La compañía ha obtenido la patente europea para su estropajo ecológico

Una empresa pontevedresa fabrica estropajos ecológicos a partir de luffa

Una de las empresas participantes en el programa Agrobiotech, Ibérica de Esponjas Vegetales, dedicada al cultivo y transformación de luffa para la fabricación de esponjas y estropajos ecológicos, acaba de conseguir la patente europea.

Una empresa pontevedresa fabrica estropajos ecológicos a partir de luffa
Juan Carlos Mascatto, director técnico de Ibérica de Esponjas Vegetales, con un ejemplar de luffa.
Juan Carlos Mascatto, director técnico de Ibérica de Esponjas Vegetales, con un ejemplar de luffa.

Ibérica de Esponjas Vegetales es una empresa agroforestal gallega pionera en el cultivo de luffa para la fabricación de esponjas vegetales de uso cosmético y estropajs de cocina ecológicos. Con sede en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis, es la principal empresa europea dedicada al cultivo y procesado de esta especie vegetal. Fruto de años de investigación, consiguieron una variante genética propia y, como resultado, una fibra vegetal de muy alta calidad. En la actualidad disponen de la patente en China y Canadá y acaban de conseguir la de la Unión Europea. Están pendientes además de la concesión de la patente en los Estados Unidos.

"A maioría de esponxas e estropallos están feitos con materiais sintéticos. Co uso, vanse desgastando e rompendo en anacos que pasan polo desaugadoiro e convértense en microplásticos que acaban no mar. Por iso pensamos en obter fibras vexetais para a substitución dos plásticos nestes produtos", indica el director técnico de Ibérica de Esponjas Vegetales, Juan Carlos Mascato. La luffa es un vegetal cuyo fruto es muy similar al calabacín y su pulpa interna se va deshidratando y transformándose en fibra. Una vez madurado, se cosecha, se pela, se quitan las semillas y se deja secar. Así se extraen las fibras, que luego se tratan con agua termal a 43 ºC.

Mascato señala que empezaron con esponjas de baño y con el tiempo fueron dando forma a más productos. "Decatámonos de que un dos produtos co que máis podemos axudar ao medio é o estropallo de cociña ecolóxico e compostable, un elemento de elevado consumo e necesario en cada fogar. Tras case dous anos de ensaio erro, atopamos a fórmula para o estropallo perfecto. O resultado era tan bo e prometedor que tiñamos que garantir a súa protección e o seu ADN galego, tiñamos que patentalo", explica.

Paso por el programa Agrobiotech

La empresa pontevedresa fue seleccionada para participar en el programa Agrobiotech, promovido de manera conjunta por el Parque Tecnológico de Galicia y la Xunta de Galicia, destinado a incrementar el nivel de excelencia de las pymes innovadoras gallegas de los sectores de la agroalimentación, la biomasa y la biotecnología. Así, este programa fue definitivo para impulsar lo despegue de la empresa, incrementando su potencial innovador y favoreciendo el desarrollo de nuevos productos, al tiempo que los ayudó en el proceso de obtención de la patente europea, que comenzó en 2019. “Sen este apoio non estariamos onde estamos hoxe porque os custos de todo o proceso son moi elevados e sería imposible facerlles fronte", destaca el director técnico. Gracias a estas patentes tienen el monopolio del estropajo ecológico compostable, siendo los únicos que lo pueden fabricar en la Unión Europea, Canadá y China.

El hecho de contar con una variante genética propia les permite obtener distintas intensidades de fibra, llegando a conseguir una fibra muy blanda, específica para pieles sensibles o con algún tipo de enfermedad cutánea, producida de manera totalmente artesanal. Por otro lado, consiguieron una planta muy productiva, de grano tamaño, que el próximo año podrán producir por primera vez en serie.

En expansión

La empresa está ampliando sus instalaciones con una nueva nave de 1.200 metros cuadrados que esperan que pueda estar en funcionamiento a mediados de 2022 para poder dar respuesta a sus clientes, que están repartidos por los cinco continentes, con el que prevén incrementar entre 50 y 100 los puestos de trabajo. Además, están ensayando cultivos alrededor del mundo, desde América del Sur a África central. "Despois de moitas probas coa nosa variante xenética, os resultados están a ser moi positivos na maioría dos casos, recalculando os protocolos de cultivo por esixencias climáticas en cada país", aseguran desde la compañía gallega.

En la actualidad Ibérica de Esponjas Vegetales tiene plantaciones, además de en Galicia, en Portugal, Colombia y Egipto, y estudian establecerse también en los Estados Unidos en 2022. Se trata de explotaciones 100% sostenibles, en las que no emplean ningún tipo de producto químico o que produzca residuos tóxicos.

 

Comentarios
Una empresa pontevedresa fabrica estropajos ecológicos a partir de luffa