El año pasado representaron el 5,51 % del total, mientras hace una década suponían el 7 %

Los puertos gallegos pierden peso dentro del sistema portuario español

Un informe del Foro de Entorno Socioeconómico del Círculo de Empresarios de Galicia alerta de la pérdida de peso de los cinco puertos gallegos de interés general dentro del sistema portuario español, cuyos tráficos han pasado de suponer el 7 % del total al 5,51 % en una década.
Los puertos gallegos pierden peso dentro del sistema portuario español
Vehículos en la terminal de Bouzas del Puerto de Vigo.
Vehículos en la terminal de Bouzas del Puerto de Vigo.

Esta pérdida de peso ha sido progresiva y evidencia la necesidad de un mayor esfuerzo inversor para garantizar la competitividad y futuro de los cinco puertos gallegos: A Coruña, Ferrol-San Cibrao, Marín-Ría de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa, reclaman desde el Foro de Entorno Socioeconómico del Círculo de Empresarios de Galicia. Obviando inicialmente el ejercicio de 2020, durante el que solo dos puertos de interés general (Vigo y Bahía de Cádiz) registraron datos positivos, lo cierto es que el crecimiento de los puertos gallegos en esta década ha estado muy por debajo del incremento medio de Puertos del Estado. Así, mientras que el sistema portuario gallego de interés general registró entre 2010 y 2019 un aumento del 10,04 % en su tráfico, la media de los Puertos del Estado triplica ese porcentaje.

Los cinco puertos gallegos cerraron 2020 con un tráfico total de 28.431.411 toneladas, pasando a representar tan solo el 5,51 % del tráfico registrado en el conjunto de Puertos del Estado. Tal y como cabía esperar, las cifras de 2020 no han sido positivas. En su conjunto, el movimiento registrado por las Autoridades Portuarias integradas en Puerto del Estado cayó un 8,65 %. Tan solo dos puertos de interés general se salvan de los porcentajes negativos: Vigo, que aumentó un 2,45 %, y Bahía de Cádiz un 0,13 %.

En el caso de los cinco puertos gallegos, apunta el informe del Foro de Entorno Socioeconómico del Círculo, los datos del año pasado pueden estar indicando ya algunas de las carencias que explicarían la pérdida de peso en el cómputo español, así como las limitaciones al crecimiento que pueden estar padeciendo algunos de nuestros puertos. Una situación más evidente si se desglosa el tipo de tráficos.

Pese a las cifras negativas, la creación de los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol permiten albergar esperanzas sobre su potencial de crecimiento, que deberá ir acompañado de adecuadas políticas de promoción. No sucede lo mismo, sin embargo, con los puertos del sur de Galicia, que podrían verse constreñidos, a medio y largo plazo, por la limitación de sus espacios y por la carencia de infraestructuras ferroviarias, alertan desde el Foro.

De hecho, el caso más significativo es el de Ferrol que, pese a ver reducido el volumen de su principal tráfico (graneles sólidos, mayoritariamente carbón de Endesa de As Pontes), ha visto incrementar sustancialmente el de graneles líquidos y obtenido resultados muy satisfactorios en su terminal de contenedores, que ha pasado de una media mensual de 7.000 toneladas entre enero y abril de 2020 a más de 12.000 en los meses siguientes. Infraestructuras ferroviarias El puerto exterior de Ferrol será, además, el primer puerto gallego en disponer de conexión ferroviaria, ya en construcción. Los Presupuestos Generales del Estado de este año prevén una partida específica para este fin de 29,5 millones de euros.

Limitaciones del Puerto de Vigo

El estudio elaborado por el Círculo de Empresarios advierte de la situación del puerto de Vigo, que suma a la carencia de infraestructuras ferroviarias el constreñimiento del espacio portuario, con una línea de atraque de 700 metros en Guixar y capacidad solo para dos grandes buques en Bouzas, con lo que, según fuentes del sector, el puerto vigués podría estar rozando la saturación y, con ello, ver comprometido su potencial de crecimiento.

Los Presupuestos Generales del estado contemplan además una partida de 67,9 millones de euros para el Corredor Atlántico, una demanda empresarial en Galicia que ya ha cumplido diez años y vital para el futuro de la actividad portuaria en nuestra comunidad. Se desconoce, sin embargo, como se conectarán al Corredor los puertos de A Coruña y Vigo. Para el primero, los PGE contemplan una escueta remesa abierta de 1.000 euros. En el caso de Vigo, no existe partida alguna para conectar su puerto con el tren, y solo 200.000 euros para la salida sur, añaden desde el Foro de Entorno Socioeconómico.

Cabe recordar que la Autoridad Portuaria de Vigo contemplaba en su plan estratégico la conexión entre Bouzas y la salida sur, sobre la que se posicionó en su día el Círculo de Empresarios de Galicia que daría respuesta a las necesidades de la industria del sur de Galicia y, junto con el incremento de las líneas de atraque, garantizaría la competitividad y mantenimiento de la actividad de uno de los principales pulmones económicos de Galicia.

Comentarios
Los puertos gallegos pierden peso dentro del sistema portuario español