RESULTADOS DEL PRIMER TRIMESTRE DE 2016

Abanca obtiene un BAI de 111 millones

Abanca ha obtenido en el primer trimestre de 2016 un beneficio antes de impuestos (BAI) de 111 millones de euros, lo que sitúa su rentabilidad en el 8,4%.

Abanca obtiene un BAI de 111 millones

Esta cifra se basa en la mejoría del resultado recurrente con clientes, que crece un 13,8% impulsado por la positiva evolución del margen comercial y la fortaleza de los ingresos por prestación de servicios, en especial los correspondientes a la comercialización de seguros, fondos y planes. El beneficio neto alcanzó los 77 millones.

La entidad se ha focalizado en compensar la reducción del Euríbor con una gestión rentable de su nuevo negocio. La nueva producción de crédito se concede a un tipo superior al de la cartera antigua, de manera que el margen comercial recurrente avanza un 18% interanual.

Al mismo tiempo, continúa mejorando la calidad de su cartera crediticia, que presenta niveles de reducción de morosidad y cobertura mejores que la media del mercado financiero español.

Incremento de la actividad con empresas y familias

La entidad bancaria gallega ha registrado tasas positivas en la evolución de las principales magnitudes de su negocio. Con el crédito a empresas y familias como principal prioridad, Abanca ha seguido incrementando de manera muy importante su volumen financiado, que en los primeros tres meses del año ha alcanzado los 2.812 millones de euros, un 56% más que en marzo de 2015.

El crédito a clientes en situación normal se ha situado en 25.090 millones de euros, lo que supone un incremento de 1.408 millones de euros, un 5,9% más en términos interanuales. Los depósitos de clientes minoristas se han situado en 29.205 millones de euros. Los saldos a la vista, que han crecido un 17%, han presentado un comportamiento especialmente positivo.

Crecimiento del margen comercial recurrente

El volumen y mix de las nuevas formalizaciones del primer trimestre han ejercido un efecto positivo sobre el margen comercial. La nueva producción ha presentado un diferencial de precios 58 puntos básicos por encima de media de la cartera. En importe este margen ha crecido un 17,7% hasta situarse en 96 millones de euros.

A pesar del alto ritmo de la actividad comercial, los gastos de explotación de la entidad se han reducido en un 3,8%, con caídas tanto de los gastos de personal como de los de administración.

Diversificación de las fuentes de rentabilidad

Abanca ha seguido avanzando en la estrategia de optimización de sus palancas de rentabilidad a través del impulso a la comercialización de productos de valor añadido. Por un lado, los recursos gestionados fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro) han crecido un 10,8%, hasta situarse en 4.301 millones de euros. Destaca el buen comportamiento de la comercialización de fondos de inversión, cuyos ingresos han crecido un 20%. Por otro lado, las ventas de seguros de vida y generales se han incrementado en un 32%.

El crecimiento de las ventas de productos de valor, dentro de la estrategia de comisiones basada en sus clientes vinculados, ha permitido que las comisiones netas crezcan un 5,2% interanual.

Mejora de la calidad de la cartera, solvencia y liquidez

La tasa de morosidad ha continuado su descenso, quedando situada en el 8,24%, con un 25% menos de saldos morosos que en marzo de 2015. Esta reducción es superior a la experimentada por el conjunto del sector.

Los niveles de cobertura del riesgo de Abanca se sitúan entre los más elevados de las entidades españolas: la cobertura de créditos morosos es del 60,8%, mientras que la de activos adjudicados, cuyo peso se mantiene en el 1% del balance, se sitúa en el 56%.

En materia de solvencia, Abanca ha incrementado en 5 puntos básicos su ratio de capital en el primer trimestre. De este modo, se mantiene como una de las entidades más capitalizadas de España, con un ratio del 14,8%. Este ratio de capital le proporciona una holgura de 1.259 millones en relación con los requerimientos del Banco Central Europeo. El banco dispone de 11.325 millones en activos líquidos y capacidad de emisión. La entidad cumple holgadamente los requisitos de liquidez a corto y largo plazo fijados para 2018 por el BCE. Su ratio de liquidez inmediata LCR es del 312%, frente a un requerimiento del 100% para 2018.

La sostenibilidad futura de la entidad se ve reforzada además por el ratio crédito/depósitos minoristas, situado en el 91%: la entidad financia el crédito que concede con su captación de depósitos, en detrimento de otras fuentes de financiación.

Comentarios
Abanca obtiene un BAI de 111 millones