Imprimir

Alcoa anuncia el despido de más de la mitad de la plantilla de San Cibrao

Redacción | 28 de mayo de 2020

Concentración de trabajadores de Alcoa San Cibrao./CIG.
Concentración de trabajadores de Alcoa San Cibrao./CIG.
La multinacional Alcoa ha anunciado el inicio de un proceso de consultas para despedir  a un máximo de 534 trabajadores de la planta de aluminio de San Cibrao (Cervo, Lugo) .

En una carta enviada a los trabajadores este jueves, el presidente de Alcoa España, Álvaro Dorado, señala que las circunstancias que afectan a la planta de aluminio de San Cibrao “hacen que no sea competitiva y, como resultado, se deben tomar medidas urgentes”. Por ello la compañía toma la decisión de abrir un periodo de consultas de cara a un despido colectivo que afectaría a un máximo de 534 trabajadores, prácticamente la mitad de los que tiene en el municipio lucense de Cervo (unos 1.100 entre empleados de la planta de aluminio primario y de la de alúmina).

La multinacional estadounidense ha anunciado el inicio de un periodo de consultas ”informal” de tres semanas de duración “para proporcionar el tiempo adecuado para explicar en detalle la situación actual, sus motivos y para discutir alternativas y medidas, con el propósito de avanzar con los representantes de los trabajadores antes de iniciar un periodo de consulta formal”.

Alcoa atribuye su decisión a “problemas estructurales intrínsecos y a dificultades económicas permanentes”. Entre estos problemas “estructurales”, el presidente de Alcoa hace referencia a los altos costes de la energía y el bajo precio del aluminio que “junto con el exceso de capacidad global, han causado significativas pérdidas recurrentes, que se prevé que continúen”.  Estos factores –se subraya en la carta- “existían antes de la crisis del covid-19 y se espera que continúen después de la crisis sanitaria”.

Alcoa anuncia que intentará “minimizar el impacto” a través del proceso de consulta con los representantes de los trabajadores y recuerda que no tomará ninguna decisión “hasta que finalicen las consultas”.

El comité europeo de trabajadores de Alcoa ha sido informado de esta decisión a través de una reunión celebrada esta mismo jueves.

Industria pide que reconsidere el despido

Tras conocer la intención de Alcoa de reducir la capacidad productiva de la planta de aluminio primario de San Cibrao, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha pedido a la compañía que reconsidere el despido colectivo anunciado.

En un comunicado, el departamento que dirige la ministra Reyes Maroto solicita a la multinacional “corresponsabilidad” en el momento que estamos atravesando, “en el que es más necesario que nunca mantener las capacidades productivas y los puestos de trabajo, y le recuerda que ha tenido -y sigue teniendo- “importantes ayudas públicas, condicionadas al mantenimiento del empleo"

Añade el comunicado que el Ministerio de Industria es conocedor tanto de la difícil situación financiera de Alcoa a nivel internacional como de los problemas estructurales que tiene la planta, sobre todo, en el contexto actual, con una importante caída de la demanda de aluminio primario.

En el texto el Ministeiro reafirma “el apoyo a los trabajadores de la planta y el compromiso para la continuidad del empleo en la comarca de A Mariña” y anuncia que seguirá manteniendo “un contacto permanente y fluido” con la dirección de la empresa y con los representantes de los trabajadores para conocer los avances del periodo de consultas que se va a iniciar.

Crítica de la Xunta a la “inacción” del Gobierno
Conocido el anuncio de Alcoa de despedir a más de medio millar de trabajadores de San Cibrao, desde la Xunta de Galicia el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, aseguró que esta decisión  es consecuencia de la “inacción” del Gobierno central y de su falta de compromiso y de respuesta a la hora de establecer un precio eléctrico competitivo para la industria electrointensiva.

En la misma línea, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a través de un tuit publicado en su cuenta de Twitter, ha señalado que “el Gobierno tuvo más de un año para evitar el cierre de Alcoa y no lo hizo pese a sus promesas. Sigue habiendo un margen de semanas para evitar este golpe a más de 500 familias, a A Mariña, a Lugo y a Galicia. No están las cosas como para perder empleos que podrían salvarse”.

 “La apuesta tiene que ser el empleo, tiene que ser la industria, y el Gobierno tiene la última oportunidad de rectificar y no dejar a su suerte a 500 familias que dependen de una decisión política que no es otra que fijar un precio eléctrico competitivo a las empresas electrointensivas”, remarcó el conselleiro.

Según dijo, en un contexto de dificultad económica y social a nivel europeo, países como Francia y Alemania están apostando por la industria y están adoptando decisiones en favor de la industria electrointensiva, mientras que el Gobierno está abocando a cerrar a una empresa como Alcoa e impidiendo que España pueda fabricar aluminio primario.

“En este momento de especial dificultad y especial dureza para los trabajadores de Alcoa San Cibrao, no hay una explicación que trasladarles”, lamentó Conde, que apuntó al impacto que esta decisión puede tener en la comarca de A Mariña y en el resto de la provincia de Lugo.

Una caída del 25% del PIB para Lugo​También desde los sindicatos se ha mostrado el rechazo a la decisión de despido colectivo de Alcoa. La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT manifestó su total oposición al cierre planta de aluminio primario del Grupo Alcoa en San Cibrao anunciado por la Dirección del Grupo. El despido provocaría, recuerda el sindicato, el hundimiento económico de toda la provincia de Lugo, dado que el cierre de la factoría supondría la caída del 25% PIB.

Desde UGT FICA señalan también que, si finalmente se produce, este cierre perjudica seriamente a todo el sector industrial español, “ya que nuestro país no dispondrá de ninguna capacidad productiva de aluminio primario y, como se ha demostrado en esta pandemia, depender de terceros países para tener este suministro industrial fundamental conlleva no garantizar el abastecimiento de los procesos productivos en sectores claves para nuestra economía como el automóvil, la construcción, la alimentación, etc…”

Por ello, el sindicato reclama a las administraciones públicas y a los partidos políticos su implicación a todos los niveles para que actúen “de forma coordinada, rápida y contundente”, ya que, de no ser así, “estarán facilitando que se destruya una industria fundamental para el desarrollo económico español”.

Respuesta de la CIG ante el intento de" desmantelar" San Cibrao

Ante la decisión de Alcoa España, desde la CIG se ha advertido a su presidente, Álvaro Dorado, “que non vai consentir ningunha medida de axuste da produción ou do emprego na fábrica de San Cibrao e que dará toda a resposta que sexa necesaria contra calquera intento de desmantelar o complexo industrial da Mariña. Un recado que la central sindical también extiende a los gobiernos español y gallego, a los que insta a “non colaborar con esta lóxica destrutora de Alcoa e a intervir na salvagarda do noso tecido produtivo” a través de una nacionalización de las plantas de San Cibrao.

Así lo expuso el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, quein participó, junto con los delegados del sindicato, en la reunión convocada por la dirección de Alcoa para informar de sus planes que maneja para el complejo de A Mariña, que incluyen la eliminación de la producción de aluminio y el despido de más de 500 trabajadores.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/economia/alcoa-anuncia-despido-mas-mitad-plantilla-san-cibrao/20200528211119014211.html


© 2020 Economía en Galicia

Contacto: [email protected] - [email protected]  

Aviso legal