Entrevista a Lucy Amigo Dobaño, vicedecana del Colegio de Economistas de Pontevedra

"Una crisis como esta no nos coge preparados ni en Galicia ni en el resto del mundo"

El estallido de la crisis de Covid-19 está teniendo importantes consecuencias sociales y económicas en todo el mundo. Para analizarlos hemos entrevistado a Lucy Amigo Dobaño, vicedecana del Colegio de Economistas de Pontevedra y docente de la Universidad de Vigo.
"Una crisis como esta no nos coge preparados ni en Galicia ni en el resto del mundo"
Lucy Amigo, vicedecana del Colegio de Economistas de Pontevedra./UVIGO TV.
Lucy Amigo, vicedecana del Colegio de Economistas de Pontevedra./UVIGO TV.

El impacto de la crisis del coronavirus será mayor en los países con un alto grado de desigualdad, donde el acceso limitado a la protección social y la fragilidad de los sistemas sanitarios, entre otros muchos factores, están poniendo en mayor riesgo a los más vulnerables. En los Estados Unidos, donde 40 millones de personas viven en la pobreza y 30 millones de personas no tienen seguro médico, una parte importante de la población no podrá costear gastos médicos si se ve afectada. En los países de bajos ingresos, el saneamiento deficiente, la falta de agua y la falta de recursos del sistema de atención de la salud constituyen una mezcla explosiva que exacerbará los niveles de desigualdad económica y social existentes. La magnitud de esta crisis mundial pone de relieve la necesidad de una salud pública transparente y sólida. 

Para conocer en más detalle las implicaciones de esta situación económica sin precedentes, hemos enviado un cuestionario a Lucy Amigo Dobaño, vicedecana del Colegio de Economistas de Pontevedra y profesora en el departamento de Economía Aplicada de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Vigo. Estas son sus respuestas.

¿Cómo está afectando el confinamiento a su actividad habitual? Usted es profesora de la Universidad de Vigo, ¿cómo prosiguen con las clases? ¿Hay alguna previsión de fechas para retomar las clases presenciales?

Lucy Amigo Dobaño: "No cabe duda que la actual situación de emergencia sanitaria originada por el Covid-19 está afectando de una manera muy importante a las pautas de trabajo de los profesionales de los diferentes sectores productivos, tomando gran protagonismo los medios telemáticos. En el campo académico, la Universidad de Vigo, ante esta circunstancia excepcional, al igual que el resto de universidades del país, está trabajando arduamente en tratar de implementar en los menores plazos posibles, todas aquellas herramientas que nos permitan a los docentes desarrollar el resto del curso académico de la mejor manera posible. Por parte de los docentes, implica también un laborioso trabajo de adaptación de los contenidos -clases teóricas y prácticas,hasta ahora presenciales- a un entorno de teledocencia.

Sobre su pregunta sobre la previsión de fechas para retomar las clases presenciales, el día 6 de abril hemos tenido conocimiento de que las universidades gallegas han acordado mantener el calendario académico pero sin retomar las clases presenciales. Ante estas nuevas reglas de juego, quedan aún pendiente de decisión cuestiones relativas al modelo de evaluación que se ha de seguir, por todo ello, habrá que estar expectantes a las indicaciones que se vayan recibiendo".

¿Qué es lo que caracteriza una situación como la actual y en qué se diferencia de otras situaciones de crisis que hemos vivido?

L.A.D.: "Estamos ante una situación de salud pública muy preocupante que desencadena también una crisis económica. No se trata de una alteración en la coyuntura económica sino de una irrupción de factores exógenos o extraeconómicos. La conjunción de ambos factores implican una mayor dureza en cuanto a repercusiones en las sociedad y ello requiere un esfuerzo también mayor que deberán abordar las autoridades políticas, en sintonía con agentes económicos y sociales, que de forma diligente deberán implementar adecuadamente los pertinentes planes económicos que permitan, al menos en alguna medida, compensar la reducción de ingresos en familias y empresas".

¿Cuáles son los escenarios más probables a los que nos enfrentamos una vez se solucione la crisis sanitaria? ¿Cuál es la previsión más realista “para la vuelta a la normalidad”? ¿Sería lógico pedir una revisión progresiva de las medidas de confinamiento diferenciando por comunidades autónomas (en función de la mayor o menor afectación de la pandemia)?

L.A.D.: "Atendiendo a la delicada situación a la que nos enfrentamos, debemos ser ante todo, muy prudentes. En materia económica, nos gustaría ser más optimistas, pero los acontecimientos lamentablemente, no apuntan a que se trate de una uve, con recesión y recuperación rápidas, relativamente superable, sino más bien ante un proceso de una caída de la producción brusca y una recuperación más dificultosa. Es probable además que, empresas y actividades económicas poco eficientes desaparezcan. Finalizados los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), algunos desembocarán posiblemente en ERE (Expedientes de Regulación de Empleo) con el consiguiente incremento del paro de forma más consolidada.

Sobre las medidas de confinamiento, entiendo que corresponde a los representantes políticos, asesorados por los responsables sanitarios competentes, la decisión sobre el confinamiento, tanto en posibles prórrogas como, si cabe, en posibles medidas diferenciadas por comunidades autónomas. Es por ello que resulta fundamental la rigurosidad en las medidas a adoptar por el Gobierno, aspecto en el cual la visión de los representantes políticos autonómicos aportaría sin duda un gran valor en un objetivo común, la salud y la economía de España en su conjunto. Si el Congreso de los Diputados refrenda la prórroga del  estado de alarma, a la vista de cómo evoluciona la crisis sanitaria, la destrucción del tejido económico será mayor y más lenta la recuperación".  

 

“Los acontecimientos no apuntan a que se trate de una recesión y recuperación rápidas,  sino a una recuperación más dificultosa”

       

¿Cómo valora las medidas económicas tomadas por el Gobierno, para paliar el impacto de la crisis del coronavirus? ¿Serán suficientes? ¿Echa en falta alguna ayuda o propuesta más para algún colectivo en particular (autónomos, por ejemplo)? ¿Echa en falta que la UE no se haya implicado más en apoyar a los países miembros más afectados?.

L.A.D.: "La situación es muy compleja y está drenando muchos recursos públicos que son necesarios para facilitar una pronta recuperación. Las soluciones se están adoptando y rectificando sobre la marcha, inevitable en cierto sentido porque estamos ante una situación que no tiene precedentes relativamente recientes. Tendríamos que remontarnos a epidemias históricas del pasado que parecían superadas en el mundo desarrollado.

En cuanto a medidas económicas a adoptar por el Gobierno, los recursos disponibles son limitados y escasos y es evidente que no se puede atender a todas las necesidades. Los autónomos son un colectivo muy heterogéneo, que incluye a profesionales liberales. Tal vez falten medidas más decididas en favor de los trabajadores por cuenta propia más vulnerables ante esta crisis de salud pública con graves consecuencias económicas. Nos referimos fundamentalmente a determinados autónomos que no obtienen ingresos por tener sus negocios cerrados mientras se siguen devengando los gastos corrientes en una situación que no parece que se vaya a resolver de forma rápida".

¿Cómo está Galicia de preparada para afrontar la crisis económica en comparación con otros territorios de España?

L.A.D.: "Una crisis como esta no nos coge preparados en Galicia ni en el resto del mundo afectado por la pandemia de Covid 19. La afectación en la industria y los servicios es tan acusada como en el conjunto de España. La pesca y el marisqueo se ve muy agravada por la caída de demanda en la hostelería y la restauración. El  turismo perdido ya no va a ser recuperable en poco tiempo. También las actividades vinculadas al Camino de Santiago y todas las economías que genera se verán fuertemente  afectadas.

Pero, además, es muy importante tener en cuenta que Galicia presenta un agravante adicional, ya que según datos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, Galicia es una de las Comunidades Autónomas donde el número medio de pymes por cada 100 habitantes es mayor a la media nacional, y teniendo en cuenta que, en general, en cuanto a la personalidad jurídica, la mayor parte del conjunto de las pymes viene constituida en forma de  autónomos, ello implica una mayor vulnerabilidad ante un entorno económico adverso, como es el actual".

El Consello Galego de Economistas ha pedido en dos ocasiones la ampliación de los plazos para la presentación de impuestos, ¿comparte esta petición? ¿Sería factible implementarla?

L.A.D.: "Es evidente que estamos en una situación que no facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias, con la propia Agencia Tributaria estatal cerrada al público. Muchos contribuyentes pequeños y medianos se ven dificultados a cumplir por si mismos con sus obligaciones, por falta de medios técnicos y conocimientos para manejarse por vía telemática con lo que se presiona sobre las sociedades y despachos de economistas y otros asesores.  La campaña de la Renta está abierta y considerando que aproximadamente tres de cada cuatro contribuyentes necesitas asesoramiento para confirmar adecuadamente su borrador, también los ciudadanos particulares presionan sobre estos profesionales libres.

Es una obviedad por tanto, que sería muy aconsejable que se procediese a una ampliación de plazos para el cumplimiento de determinadas obligaciones tributarias, sin perjuicio de los ingresos que el erario público necesita y precisa más todavía en la situación presente. El Gobierno de España es casi el único que no ha realizado todavía esta previsión de ampliación de plazos, que no condonación de cuotas ni de deudas tributarias. Lo han hecho más de 20 países de la Unión Europea y la generalidad de las Comunidades Autónomas y, entre éstas, la Xunta de Galicia.  En cierto sentido, resulta contradictorio que se permita aplazar deudas tributarias hasta seis meses, de ellos tres sin intereses, y que no se aplace la presentación de las autoliquidaciones. Los propios funcionarios de Hacienda prevén que se tenga que ampliar el plazo de campaña ya iniciada de la declaración de la Renta.

En este escenario, el Consejo General de Economistas (CGE), como corporación de derecho público, está llevando a cabo un papel muy activo ante el Gobierno, actuando como interlocutor de los economistas dedicados al campo de la asesoría fiscal -pertenecientes al Colegio de Economistas de Pontevedra y en todos los Colegios de Economistas de España-, pero sobre todo actuando como interlocutor de todos los afectados, profesionales y empresas de mayor o menor dimensión y que constituyen el tejido empresarial y la base de la economía. Ayer mismo (por el lunes 6 de abril), el CGE trasladó nuevamente a la Ministra de Hacienda la petición de modificación en el calendario de presentación de impuestos. En la misma línea, el Consello Galego de Economistas, del que forman parte aproximadamente cinco mil profesionales de la economía en Galicia, juega un papel activo y dedica también todos sus esfuerzos y presta apoyo en estas tareas, al igual que el Colegio de Economistas de Pontevedra, brindado todo su apoyo, en todo cuanto sea de su competencia con profesionales de primer nivel en diferentes campos de la economía y la empresa".

 

"Tal vez falten medidas más decididas en favor de los trabajadores por cuenta propia más vulnerables"

 

¿El Colegio de Economistas de Pontevedra ha tomado alguna medida en apoyo a sus colegiados?

L.A.D.: "Es evidente que sí. Se les asiste por vía telemática y, muy excepcionalmente, en forma presencial para casos urgentes o que requieren una actuación de oficio en los servicios mínimos de los Juzgados, por poner un caso. Téngase en cuenta que esta crisis nos ha forzado a todos a una reconversión, no solo en lo tecnológico, sino en la dedicación habitual de los que se dedican a la asesoría fiscal, contabilidad, auditoría, expertos en economía forense, etc. que, con el objeto de dar el mejor servicio y con una rápida respuesta, se han tenido que adaptar en la prestación de servicios de índole laboral con la inmensa cantidad de ERTEs que les están encomendando sus clientes habituales a los que, además, necesitan ayudar al cumplimiento estricto de las obligaciones sociales (nóminas, seguros sociales…) y tributarias (pagos del primer trimestre) hasta el 20 de abril.

Como tenemos que ser previsores, desde el Colegio de Economistas de Pontevedra ya hay profesionales que se están preparando para la atención en su momento de situaciones de debilidad económica concretas en las que se pueden ver inmersos sus clientes tras esta situación de pandemia, que podrían hacer necesario afrontar acuerdos de refinanciación, convenios con acreedores y acuerdos extrajudiciales de pagos que, muy probablemente se van a desencadenar si el estado de alarma se alarga en el tiempo".

Por teléfono, correo electrónico y en nuestra web del Colegio de Economistas de Pontevedra, se proporciona todo el auxilio que necesitan nuestros colegiados y en tiempo real, de libre acceso también para consumidores y usuarios. En la misma madrugada del domingo 29 de marzo al lunes 30, hemos puesto a disposición los Boletines Oficiales del Estado cuando se ha publicado e BOE en domingo. 

Realmente es encomiable la labor que desarrolla el Colegio de Economistas de Pontevedra con no pocas dificultades, siendo pieza clave el personal técnico del Colegio. Agradecimiento por tanto a todo el personal del Colegio de Economistas de Pontevedra por su gran trabajo y, de forma muy especial, agradecimiento a todos los profesionales sanitarios y de las distintas actividades esenciales y todos los voluntarios que con su labor desinteresada  facilitan que esta delicada situación sea más llevadera, gracias a todos".

Comentarios
"Una crisis como esta no nos coge preparados ni en Galicia ni en el resto del mundo"