En el marco del proyecto SMARTYards, se han desarollado seis prototipos a modo de demostradores que se están validando en los astilleros del consorcio

AIMEN participa en un proyecto europeo que desarrolla soluciones low cost para pequeños y medianos astilleros

AIMEN Centro Tecnológico participa, junto con el astillero gallego Francisco Cardama y otros 15 socios en el proyecto SMARTYards, que persigue mejorar un 20% la productividad de pequeños y medianos astilleros, gracias a la incorporación de tecnologías avanzadas.

AIMEN participa en un proyecto europeo que desarrolla soluciones low cost para pequeños y medianos astilleros
SONY DSC
Socios del proyecto SMARTYards.

Se trata de adaptar innovaciones que ya emplean grandes compañías pero que, por su elevado coste y la falta de personal cualificado, no son asumibles por astilleros de menor tamaño.Gracias a la incorporación de las tecnologías desarrolladas en esta iniciativa, pequeñas y medianas empresas del sector naval podrán reducir costes y plazos de entrega, mejorando su productividad y competitividad.

Soluciones low cost para afrontar los retos del sector

En el marco del proyecto, se han desarrollado seis prototipos a modo de demostradores que se están validando en los astilleros que participan en SMARTYards. Entre estas innovaciones destaca un taller-contenedor flotante, trabajo liderado por AIMEN, que consiste en la adaptación de un contenedor marítimo para su utilización como taller auxiliar. Esta solución permite el desplazamiento y el trabajo sobre el agua gracias a una estructura flotante de fácil manejo que se ha diseñado y construido para este proyecto. Gracias a ella, los astilleros podrán disponer de un taller portátil en el que llevar a cabo la fabricación o reparación de pequeñas piezas y componentes a pie del barco, de un modo más rápido, eficiente y seguro, al evitar los desplazamientos de operarios que habitualmente se producen entre la grada y el taller del astillero.

En el marco del proyecto también se han desarrollado dos herramientas para el diseño de buques: una dirigida al cálculo de parámetros como el peso o el contenido de trabajo en fases iniciales del diseño de un buque, y otra para facilitar el intercambio de datos entre diferentes. Gracias a estas soluciones, el proceso de diseño resulta más rápido y fiable que con los métodos actualmente empleados por los astilleros.

Otra de las soluciones que se han llevado a cabo, y que se está testando en el astillero gallego Francisco Cardama, es la construcción de una estructura fabricada con material composite, que puede ser utilizada tanto para alojar material en el astillero como para realizar en ella diferentes trabajos. Con este demostrador se busca la incorporación de materiales avanzados de alto valor añadido para la construcción naval.

Asimismo, se ha desarrollado el prototipo de una línea de fabricación robotizada de micropaneles low cost, tecnología que ya es utilizada por grandes astilleros pero que, por su elevada inversión, resultaba inaccesible económicamente para una empresa de pequeño y mediano tamaño.

Además, estos desarrollos técnicos van acompañados de nuevos modelos de negocio innovadores, una valoración productiva y medioambiental de los mismos y programas de formación a medida para transferir el conocimiento de las tecnologías desarrolladas. AIMEN es la encargada de coordinar el equipo de trabajo que está elaborando material didáctico y actividades de formación para asesorar a las empresas en la implantación de esta tecnología novedosa.

El proyecto SMARTYards, que finalizará en septiembre de 2016, tiene un presupuesto que supera los 3,7 millones de euros y cuenta con la financiación del VII Programa Marco de la Unión Europea. Entre los socios se encuentran empresas, centros de investigación y universidades de nueve países.

Comentarios
AIMEN participa en un proyecto europeo que desarrolla soluciones low cost para pequeños y medianos astilleros