla, cuándo un contratista está ejecutando una obra en un país extranjero con garantías jurídicas digamos que dudosas, es habitual que se incluya como herramienta para la resolución de conflictos, el arbitraje. En líneas generales, la mayoría de los proyectos constructivos internacionales de gran presupuesto incluyen como mecanismo de resolución de conflictos el arbitraje, principalmente por su versatilidad, su especialización, su mayor rapidez, etc.

Por el contrario, la mediación, suele ser un paso previo, tanto al arbitraje como al procedimiento judicial que tiene como objetivo, precisamente, el tratar de evitar que se llegue a este punto. Si bien es habitual que existan procedimientos de este tipo como, por ejemplo, los Dispute Adjudication Boards, las decisiones que se toman en los mismos no es legalmente vinculante, como sí lo es la del arbitraje, por lo que en muchas ocasiones este paso previo acaba derivando en un procedimiento litigioso".

 

¿Cuál es vuestra vinculación con Galicia?

J.T. y C.S.: "Nuestra vinculación con Galicia es total, hemos nacido, crecido y estudiado en Galicia y en las universidades gallegas y, a día de hoy, ambos desempeñamos nuestro trabajo desde Galicia. Si bien el trabajo exige realizar viajes frecuentes al extranjero, tanto para auditar la obra, como para asistir a las vistas arbitrales, nuestro trabajo del día a día lo desempeñamos desde Galicia y, poco a poco, hemos ido formando un equipo en el que una gran parte del mismo está en Galicia y trabaja desde aquí como nosotros lo hacemos".

 

¿Se puede trabajar en el área de la ingeniería forense desde Galicia?

J.T. y C.S.:  "En línea con lo anterior, nosotros tenemos un equipo en continuo crecimiento que, en gran parte está instaurado en Galicia. Lo cierto es que este trabajo puede realizarse desde cualquier lugar del mundo y nuestro equipo ya teletrabajaba en un 90% antes de que el término estuviese tan, lamentablemente de moda, como lo está ahora por la covid-19.

En términos generales, en España no son muchas las empresa que realizan el trabajo que nosotros hacemos al nivel que nosotros lo hacemos, pero las hay, aunque con implantación en Galicia diría, que nosotros somos los únicos".

 

¿Qué tipo de empresa es Altran y cuál es su presencia en Galicia?

J.T. y C.S.: "Altran  es una de las consultoras tecnológicas de mayor implantación a nivel mundial. Recientemente, Altran se ha fusionado con CAP GEMINI y posee más de 200.000 consultores, en su gran mayoría ingenieros. El ámbito de actividad de Altran es extraordinariamente variado, desde el sector de la industria y la energía, sector aeroespacial, desarrollo de software, life science, etc, como digo es una de las consultoras tecnológicas más importante del mundo y con un enfoque muy destacado en el I+D+i.

En lo referente a la implantación en Galicia, como añadido a lo ya mencionado respecto a parte del equipo de Forensic que se encuentra en la oficina de Pontevedra, también disponemos de oficina en Ferrol, con un foco importante en la prestación de servicios a Navantia y también se prestan servicios al sector de la automoción desde Vigo".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/protagonistas/reconocimiento-ingenieros-gallegos-labor-ambito-ingenieria-forense/20200908122522014929.html


© 2020 Economía en Galicia

Contacto: [email protected] - [email protected]  

Aviso legal