Las operadoras optimizan su red y servicios en el territorio gallego

R prosigue su despliegue de fibra en A Mariña y Orange en el casco histórico de Santiago

Las operadoras de telecomunicaciones siguen mejorando las redes de fibra óptica en Galicia. R acaba de ampliar la capacidad de su red en siete municipios de A Mariña mientras que Orange habilita su red para el 60% de las viviendas del casco antiguo de Santiago.
R prosigue su despliegue de fibra en A Mariña y Orange en el casco histórico de Santiago
Local comercial rehabilitado no casco histórico de Santiago.
Local comercial rehabilitado no casco histórico de Santiago.

La compañía gallega R ha ampliado la capacidad de su red en siete ayuntamientos de A Mariña lucense, los de Barreiros, Burela, Cervo, Foz, Ribadeo, Viveiro y Xove, lo que le permitirá ofrecer más y mejores servicios a cerca de 29.000 hogares de estas localidades.

El operador gallego ha estado trabajando en los últimos meses en la ampliación y mejora de su red, instalando nuevos equipos que dan servicio a estas áreas, para dotar a la infraestructura de R de mayor capacidad y fortaleza, y responder al aumento de tráfico en Internet y en otros servicios de telecomunicaciones que se viene produciendo desde el inicio de la pandemia hace ya un año. Con este refuerzo sustancial de la red, el operador gallego la deja preparada de cara a nuevos aumentos del consumo de internet, TV y telefonía que puedan producirse de ahora en adelante.

Estos trabajos forman parte de la inversión desarrollada por R en los últimos años para optimizar la cobertura de sus servicios en el territorio gallego, objetivo que este último año ha tenido máxima prioridad ante las crecientes necesidades el uso de las redes. Esa ingente demanda ha llevado al operador gallego a realizar una inversión de casi 4,6 millones de euros para ampliar y reforzar las capacidades de su red de fibra en la comunidad gallega.

Al tiempo, estas actuaciones se complementan con los despliegues de tecnología FTTH en “zonas blancas” de Galicia (las que no han disfrutado nunca de servicios de alta velocidad), en el marco de los planes Avanza del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de los que R resultó adjudicataria en los últimos años.

Acceso a la fibra óptica de Orange en Santiago

Por otra parte, el operador Orange ha abierto el alta del servicio de fibra óptica para el 60% de los inmuebles situados dentro de la zona histórica de Santiago de Compostela. Este conjunto de viviendas y negocios –unos 2.000 - dispone ya de acceso a las comunicaciones fijas más avanzadas del mercado.

En otros 1.500 hogares de la almendra central de Compostela, aproximadamente, ya se han desarrollado los trabajos de despliegue de la red, encontrándose en fase de pruebas.

De esta forma, entra en funcionamiento la fase final del proyecto anunciado en el verano de 2020 por parte del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, Orange, la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) y la dirección xeral de Patrimonio de la Consellería de Educación, Cultura e Universidade. Desde entonces, se han llevado los trabajos oportunos para dotar de la mejor infraestructura fija de telecomunicaciones a los inmuebles del conjunto histórico, con una inversión por parte de Orange de 2,4 millones de euros. Dicho plan de despliegue se ha llevado a cabo utilizando cajas de bajo impacto visual en las fachadas y las canalizaciones existentes, para respetar el patrimonio histórico santiagués.

Esta iniciativa ratifica, además, el compromiso de Orange con el desarrollo socioeconómico de la ciudad de Santiago, donde ha invertido cerca de 14 millones de euros en los últimos años para hacer llegar a sus habitantes las mejores infraestructuras fijas y móviles.

Comentarios
R prosigue su despliegue de fibra en A Mariña y Orange en el casco histórico de Santiago