Lo transforma en biofertilizante para el suelo de sus viñedos

Terras Gauda cierra el ciclo de la viña valorizando el bagazo

Terras Gauda afronta dos retos en su estrategia de innovación: preservar su legado vitivinícola y mejorar en sostenibilidad. La viticultura regenerativa es la nueva apuesta de la bodega con un proyecto de economía circular que tiene como fin producir biofertilizante de alta calidad para el viñedo a partir del bagazo.
Terras Gauda cierra el ciclo de la viña valorizando el bagazo
El presidente de Terras Gauda, José María Fonseca, el director enológico, Emilio Rodríguez, y el catedrático Jorge Domínguez, supervisan el proceso de vermicompostaje.
El presidente de Terras Gauda, José María Fonseca, el director enológico, Emilio Rodríguez, y el catedrático Jorge Domínguez, supervisan el proceso de vermicompostaje.

Para aprovechar el bagazo de la uva, Terras Gauda cuenta con un innovador vermireactor, diseñado y desarrollado en exclusiva para la bodega, que procesa in situ este subproducto de la vinificación transformándolo en vermicompost con propiedades bioestimulantes, biofertilizantes y bioplaguicidas. Al aplicarlo en el viñedo proporciona un amplio abanico de efectos beneficiosos al sistema suelo - planta. Esto es debido a su elevado contenido en nutrientes, fácilmente asimilables por las cepas, su alta capacidad de retención de agua y la comunidad microbiana que genera.

“Hemos subido un escalón más en nuestro empeño por conseguir una mayor sostenibilidad medioambiental en el viñedo, interactuando con el entorno de forma ética y responsable, abordando la conservación, regeneración y respeto de la biodiversidad”, explica el director enológico, Emilio Rodríguez Canas, que ha trabajado con el catedrático de Zoología de la Universidad de Vigo, Jorge Domínguez Martín, considerado un referente internacional en vermicompostaje y ecología del suelo.

Desde que hace poco más de un año, Terras Gauda activó su propio modelo de vermireactor, ha valorizado más de 50 toneladas de bagazo mediante un proceso conocido como biooxidación, en el que las lombrices de tierra interactúan de forma intensa con los microorganismos de este subproducto de la vinificación, que da como resultado el biofertilizante de gran calidad.

La bodega ya había comprobado con el proyecto de investigación VITALVER los beneficios de la utilización del vermicompost en el viñedo, la vid y el vino. Ahora lo ha incorporado tanto en forma sólida como líquida y el equipo técnico está observando una respuesta muy positiva en los viñedos.

 

Internacionalización

Esta apuesta pionera por la investigación ha sido determinante para su posicionamiento tanto a nivel nacional como en los cerca de 70 mercados internacionales en los que está presente el Grupo Terras Gauda, con Estados Unidos, Reino Unido, Noruega y China a la cabeza en exportaciones.

Afianzado en cuatro de las zonas vitivinícolas nacionales de referencia con proyección en el exterior, comercializa 2,5 millones de botellas de vino.

Comentarios
Terras Gauda cierra el ciclo de la viña valorizando el bagazo